Besorah Ha Tora
Updated Feb 22, 2014, 7:16 PM
Mesianic Torah Movment
Use template

No estais bajo la ley, sino bajo la gracia

No estais bajo la ley, sino bajo la Gracia

Tiempo estimado de lectura: 34 minutos.

Durante muchos años ha existido una frase extractada de un versículo bíblico que se ha vuelto un estandarte para el cristianismo: “No estáis bajo la ley sino bajo la gracia”, este y otros extractos de las Sagradas Escrituras han formado parte del vocabulario de los cristianos a lo largo de las generaciones, por lo que es necesario que entendamos con profundidad el significado de esta gran verdad, ¿Sabe usted en que parte de la Biblia se encuentra? ¿Sabe cual es su contexto? ¿Sabe cual es la posicigraciacomencemos a ón de la ley con respecto a la ? Con estas interrogantes comprender un poco acerca de no estar bajo la ley sino bajo la gracia.

Remontémonos al libro de Romanos, a partir del capítulo cuatro en donde el rabino Shaúl (apóstol Pablo) magistralmente nos habla acerca de la justificación por la fe que se efectuó en Abraham, aclarándonos el hecho de que la promesa no fue dada por la ley, sino por la fe. Ya al inicio del capítulo cinco en el versículo uno, establece claramente que la justificación es por la fe.

Romanos 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Elohym por medio de nuestro Señor Jesucristo; 2por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Elohym.

Cabe aclarar un termino, que es el de “justificados” en el griego (idioma por medio del cual nos llega el Brit Hadasha ó Pacto Renovado) se utiliza un vocablo que es DIKAIOO que significa “ser exhibido como justo ó sin mancha”, esto es, que la fe en el Elohym de Abraham a través de Yeshúa (Jesús) a cualquier persona lo puede transformar en un hombre justo delante del Elohym de Israel, alcanzando la paz con El, por lo tanto, todo hombre que conozca acerca del sacrificio de Yeshúa y crea en él será justificado delante del Elohym de Abraham, esto por supuesto, por ninguna obra que el hombre haga, sino solo por gracia..

A continuación, veamos gráficamente el camino que debe seguir todo hombre para alcanzar a Elohym y obtener la vida eterna::

En el cuadro anterior, podemos visualizar el hecho de que para alcanzar a Elohym, solo es a través de Yeshúa, él es la puerta para alcanzar al Padre, en el evangelio de Juan capítulo 14 verso 6 nos encontramos con lo dicho por Yeshúa: “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”. Yeshúa es la única puerta de acceso a Elohym, así mismo, la puerta para entrar a la gracia es la fe, como previamente lo encontramos en el verso 2 de Romanos 5 “por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes..”

Primer punto a considerar es que: “La puerta de acceso a Elohym es a través de Yeshúa”

Segundo punto es: “la puerta de entrada a la gracia, es la fe”

Entendiendo estas dos verdades comprendemos un poco mejor el plan de salvación eterna que Elohym trazo.

Romanos 5:10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Elohym por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.

Ahora podemos decir ¡Baruj Hashem! (Bendito su nombre) ya que somos salvos todos aquellos que hemos tenido fe en Yeshúa (Jesús) y hemos alcanzado por la fe, la gracia.

Tal ves te preguntaras ¿Por qué es necesario buscar esta salvación? Por que el pecado entro al mundo por un solo hombre y por medio del pecado la muerte, por lo que todos estamos muertos (Sin Yeshúa).

Romanos 5: 12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

Si todos hemos pecado, lo que necesita el hombre es pagar lo que corresponde por ese pecado, y para eso necesitamos comprender lo que es la ley. La palabra en hebreo que se tradujo como ley es Torah, su significado exacto es “Instrucción“, ¿Por qué instrucción? Bueno por que lo que Elohym, le dio a su pueblo fueron las instrucciones concernientes a todos los aspectos de su vida, les dio una instrucciones concernientes a las parturientas; instrucciones de cómo educar a sus hijos; les mostró los derechos de las mujeres casadas; cual debería ser el trato entre los cónyuges; si trabajaban en el campo les instruyo acerca del descanso de la tierra; si servían en el templo, cual debería ser su vestimenta; les instruyo al respecto de cómo ministrarle a El, incluso les mostró cómo deberían sacrificar por sus pecados en tanto venia el Mashíaj; les instruyo cómo deberían alabarle y adorarle, como regular su vida dentro de la sociedad, les instruyo al respecto de los alimentos, instruyo cual debería ser el comportamiento de los Reyes, etc. Etc. Etc. Toda su vida estaba regulada por la voluntad de Adonai, nunca los obligo a hacerle caso, siempre conservaron su libre albedrío, con amor les enseño la bendición de hacerle caso, así como las consecuencias por tomar otro camino, siempre les amó, siempre les ha sido fiel aún que ellos no lo fueron y sin embargo les envió al Mesías, que nació como judío, vivió como judío, les predico a los judíos, dio su vida por los judíos, y paradójicamente es el rey de los Judíos y aún regresará por su novia judía.

La traducción del Tanáj ó Antiguo Testamento, del hebreo al griego, conocida como la versión de los setenta, utilizó esta instrucción o Toráh y la tradujo como Nomos, que en el griego es literalmente Ley, pero es importante conocer su origen para que nos ayude a quitarnos todo prejuicio propio de la teología cristiana evangélica, concerniente a la palabra Ley.

Ahora entremos en materia en cuanto a la ley. Hasta aquí hemos entendido que para alcanzar la gracia necesitamos fe, con esto nos reconciliamos con el Padre a través de Yeshúa (Jesús) su hijo, entonces ¿Para qué Elohym dio la ley? Leamos con atención para encontrar la respuesta.

Romanos 5: 13 Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado. 14No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la trasgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir.

Solo basta leer para entender que, como antes no había ley, no había forma de inculparnos, sin embargo estábamos muertos a causa del pecado y ¿Qué hubiera sucedido sin ley? ¡No habría forma de resarcir nuestra deuda! Invariablemente estábamos destinados a morir.

¿Qué hizo Elohym? Establecio una ley, para que el pecado se manifestase y esta ley regularía el pago por la trasgresión.

Romanos 5:20 Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia;

Una vez que el pecado se tipifico, es decir se especifico, la ley de Elohym estableció conjuntamente el pago por el pecado, de manera que si la ley no existiera, tampoco existiría la gracia ¿Por qué? Por que no hay forma de que se manifieste la gracia sin la ley. La ley no tendría razón de ser, por el solo hecho de inculpar de pecado, sino que ambas son complementarias, no es una sin la otra.

Ahora el rabino Shaúl (Pablo) hace una pregunta muy interesante:

Romanos 6:1 ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?

Reflexionemos, ¿Quién determina que cosa es pecado?

1 Juan 3:4 Todo aquel que comete pecado, infringe tambien la ley; pues el pecado es infracción de la ley

La ley de Elohym es la que determina que cosa es pecado y que cosa no lo es (Rom 7:7), ahora pregunta el rabí Shaúl (Pablo) ¿Perseveraremos en pecado? La respuesta es obvia, ¡NO! Cambiare la pregunta, ¿Debemos estar fuera de la ley? ¡NO! ¿Entonces cual debe ser nuestra condición? Sujetarnos por amor a la voluntad de nuestro amado (1 Jn 2:3-6).

En este momento es necesario aclarar que: no hay mandamiento de Elohym que pueda guardar el hombre, para justificarse delante de Él, solo reconociendo a Yeshúa como el Mesías lo logrará, ningún mandato lo salvará, solo la sangre derramada del Hijo de Elohym lo puede hacer, entonces ¿Qué función tiene la ley ahora? Para resolver esta pregunta debemos considerar lo dicho también por el rabí Shaúl (Pablo), en su primera carta a los Corintios, en donde nos ayudará a entender que el hombre que ha sido salvo, ya no esta bajo la ley, sino en la ley, esto es, dentro de la ley.

1 Corintios 9:20 Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley; 21a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Elohym, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley.

He puesto deliberadamente 7 palabras en negritas para tratar de explicar el papel de la ley en el judío mesiánico (cristiano), las cuatro veces que se traduce sujeto se utiliza una preposición en el griego llamada HUPO, la cual literalmente es estar debajo de algo, con esto el rabí Shaúl deja en claro que no esta debajo de la ley. Esta preposición no nada más la utiliza aquí, sino que en la porción que estamos estudiando de Romanos, la utiliza para describir nuestra posición en cuanto a la ley y a la gracia.

Romanos 6: 14 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

Aquí aparece dos veces HUPO traducida como bajo, esto es Shaúl afirma que nuestra posición no es bajo la ley sino bajo la gracia, de esta verdad desprendemos:

Tercer punto la posición de todo hijo del Eterno es bajo la gracia.

Regresando a 1 de Corintios 9:21, nos encontramos en negritas la palabra sin ley, en el griego es una palabra compuesta de A que es la preposición negativa y NOMOS que se traduce como ley, esto es Shaúl dice: “A los que están ANOMOS (sin ley) como si yo estuviera ANOMOS (sin ley)”, de manera que el rabino Shaúl dice “Como si yo estuviera” ¿Qué quiere decir esto? ¿Qué si tiene una ley? ¿Esta bajo la ley o en la ley? Continuemos leyéndolo: “No estando yo sin la ley de Elohym, sino bajo la ley de Cristo”, con esta última parte cabe hacer otra aclaración, que el vocablo utilizado para traducir la palabra bajo, no es HUPO, sino otra preposición que es EN, ¿Qué significa EN? Literalmente significa “En”, o “Dentro de”, volvamos a leerla utilizando el significado correcto del griego: “A los que están sin ley como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Elohym, sino en la ley de Cristo“, ¡De manera qué NO estamos BAJO la ley, sino EN LA LEY!, ¿Cómo es que hace esta declaración Shaúl? Simplemente por que no hay ley que le persiga, sino que ha sido justificado de la ley por medio de la fe en Yeshúa, y ahora es llamado justo, siendo coheredero juntamente con Yeshúa de toda herencia del Padre, ¡Ya el peso de la ley no le persigue! ¡No esta bajo la ley! ¡Esta en la ley! ¡Esta bajo la gracia!

Muchas veces pensamos que esta haciendo referencia a la ley de Cristo únicamente, pero ojo, él y el Padre son uno, Yeshúa no hablo nada por su cuenta (Jn 12:49) incluso Shaúl dice que no esta sin la ley de Elohym, y concluye diciendo que esta en la ley de Cristo ¿Son diferentes? ¡No! (Mat 5:17-19)

Pudieras estar pensando en este momento, que esto resulta muy lógico pero a la vez demasiado descabellado, debido por supuesto, a la herencia doctrinal que nos ha llegado por el sector evangélico, pero pruebo una vez más esto que escribo con una evidencia que debe resultar contundente, ¿Cuál es? Acudir a traducciones al español de la Biblia, ¡No tienes que saber griego! Solo consulta diversas traducciones de la Palabra y veras, a continuación anexo algunas:

Reina Valera 1909 1 Cor 9:21 A los que son sin ley, como si yo fuera sin ley, (no estando yo sin ley de Elohym, mas en la ley de Cristo) por ganar á los que estaban sin ley.

Reina Valera Actualizada 1 Cor 9:21 A los que están sin la ley, me hice como si yo estuviera sin la ley (no estando yo sin la ley de Elohym, sino en la ley de Cristo), a fin de ganar a los que no están bajo la ley.

Cuarto punto el hijo de Elohym no esta bajo la ley sino en la ley. Y el inconverso esta al margen de la ley, esto es bajo la ley.

Si para todos los judíos mesiánicos (cristianos), nos queda claro que Yeshúa (Jesús) vino a pagar lo que demandaba la ley, y por lo tanto todos lo hombres que no han sido justificados delante del Padre ¡Están fuera de la ley de Elohym! ó al margen de la ley ó bajo la ley (según sea el termino que nos ayude a comprender esta verdad), la interrogante que queda, es, que si ya pagó ¿Eso nos da el derecho de justificarnos y decir que ahora estamos bajo la gracia y omitir la ley? ¿Tenemos la potestad de tomar unos mandamientos y otros no?

Un buen ejemplo de esto son los diez mandamientos, si una persona tiene por tradición el adorar imágenes, el cristiano inmediatamente le reprueba y utiliza los diez mandamientos para desaprobar su acción, y le dice:

-¡Que acaso no haz visto lo que dice la Biblia en Exodo 20!
-¡No ves que hasta en los diez mandamientos esta que no adoraras imágenes!

Entonces el cristiano se enerva por cuanto ve tan claro que se prohíbe el adorar imágenes. El se molesta cuando interpretan algo que esta muy claro en la Palabra, y más aún, cuando le dicen:

-Es que en realidad nosotros no adoramos imágenes solo las veneramos.

Cambian el “adorar por el venerar”, y esto es irresistible para el cristiano y les parece tan absurda su interpretación, y se dice para sus adentros:

-¡Que mal interpretan ellos la Biblia! ¡No lo puedo creer! ¡Es que esta tan clarito! ¿Cómo es que no lo ven?

Pero ¿Qué sucede con el cristiano?, ¿Qué hay respecto al cuarto mandato? ¿Sabes cual es? El cuarto mandato es guardar el shabbat, y la paradoja es que hace exactamente lo mismo que el católico, arteramente lo interpreta cometiendo el mismo error, justificándose que la ordenanza es “guardar un día”, cambiando el día que Elohym bendijo y santifico, este día es el Shabbat. Entonces lo cambian por el Domingo, pero reflexiona por un momento, si unos cambian el termino de venerar por el adorar, el otro hace exactamente lo mismo ¡Cambia el Shabbath por el Domingo! O lo que es lo mismo el día del Señor por el día del dios Sol (sunday).

El ejemplo anterior es un buen punto de partida para que reflexionemos y nos demos la oportunidad de indagar diligentemente al respecto de lo que consideramos como vigente y lo más importante que tengamos bases bíblicas firmes para desaprobar la vigencia de algún mandato.

Yeshúa dijo en Juan 14:23 “Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él”

Pero, volvamos a contemplar todo el cuadro del orden que demarca la Biblia.

Ahora con este cuadro podemos decir con causa, “Ya no estoy bajo la ley, sino bajo la gracia” y complementarlo con: “No estoy bajo la ley, sino en la ley“. El rabino Yeshúa nos santifico, nos justifico y ahora somos justos delante del Padre.

Cuando se aborda este tema, la respuesta en automático es: ¿Entonces ahora sacrificaremos en holocausto, ya que también eso esta en la ley? ¡No! Debemos reconocer que el sacrificio hecho en el madero por Yeshúa (Jesús) fue perfecto.

Hebreos 10:12 pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Elohym, 13 de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; 14 porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

La deuda con Elohym por causa de nuestros pecados, ha quedado saldada con un único sacrificio y por esta causa hemos alcanzado vida eterna, somos justos delante de Elohym y es imposible que se presenten más sacrificios por el pecado, solo existía un lugar valido para presentar ofrenda por el pecado, el Santo templo de Jerusalén, el cual, fue destruido a partir del año 70 d.C. por lo que aún es imposible, por más que quisiera hombre alguno presentar ofrenda por el pecado.

Recapitulemos todo lo antes visto:

Primer punto “La puerta de acceso a Elohym es a través de Yeshúa” La Ley nunca justificara al hombre delante de Elohym.

Segundo punto es: “la puerta de entrada a la gracia, es la fe”, La multiforme gracia, esta disponible, pero solo no las apropiaremos por fe.

Tercer punto “la posición de todo hijo del Eterno es bajo la gracia”.

Cuarto punto el hijo de Elohym no esta bajo la ley sino EN la ley. Y el inconverso esta al margen de la ley, esto es bajo la ley.

Sustentado en estas verdades, entendamos un poco más el papel de todo hijo del Eterno, no todo se reduce a la salvación eterna que hemos alcanzado por medio de Yeshúa a partir de que durmamos, sino que la vida eterna se disfruta en vida, en la medida que conozcamos la voluntad de Elohym, Juan 17: 3″Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Elohym verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”, y la voluntad del Padre es es buena, perfecta y agradable (Rom 12:2).

2 Juan 1: 4 Mucho me regocijé porque he hallado a algunos de tus hijos andando en la verdad, conforme al mandamiento que recibimos del Padre. 5Y ahora te ruego, señora, no como escribiéndote un nuevo mandamiento, sino el que hemos tenido desde el principio, que nos amemos unos a otros. 6Y este es el amor, que andemos según sus mandamientos. Este es el mandamiento: que andéis en amor, como vosotros habéis oído desde el principio.

Rav Mijael Avila “Shlita”
Sinagogas Bet HaDerej
mijaelavila@hotmail.com

Copyright © 2000 mesianicos.com
Todos los derechos reservadosAttribution Non-Commercial No Derivatives

Comments