PAREJAS CON HISTORIA

 

El amor a lo largo de la historia NO ha sido muy significativo, porque no sólo se han juntado parejas por amor, sino que muchas lo han hecho por ambición, por conveniencia o por asuntos políticos.

Hemos escogido dos parejas de la historia, cada una de ellas por motivos distintos.

 

Cleopatra y Marco Antonio

El primer matrimonio de Cleopatra fue con su hermano, cuando tenía 17 años. Cuando este se muere, se casa con su otro hermano. A este lo envenena y se casa con César, con el que tiene un hijo. Al ser asesinado César, se casa con Marco Antonio que había tomado el poder. Meses más tarde dio a luz a gemelos.

 

Pasan 4 años sin verse. En este tiempo Marco Antonio se casa con otra mujer, la hija de Octavio, con la que tiene 2 hijas. Años después, Cleopatra vuelve con Marco Antonio y tiene un tercer hijo. Marco Antonio se divorcia de Octavia y su padre se enfada con ellos y manda matarlos. Cleopatra sin saber dónde ir, se encierra en su mausoleo y a Marco Antonio le informan de que está muerta y este se suicida con su propia espada  y lo llevan a los brazos de Cleopatra, para que lo vea morir. Octavio se quiere llevar a Cleopatra viva, como victoria y esta se da cuenta del plan de Octavio y le manda a sus criadas que le lleven una cesta de fruta, en la que había escondida un áspid (serpiente). Mientras tanto le escribe una carta a Octavio, en la que le decía que quería estar enterrada junto a Marco Antonio. Cuando Octavio recibe la carta, es demasiado tarde y Cleopatra ya estaba muerta.

 

Como habéis leído, Cleopatra y Marco Antonio era una pareja que se juntaron por ambición y a lo largo de su matrimonio se fueron enamorando. Su romance ha sido uno de los más famosos de la historia.

 

Juana “la loca” y Felipe “el hermoso”

Juana era hija de los Reyes Católicos. Cuando cumplió 16 años se casó con Felipe de Austria. Juana estaba muy enamorada de él, pero este le contestaba con engaños. A pesar de las continuas discusiones, la pareja tuvo 6 hijos.

Cuando sus hermanos sucesores murieron, dejaron a ella en el trono, lo que hizo que tuviera que viajar por toda España. Los engaños de su marido seguían siendo habituales lo que hacia que ella entrara en continuas depresiones.

 

Felipe murió tomando un refresco, según se dice fue de pulmonía. Juana estaba embarazada de nuevo y no quería enterrar a su marido. La locura le llevó a deambular por España con el féretro de su marido a cuestas. La loca fue internada en Tordesillas, sin recibir apoyo ninguno. Nunca se quitó sus negros ropajes. En el año 1555 Juana la loca murió cubierta de llagas por las condiciones infrahumanas en las que pasó el resto de su vida. El amor acabó con ella.

 

Juana y Felipe se casaron por conveniencia política de sus padres. Sin emabrgo, en esta historia vemos que el amor no es siempre tan bonito como parece y que puede llevar a la locura.

 

Publicado por Almudena y Carmen en NOSOLOLIBROS Especial Día de los Enamorados 2008