La búsqueda y selección de información

Una de las situaciones en las que el alumnado se enfrenta a la lectura es la búsqueda y selección de información, y, actualmente, ese espacio acotado y fiable que ha sido siempre la biblioteca escolar ha dado paso a una enorme biblioteca virtual donde esa búsqueda se desarrolla con dificultades y sin suficientes orientaciones para no naufragar en el intento.
En este contexto, la búsqueda de información ha pasado de ser un problema por la dificultad de encontrarla, a serlo justo por lo contrario, por el exceso de información. La "infoxicación", como se ha denominado a este fenómeno es, según Cornella "la intoxicación de información". El acceso a la información es muy fácil, a un click, pero por ende muy difícil de discriminar y gestionar.

.



Si esto es un problema para los adultos, pensemos que puede suponer para el alumnado que estando muy acostumbrado a moverse en entornos digitales, no tiene sin embargo desarrolladas las competencias para una búsqueda y selección de información eficaz. Es responsabilidad de la escuela también desarrollar estas competencias en el aula. ¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestro alumnado en esta tarea?



LA BÚSQUEDA DE INFORMACIÓN
    • Al principio (y más en el caso de los más pequeños) ofrecerles pocas fuentes (pero siempre más de una) y bien seleccionadas.
    • Poco a poco, para que el propio alumnado vaya desarrollando esas habilidades, trabajar la búsqueda de manera explícita:
      • hacer actividades con los buscadores: optimizar las búsquedas (objetivos claros, búsqueda avanzada, opciones de búsqueda, trucos, estrategias...). En las páginas de Ayuda de búsqueda web de Google y Búsqueda web de Google podéis encontrar información sobre ello.
      • trabajar la navegación dentro de una página web (estructura de la página, qué información puedo encontrar, cómo está organizada, dónde se sitúa la información más interesante, etc.)
    • LA SELECCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA INFORMACIÓN
La selección de la información es difícil para el alumnado, incluso cuando trabaja con fuentes analógicas y bien delimitadas. Qué no será cuando se encuentra ante una página de búsqueda en Google, por ejemplo. En este caso, además de trabajar, como en cualquier situación de lectura, los diferentes procesos lectores, debemos hacer un trabajo específico para que el alumnado pueda discriminar cuáles de esas fuentes pueden ser adecuadas para su objetivo.
    • Ofrecerles criterios e instrumentos para discriminar las páginas (fiabilidad, selección de contenidos, actualidad, navegabilidad, legibilidad, adecuación al destinatario).
    • Hacer actividades en clase para analizar diferentes páginas aplicando esos criterios y seleccionar las más adecuadas (lectura crítica).

ALGUNOS RECURSOS DE INTERÉS
Existen en la red ejemplos de este tipo de actividades -las webquest o las cazas del tesoro, por ejemplo, pueden ser actividades muy rentables para trabajar estos procesos-, pero podemos encontrar también otro tipo e actividades o materiales adecuados para ello. Aquí os dejamos algunas referencias:
  • Buscadores especializados

 
http://www.iseek.com/iseek/home.page
 
https://duckduckgo.com/
 
http://www.sweetsearch.com/


Para saber más: documentos dirigidos a los docentes.

TAREA

En esta actividad vamos a hacer una búsqueda de información en internet sobre un tema que nos interese:



ĉ
Bloggeando Irmadel,
14 mar. 2017 11:01
ĉ
Bloggeando Irmadel,
14 mar. 2017 11:01
ĉ
Bloggeando Irmadel,
14 mar. 2017 11:02
Comments