Biblioteca en Peligro :: Historia

 

 

 

Conozco la Biblioteca Municipal de Ario de Rosales prácticamente desde que nací. Ahí pasé muchos veranos leyendo sus libros y viendo cómo el interés de los niños y jóvenes de esa ciudad iban modificándose hasta que la Biblioteca pasó de ser un punto de reunión de estudiantes y maestros, a una molestia más para las autoridades municipales.

Lo triste es que no sólo yo, sino también sus usuarios, se volvieron apáticos y conformistas ante la decadencia y falta de presupuesto para tan importante lugar. 

Los esfuerzos de quienes laboran ahí (particularmente de su bibliotecaria, Nina Marroquín) han sido lo único que mantenido en funcionamiento la Biblioteca Municipal. Su labor educativa ha sido titánica y son varias generaciones las que reconocen el tremendo esfuerzo que se lleva a cabo en la Biblioteca a pesar de las adversidades municipales, cambios de gobierno y recortes presupuestales.

 

Biblioteca en Peligro nace en Enero del 2006 debido a las lamentables condiciones en las que encuentro a la Biblioteca Municipal durante mi última visita. Las fotos son más descriptivas que lo que yo pudiera ser: escritorios en mal estado, falta de material bibliográfico, muros caídos y sillas rotas son algunas de las señales de lo mucho que necesita de nuestra ayuda la biblioteca.

 

Sé que ustedes no la conocen. Sé también que existen mil y un proyectos a los que podrían dedicar su atención. 

Sin embargo, ayudar a una biblioteca es ayudar a la comunidad que nace alrededor de ella, es ayudar a sus niños y jóvenes que ven en ella no sólo una necesidad escolar sino un complemento a su formación personal. En el verano, la Biblioteca se convierte en la única opción de Cursos de Verano en toda la comunidad y eso se nota en los cuadernos para dibujar que han sido iluminados hasta el cansancio por decenas de manos que sostienen gastados lápices de colores.

 

No deseo alargar más mi rollo. Ése es el por qué de este proyecto que se resume en el siguiente concepto: al afectar los puntos neurálgicos de una comunidad se crea una onda de choque que genera cambios drásticos en la comunidad. Creo firmemente que ayudar a una biblioteca genera un efecto multiplicador del que todos terminamos siendo beneficiarios. Échenme la mano y veámoslo juntos.

 

Salvador Leal