AUZOAK - BARRIOS‎ > ‎

ALDAI EGIA Auzoa - SAN CRISTOBAL

KOKAPENA

  

ALDAI EGIA - SAN KRISTOBAL AUZOA

           Labegaraietako bidegurutzetik hasi eta Angiozarrera doan errepidearen erdi aldera dago ALDAI EGIA izeneko auzoa. Auzo hau, SAN CRISTOBAL izenez ere ezaguna da, bertan baitago izen bereko ermita eta baserri ugari dira auzoa erditik zeharkatzen duen errekaren bi aldeetan. Bailararen bi hegalak oso aldapatsuak dira, eta inguruak nahiko itxura latz eta malkartsua du.   

 SITUACION

             A media distancia de la carretera que arranca en la bifurcación que parte de Altos Hornos y termina en Angiozar, nos encontramos con el barrio de ALDAI EGIA, conocido también, como SAN CRISTOBAL, donde se halla la ermita del mismo nombre, con caseríos anejos que se extienden en los dos márgenes del río que pasa por el medio. Las dos laderas del valle son de pendientes fuertes, por lo que la zona tiene una imagen agreste y un tanto abrupta.

 HISTORIA

HISTORIA

            Como aclaración para el lector, debemos mencionar, la mezcla que se da en este barrio, al igual que en otros, sobre todo en los siglos pasados y primeros de los que se disponen datos escritos, de los nombres y apellidos, de manera que a veces es muy difícil distinguir ó separar las personas y su lugar de procedencia; en este entorno, esto ocurre sobre todo con los Berecibar y Garitano y aunque un poco menos también con los Alday.

            Así mismo y aunque es un tema genérico en Euskalerria, también queremos indicar que algunas veces, cuando se unen en matrimonio dos personas y con ellos sus apellidos, (en muchos casos dos caseríos), los descendientes mantienen como único apellido la unión de ambos; así observamos en este barrio que se da esta circunstancia en la casas de:

            -ELKOROBEREZIBAR allá por los años de 1620 se casan un Elcoro y una Berezibar y a partir de ese momento los descendientes y hasta el mismo caserío se conocerán por Elkoroberezibar.

             -EDUEGI cuando en  1638, Catalina de Eduegui, la última heredera, contrajo matrimonio con Pedro Saez de Garitano, los herederos, durante muchas generaciones, mantienen como primer apellido Garitano Eduegui.

            -ALDAI AZPIKOA, hasta principios del siglo XVIII, el apellido existente en la casa era Aldai y es cuando se unen con un Eguren y a partir de ese momento el apellido que se utiliza es el de Eguren Aldai.

            Como en casi todos los pueblos del entorno, la existencia y vida de un barrio se encontraba y se encuentra intimamente ligada con la existencia de su iglesia – ermita, en este caso la de San Kristobal, que no solo servía y sirve como lugar de culto, sino como sitio de encuentro entre los vecinos que trataban y tratan en dicho lugar todas sus vivencias y convivencias.

Entrando mas propiamente en las vivencias del barrio de SAN KRISTOBAL , hemos pensado que puede ser importante resaltar, como en 1648, los dueños de ocho casas del barrio, se juntan y crean unas ordenanzas para el cuidado y aprovechamiento de los  muchos montes robledales propios suyos, amojonados y señalados y notorios y conocidos … ante los muchos daños que les an causado en los dchos montes”. En esta escritura figuran como propietarios del monte Domingo saez de Alday dueño de la casa solar de ALDAY SUSO, Joan lopez de Alday dueño de la casa solar de ALDAY YUSSO, Agustin garcia de Azcarate Castillo dueño de la casa solar de CASTILLO SUSSO, Miguel lopez de Elcorobereceybar dueño de la casa solar de BERECEYBAR de la parte de la villa de Elgueta, Martin de Larrinaga, inquilino de la casa solar de BERECEYBAR DE MEDIO en nombre del propietario Joan pz de Bereceybar, Pedro de Bereceybar dueño de la casa de BERECEYBAR DE ABAJO, Joan pz de Amusquibar dueño de la casa solar de AMUSQUIBAR y Pedro saez de Garitano Eduegui dueño de la casa solar de EDUEGUI; además es muy interesante entre otras cosas por los topónimos de los montes comunales. GPAH 1-304-351

También como interesante, indicar que por su situación, este barrio, desde siempre fue un lugar de discordia entre Bergara y Elgeta, como demuestra los distintos litigios que hubo hace ya varios siglos sobre la posesión de la “hermita” del barrio, el conflicto duró hasta el siglo XVIII y no solo se disputaban la ermita en si misma sino también distintas propiedades, consistentes en terrenos, rentas, etc, en definitiva y como casi siempre aspectos económicos.

Al igual que entros lugares, se conservaron hasta hace poco tiempo en esta comunidad, costumbres que se inscribían entre las tradiciones más peculiares del País vasco:

- Asistir a las conducciones mortuorias, todos los representantes de los caseríos que integran el barrio de Aldaiegia y la de suspender la marcha de la comitiva, en las encrucijadas de los caminos, para rezar un Padre Nuestro por el alma del fallecido.

- Participar en la comitiva que el día de San Kristóbal se organizaba en las proximidades del caserío Beretzibarrerdikoa con dos filas de hombres por delante y los txistularis, el grupo de mujeres y el Sacerdote que entonaba la Letanía, por detrás, para dirigirse a la ermita entre los estampidos de cohetes.

            Ya en los últimos años, en tiempos llamados modernos, se complementa la festividad de San Kristobal con la bendición de los distintos automóviles que se acercan a la hermita y romería del barrio, por ser este santo el patron de los choferes.

        Debemos aclarar que aunque pertenecientes a Anguiozar, los caseríos ASCASIBAR y LOIDI son considerados del barrio de San Kristobal, según comentan los propios vecinos y se recoge en los escritos de la ermita del barrio.       

 EDUCACION

           Las primeras noticias de que disponemos de la Escuela rural de San Cristobal establecida en la casa del mismo nombre se remontan 1898 en el que que bajo el magisterio de Jose Ramon Elcoro Yturbe, asistían los siguientes alumnos de ambos sexos:

            Bernardo L. Arizti (12), Jesusa L. Arizti (7), Luis Ascasibar (12), Timoteo Ascasibar (9), Lucio Belaztegui (11), Feliz Bicuña (12), Juliana Cortaverria (8),  Francisco Eguren (10), Sebastian Eguren (7), Juana Echeverria (10), Adon Gabilondo (11), Facundo Garitano (6) Francisca Gallastegui (8), Jose Gallastegui (9), Jose M. Gallastegui (10), Martina Gallaztegui (10),  Jose A. Garitano (8), Jose Mª Garitano (12), Paulino Gaztelu (12), Ambrosia Lazpiur (8), Pedro Lizarralde (8), Julian Ormazabal (9),

            Un año después, en 1899,  se cita a Mª Aramburu en S. Cristobal como maestra.

            Tambien tenemos constancia, como en 1930, Dª Tomasa Lascurain Irizar se cita de profesión maestra en el barrio de ALDAI EGIA.

 ERAKETA

COMPOSICION 

             El barrio, consta de unos diez y siete caseríos que se pueden considerar como tales y aunque uno está practicamente desaparecido lo hemos incluido en el estudio. Hay algunos que merecen ser reseñados y conocidos, bien por ser origen del apellido correspondiente ó por sus caracteristicas constructivas e historicas. Practicamente podemos mencionar que hay 6 Casas Solariegas aunque en este momento su número ascienda a 11 caseríos por repetirse el nombre en algunos de ellos, en su origen lo mas probable es que fuera una sola la Casa Solar originaria y pobladora del barrio, en este caso nos referimos, logicamente a los GARITANO (4 casas), BERECIBAR (tres) y ALDAY, (dos).

Además de las Casas y Caseríos el barrio disponía de un molino, denominado AMUSKIBAR BOLU del que actualmente solo quedan sus ruinas. 

Entre las casas existentes, las mas importantes, quizá por mantener sus detalles constructivos mas originales y por su propio apellido, en definitiva las Casas Solariegas, son: las ALDAY, AMUSQUIBAR, las BEREZIBAR, EDUEGI, las GARITANO y GAZTELU.

            Respecto a los nombres, entre todos, de los mas antiguos que tenemos referencia escrita, podemos citar, a un Berecibar y un Garitano en el siglo XIV, con motivo de la incorporación de los vecinos de Oxirondo a Bergara, esto ocurrió en el año de 1348. Se desconoce a que casa pertenecían ya que del primero hay tres casas y del segundo cuatro y lo mas probable es que en esta época hubiera una sola casa con el nombre de cada uno, pero al carecer de esa información no podemos mas que pensar de tal manera.

            Del resto de caseríos importantes, comenzamos a tener datos de ellos a partir de los siglos XV y XVI.

            Es importante resaltar que hay varios caseríos del entorno que aunque administrativamente, pertenezcan a Anguiozar, creo que por los datos disponibles y por lo expuesto por los propios vecinos, los habitantes de los mismos han mantenido y mantienen su  relación vecinal y comprometida con el barrio y que por lo tanto se puede decir que practicamente  pertenecen al barrio que estamos analizando. Se trata de los siguientes caseríos: ASCASIBAR, LOIDI, LOIDI MOLINO, LOIDICHO y LOIDI ECHEVARRI, no obstante, siendo esto así, hemos considerado desarrollar su análisis y exponer los datos que se han obtenido de los mismos en el capítulo correspondiente de Angiozar.

            En resumen, este barrio tiene varias casas y lugares que merecen la pena ser visitados, tanto por sus características geográficas, como constructivas y por su belleza en general, típico todo ello de un entorno geografico y de una época.

            En primer lugar, si nos acercamos desde Bergara, dando un paseo, por la carretera que se dirige a Angiozar y antes de llegar a la ermita del barrio, nos topamos a mano izquierda, casi al borde de la carretera, con una preciosa Casa Solar que es la de AMUSKIBAR; edificio grande construido a dos aguas, con muros de mampostería y esquinales de sillería, que dispone en su fachada y en su costado de una serie de arcos dovelados de medio punto que da un categoría singular a éste hermoso caserío.Mencionar también el arco carpanel con impostas resaltadas; sobre la clave, una cruz labrada, con una fecha “1732”. En el intrados de la clave, tiene grabado un motivo geométrico, a modo de símbolo solar.

             Siguiendo un poco mas adelante y una vez de pasar al lado de los caseríos BEREZIBAR, nos encontramos a mano derecha con la Ermita de SAN KRISTOBAL, edificio con un arco apuntado de piedra tallada que sirve de entrada al mismo y en cuyo interior se pueden admirar los tres altares existentes con la imagen del Santo en el central, el coro de madera y todo su conjunto, modesto pero muy acorde al entorno rural.

            Practicamente al par de la iglesia, nos topamos, a mano izquierda de la carretera con la casa solar de ELCORO BEREZIBAR que aunque, actualmente es un conglomerado de construcciones, mantiene en una de las fachadas un arco de medio punto con la piedra finamente tallada y en la clave, podemos ver, un adorno de piedra así mismo tallado.

            Aunque hay que desplazarse expresamente y subir una cuesta con cierta pendiente, merece la pena ser visitada la Casa Solar de EDUEGUI con su característica construcción sobre la ladera, con su bodega en la parte inferior, los arcos en la fachada principal, su Escudo de Armas en el frente de la misma y si se permite, su interior con los detalles del muro cortafuegos con el arco de medio punto de paso por el mismo y su puerta metálica roblonada, las ventanas con sus asientos de piedra en las habitaciones y la estructura en general de toda ella con muestras de su antiguo lagar, en resumen una verdadera joya.

            Siguiendo con el entorno cercano a la Ermita, también merece la pena visitar la Casa Solar de ALDAI AZPIKOA en primer lugar por su robusta construcción, adaptándose igualmente a la pendiente del terreno con su bodega en la parte inferior y su precioso arco de entrada. Dispone de otro arco de medio punto de grandes dimensiones todo ello perfectamente labrado y en esta misma fachada al lado del arco existe  una cruz tallada con unos dibujos y con una inscripción en la que se puede leer Año 1677, que probablemente corresponda al año de alguna de sus reconstrucciones. En su interior también puede adivinarse el muro cortafuegos y la puerta metálica que en su día servía para cerrar el paso existente en dicho muro y aunque en este momento no es utilizada para tal fin, la han conservado y guardado como adorno y detalle histórico de la Casa.

            Siendo parte de éste barrio y aunque su acceso sea actualmente por el barrio de SAN MARTIN , recomendamos realizar el paseo correspondiente y visitar el conjunto de las Casas Solares de GARITANO con su precioso entorno y las diversas característica constructivas de las cuatro casas existentes y totalmente diferenciadas, quizás motivadas por la época en que fueron construidas y remodeladas y principalmente por el poderío ecónomico de sus propietarios.

            Por último, aunque hay varios caseríos mas que pueden ser visitados, merece la pena realizar un pequeño esfuerzo, debido a la cuesta existente, y acercarnos a la Casa Solar de GAZTELU GOIKOA que ha sido recientemente restaurada y en el que se puede disfrutar de su fachada principal con sus arcos de acceso, su adaptación al terreno inclinado y en su interior con infinidad de detalles, perfectamente mantenidos, cono es su muro cortafuegos, el paso adintelado, las ventanas al exterior con sus arcos de remate y asientos de piedra, el suelo de la cuadra con sus grandes piezas de piedra y todo un sinfín de detalles. El conjunto en general, precioso.

            Tras finalizar la visita a éste bárrio con tanta personalidad, nos quedará un muy buen recuerdo del mismo y por agradecer a sus habitantes el esfuerzo realizado por mantener viva las características del conjunto del barrio y en particular de cada una de las casas que hace que quede para la posteridad y nuestros descendientes el conocimiento la forma de ser y vivir de nuestro pueblo.