Harremanetarako / contacto

AUZOAK - BARRIOS‎ > ‎

ARITZETA - SAN MIGUEL

ARITZETA - SAN MIGUEL

ARITZETA SAN MIGEL, Bergara

 

1º KOKAPENA

1º SITUACION

 

Saliendo del puente de Ozaeta, se toma una desviación a la derecha. Ladeando el monte, entre pinares y una vegetación exuberante, se llega al barrio de Aritzeta, coronado por el monte San Miguel. Monte que ha tenido siempre en Bergara una importancia notable. En un documento de comienzos del s. XIX se le describe "como una eminencia piramidal que domina a la población, distante no más de un tiro de bala".

La ermita está en la cima del monte, junto al caserío Aritzeta, que da nombre al barrio. Antiguamente se llamaba monasterio, que equivalía a una ermita con funciones de parroquia rural, no como convento de religiosos según se concibe hoy día; más bien era una patronato laico.

 

2º HISTORIA

 

        Las primeras noticias sobre Bergara, se tienen de esta zona de caseríos en torno al monasterio de San Miguel.

Esta ermita existe –desde tiempos remotos– consagrada a la Ascensión del Señor y al Arcángel San Miguel. En el año 1050, un Don Sancho hizo donación al cenobio aragonés de San Juan de la Peña de unas tierras que poseía en el Monasterio de San Miguel de Aritzeta, radicante en Bergara. Esta es la primera noticia documentada que conocemos en relación con la existencia de esta ermita a la cual estaban adscritas una casilla de Señoras que cuidaban de ella y heredades que fueron vendidas después como consecuencia de las leyes desamortizadoras.

            En el año 1601 tenemos un pedimento de Juan García de Sagastizabal, mayordomo de la ermita de SAN MIGUEL para la venta judicial de un capotillo que dejó en prenda en la ermita Isabela Lopez de Arriçuriaga, viuda. (B.U.A. C/486-01).

            Como cuestión curiosa, indicar que, muy cerca del caserío Mendizabal, en la cima de la loma, existe una lápida en conmemoración a un hijo de la casa que murió a consecuencia de la caída de un rayo cuando llevaba una azada al hombro. Según parece fue la “atxurra” que llevaba la que atrajo al rayo y lo mató. Otro caso similar es el que ocurrió en el propio caserío Aritzeta, se trata de la entrada de un rayo en la casa, una noche de tormenta, que de dos hermanos que estaban en una misma cama, mató a uno y dejó indemne al segundo, se comenta que pudo ser la cadena y medalla que llevaba colgada al cuello el motivo de la fatal atracción y desenlace.

 

3º COMPOSICION

 

Ha  tenido siempre en Bergara una importancia  notable. En  un documento  de comienzo del siglo pasado se le describe "como una eminencia piramidal que domina á la población distante no mas de un tiro de bala".

En el existe desde tiempos remotos - una ermita consagrada á la Ascensión del Señor y al Arcángel San Miguel.

En  épocas  pasadas  la campana de está ermita con  su  tañido anunciaba  anticipadamente  las tormentas  que  se  veían  venir, posteriormente  en el año 1916; concretamente el 24 de julio, el Ayuntamiento de Bergara acordó servirse de ella y de las del resto del pueblo en general para anunciar y divulgar  a  los labradores los pronósticos del tiempo hechos,  diariamente por el observatorio  de Igueldo y comunicados, en primer lugar de la Central Telefónica Provincial al Pueblo.

Si se tiene en cuenta que Bergara poseía una muy  extensa población  rural no es difícil llegar a la conclusión de que  esa información  metereológica  tuvo  que  hacerse  con  medios   muy sencillos  pero,  al  mismo  tiempo  muy  complicados  por  las dificultades  de  enlace  y conexión de  los  diversos  elementos puestos en marcha.

Respecto al barrio, resumir que se compone de 16 caseríos de los que 6 son casas solares y entre ellas dos son armeras, que disponen en su fachada de unos hermosos escudos. Las casas solariegas son las de ORUESAGASTI, KEREXATSU, las dos de ETXAUBE, AZPIKOA y GAÑEKOA, y las que disponen de escudo son la de SAGASTIZABAL y  la de MENDIZABAL con dos escudos preciosos.