Servicios‎ > ‎

Préstamo a los alumnos

¿Qué documentos se pueden retirar en préstamo?
Se pueden retirar de la biblioteca aquellos documentos (impresos, audiovisuales, soportes informáticos) que no estén excluidos de préstamo. Los materiales que no se prestan suelen estar señalizados al efecto o se informa de esta circunstancia en el catálogo de la biblioteca; suele tratarse de obras de consulta, libros raros, parte del fondo antiguo, algunos materiales audiovisuales u otras obras que por diversas circunstancias solamente se pueden consultar en los locales de la biblioteca.

Es deber del usuario cuidar los documentos que se retiran en préstamo o que se consultan en sala, para garantizar su conservación; aconsejamos advertir al personal de la biblioteca de cualquier desperfecto observado.
 
¿Qué se necesita para sacar documentos en préstamo?
Los alumnos que deseen retirar documentos en préstamo presentarán el carné de la UNED vigente; si no disponen del carné, podrán presentar cualquier documento acreditativo de estar matriculados, junto a su documento de identidad. Los usuarios dispondrán de un número personal que les permitirá hacer gestiones a través de Internet, como renovar los préstamos o consultar la ficha de usuario.
 
El carné de alumno agiliza notablemente el préstamo mediante el lector de códigos de barras, y por lo tanto es obligado presentarlo si se dispone de él a la hora de retirar materiales de la biblioteca.
 
¿Cuántos documentos se pueden tener y durante cuánto tiempo?
Se pueden retirar tres documentos en préstamo. La duración habitual del préstamo es de dos semanas, salvo en el caso de materiales reservados por otros usuarios en el momento de su préstamo: en esos casos se optará por préstamos de una semana.

También se puede optar por prestar una semana aquellas obras de carácter básico cuya publicación se demore más de lo habitual, en tanto se estabilice su demanda.

¿Se puede prorrogar el plazo del préstamo?
Las renovaciones son posibles si no existen reservas de los títulos que tengamos en préstamo. Se puede renovar por Internet (a través del catálogo) siempre que sea la primera renovación, o por teléfono si no es posible la renovación por Internet; recomendamos no esperar al último día si hay circunstancias que imposibiliten la devolución de los documentos en el día en el que se intenta la renovación.
 
No se puede renovar los materiales prestados si se ha producido un retraso en la devolución de los mismos.
 
¿Cómo saber la fecha de devolución de un libro?
Si hemos retirado el libro en préstamo tendremos un papel con el recordatorio de la fecha; si hemos extraviado este recordatorio, entraremos en el catálogo y nos identificaremos con nuestro número de usuario y nuestro PIN. Entonces entraremos en "Préstamos" y pincharemos sobre "Consultar ficha de usuario"; en esta pantalla se nos informa de la fecha de devolución o de nuestra situación en el caso de que hayamos realizado alguna reserva.

Si no tenemos libros en préstamo, no es necesario que nos identifiquemos al consultar el catálogo; bastará con efectuar una búsqueda y ver los detalles de las copias disponibles al pie de la ficha de un documento. Hay que tener en cuenta que, aunque sepamos la fecha de devolución de un documentos a través de su ficha, existe la posibilidad de que ese documento tenga reservas y en ese caso no quede disponible realmente en la fecha de devolución.

Devoluciones

Se deben devolver los documentos dentro del plazo establecido. No es necesario identificarse a la hora de devolverlos ya que el sistema identifica a los usuarios a través de los datos del préstamo. Se puede recurrir a terceras personas a la hora de efectuar la devolución.

¿Se pueden hacer reservas?

Se puede hacer reserva de un documento si está prestado. Cada estudiante puede reservar un máximo de dos documentos.

Hacer una reserva compromete a los usuarios a interesarse por el material reservado; si por cualquier circunstancia dejan de estar interesados deben comunicarlo a la biblioteca para que se anule la reserva; de otra forma, estarían alterando gravemente el control de las reservas y otros usuarios se verían perjudicados al verse obligados a la devolución o al no poder retirar esos mismos títulos de la biblioteca.

Los documentos reservados permanecerán apartados un plazo no superior al de una semana; pasado este plazo se pondrán a disposición de otros usuarios interesados. Si las circunstancias lo permiten, se puede alterar el orden de asignación de las reservas para agilizar su funcionamiento (esto se hará si existe la certeza de que nadie reclamará esos documentos mientras son utilizados).

No se puede hacer reservas de documentos que estén disponibles para el préstamo en la biblioteca; tienen la posibilidad de ponerse en contacto telefónico con la biblioteca si van a desplazarse a propósito y desean asegurarse de que nadie retire en préstamo dichos documentos; por favor, hagan esta llamada el mismo día en que vayan a visitar la biblioteca, no es posible retirar más de un día los documentos de la circulación.

No se pueden hacer reservas de libros que aún no están en el fondo de la biblioteca o no han sido publicados.

Incumplimiento de las normas de préstamo
Entregar los documentos con deterioros que vayan más allá del desgaste por el uso normal  de los mismos implica la restitución de dos ejemplares de los materiales deteriorados.

El retraso en la entrega tiene penalizaciones proporcionales al número de días de demora; la reincidencia en estas demoras será objeto de sanciones mayores.

Si el usuario recibe un número determinado de reclamaciones sobre el mismo documento, o si excede un determinado número de reclamaciones durante un Curso, la sanción podrá llegar a los doce meses o a la retirada definitiva del derecho al préstamo.

El personal de la biblioteca podrá proponer a la Dirección del Centro sanciones extraordinarias por faltas graves o por faltas que hayan comportado un alto perjuicio a otros usuarios tanto en el uso del servicio de préstamo como en el de las propias instalaciones de la biblioteca.

Una vez comunicada una sanción, solo cabe recurrir a la Dirección de Centro; el personal de la biblioteca no está facultado para su levantamiento.
Comments