Bibliolandia‎ > ‎

Lectura en parejas

Después de conocer la experiencia del CEIP 'San Jorge' de Herrera de los Navarros (Zaragoza) probamos a utilizar la lectura por parejas para mejorar la competencia lectora en el alumnado de Primaria. Para ello hemos contado con el asesoramiento de Jorge Buera, asesor del CPR de La Almunia, que nos dio a conocer la experiencia de CEIP 'Parque Europa' de Utebo (Zaragoza) y los trabajos del Grupo de Investigación sobre Aprendizaje entre Iguales (GRAI).

Tras una primera experiencia, que resultó muy positiva tanto para el alumnado como para el profesorado, se decidió darle continuidad como proyecto de centro ampliando el período de realización durante el curso. Para ello, durante el Primer Trimestre se realiza la lectura tutorizada por el docente con la técnica propuesta y durante el Segundo y Tercer Trimestre la lectura es tutorizada entre iguales.

Al parecer, Lectura en parejas, es una práctica escolar escocesa que David Duran Gisbert, coordinador del Grupo de Aprendizaje entre iguales del ICE de la UAB y autor de Leemos en pareja, ha recogido y experimentado para mejorar las competencias básicas de los alumnos y a la vez disponer de recursos eficaces para responder a la diversidad de necesidades del alumnado aprovechando la capacidad que tienen los alumnos de actuar como mediadores, de aprender unos de los otros ofreciéndose ayudas pedagógicas.

Así, según David Duran (ver archivo adjunto Read On), se propone la tutoría entre iguales como un método de aprendizaje cooperativo basado en la creación de parejas de alumnos, con una relación asimétrica (derivada de la adopción del rol de tutor y del rol de tutorado), con un objetivo común, conocido y compartido (como por ejemplo la adquisición de una competencia curricular), que se alcanza a través de un marco de relación planificado por el docente.

Los objetivos de Lectura por parejas como programa de lectura son:
  • Mejorar la competencia lectora, tanto del alumno tutor como del tutorado.
  • Estimular la motivación y el placer por la lectura.
  • Incrementar la confianza y autoestima de los alumnos, en tanto que lectores.
  • Desarrollar las competencias sociales y de cooperación.
  • Promover la implicación del alumnado en la mejora escolar de sus compañeros.
Leemos Juntos - Aprendemos Juntos
CEIP 'San Jorge' - Herrera de los Navarros (Zaragoza)



Lectura por parejas
Adaptado de artículo Read On

Lectura por parejas es un programa para la mejora de la competencia lectora de los alumnos a través de la tutoría entre iguales estructurada a partir del método Leer en pareja que se extiende durante dos trimestres meses a razón de una sesión semanal de 30 minutos.

Para ello organizamos la lectura en pareja entre alumnos de distintas edades que siguen el procedimiento sintetizado en el siguiente esquema (Read On: un programa de tutoría entre iguales / D. Durán y S. Blanch) con el objetivo de estructurar la interacción entre tutor y tutorado con el fin de mejorar la competencia lectora.

Paired Reading

En esta estructura interactiva, ambos alumnos empiezan leyendo juntos, hasta que el tutorado a través de un pequeño gesto, previamente convenido, marca al tutor la voluntad de leer solo. Cuando comete un error, el tutor lo señala y, si por él mismo encuentra la respuesta, sigue leyendo solo. Si necesita la corrección del tutor, empiezan de nuevo a leer juntos. El tutor debe elogiar la lectura correcta de su compañero y, al final de la lectura, fomentar un diálogo sobre la comprensión del texto para evitar que los alumnos inmersos en la descodificación presten poca atención a la comprensión de su significado.

La opción por un formato de tutoría entre alumnos de distintas edades se justifica para garantizar la suficiente distancia en el nivel de habilidad lectora dentro de la pareja, siempre dentro de un marco de tres años de diferencia que se considera el máximo para que el tutor puede también aprender a través de su asistencia al tutorado.

Una vez determinado el nivel de habilidades de los alumnos en referencia a su capacidad lectora, éstos se ordenan según su grado de competencia y se crean las parejas, de forma que el tutor más competente se empareja con el tutorado más competente y así sucesivamente hasta finalizar la lista. Señalar que antes de crear las parejas en el Segundo Trimestre, el alumnado practica en el aula el método Leer en pareja con el tutor durante el Primer Trimestre para familiarizarlos con los fines del programa y con el uso de los métodos de lectura y comprensión en pareja.

Organizadas las parejas de alumnos, tutor y tutorado deben negociar y acordar los libros de lectura que utilizarán. En nuestro caso, estos últimos años (2010-2012) hemos utilizado las colecciones Lecturas de ida y vuelta en préstamo de la FGSR organizados en dos niveles de dificultad y puestos a disposición del alumnado para ofrecer la máxima variedad de lecturas. Debe tenerse en cuenta que algunos libros, de escasa dificultad, son leídos en pocos minutos y las parejas se acercan libremente al rincón literario para su intercambio. En nuestro caso, los alumnos escogen los textos bajo dos criterios: los intereses personales y el nivel de dificultad que presenta la lectura.

Respecto al grado de dificultad de la lectura, se sugiere que el texto tenga una dificultad ligeramente superior a la habilidad del tutorado, pero inferior a la del tutor. El test de los cinco dedos es un método simple que ayuda a determinar la dificultad del libro: el tutor pone la mano sobre el texto y debe conocer el significado de las palabras que quedan bajo sus dedos. Si después de repetir la operación dos o tres veces, el resultado es satisfactorio, se supone que el nivel es adecuado a su conocimiento.

Por otra parte, el programa hace mención especial a la importancia de reforzar frecuentemente la lectura del tutorado, tanto a nivel verbal como no verbal, a lo largo de la sesión; por lo que debemos promover que el tutor ofrezca estos refuerzos cuando el tutorado haya leído palabras complejas sin equivocarse, cuando haya superado párrafos largos sin errores o cuando sea capaz de detectar un error de lectura por él mismo sin ayuda del tutor. No debemos olvidar que aprender a dar y a recibir elogios es una parte importante de la tutoría entre iguales, de tal manera que se les proporciona a los participantes un diccionario de elogios para fomentar distintas maneras de dar refuerzos.

Al final de cada párrafo largo o sección del texto, el tutor debe promover un periodo de discusión donde ambos alumnos comentan el contenido de la lectura, aclaren posibles dudas o formulen hipótesis con la finalidad de asegurar que el tutorado vaya comprendiendo el significado del texto. De todas formas, no cabe duda de que la habilidad del tutor para abrir estas reflexiones sobre el contenido, en los momentos oportunos y sin que repercuta en una fragmentación excesiva del contenido que pueda entorpecer su comprensión global, debe ser aprendida y constituye seguramente uno de los mayores retos del papel mediador del tutor.

Respecto a la evaluación, deberíamos comentar en clase la marcha de las sesiones para que los alumnos comentaran los problemas surgidos y cómo resolverlos. Asimismo, las parejas, al finalizar la sesión, deberían dedicar un tiempo a la autoevaluación para reflexionar sobre sus progresos, lo que les permitirá conocerse mejor en y a decidir sobre formas de ajuste de las actuaciones y ayudas en las siguientes sesiones.
Ċ
Colegio de Alpartir 'Ramón y Cajal',
4 feb. 2012 9:19
Ċ
Colegio de Alpartir 'Ramón y Cajal',
4 feb. 2012 9:20
Ċ
ReadOn.pdf
(155k)
Colegio de Alpartir 'Ramón y Cajal',
4 feb. 2012 9:18
Comments