Respuestas a las lecciones

Recuerda: Debes leer la Palabra de Dios por ti mismo y sacar tus propias conclusiones. Así será mucho más enriquecedor.

Si ya has leído y respondido con tus propias palabras a las diferentes lecciones, después de haber meditado en las lecturas bíblicas, puedes comparar tus respuestas con las explicaciones que se ofrecen aquí. También puede ser de utilidad para los discipuladores a la hora de preparar su exposición sobre el tema.

Sólo tienes que pinchar en el enlace correspondiente que se muestra aquí abajo, o si prefieres tenerlo en formato pdf, puedes descargar el documento en el menú de la izquierda.