origen

GENEALOGIA DE LOS BARBA
         INDICE

- PAGINA PRINCIPAL
- ORIGEN DEL LINAJE
- LOS BARBA:
  • Señores de Castrofuerte
  • Señores de Valdemorilla
  • Orígenes Reales
  • Alarcón-Barba
  • Osorio-Barba
  • Vozmediano-Barba
  • Barba-Dávila
  • Obelar-Barba
  • Barba-Cossío
  • Barba de Andalucía
- OTRAS GENEALOGÍAS:
  • Los Bernuy
  • Los Brizuela
  • Los Cabeza de Vaca
  • Los Delgado-Valdivielso
  • Los Escalante
  • Los Jalón
  • Los Maluenda
  • Los Medina
  • Los Montalvo
  • Los Olivera
  • Los Portocarrero
  • Los Uríszar de Aldaca
  • Los Villagómez
- DON PEDRO BARBA
- HERÁLDICA DEL LINAJE
- FUENTES
- SOBRE VALDEMORILLA
- ENLACES Y CORREO

ORIGEN DEL LINAJE
 
     
Sobre el origen de este linaje no es posible todavía establecer un comienzo claro. Todo parece indicar que la primera persona que utilizó este apellido para identificar a su familia se sitúa en la primera mitad del siglo XIV. Se llamaba Rui Barba pero aún no se ha determinado su linaje de procedencia.

    Si bien es cierto que se pueden encontrar distintas obras antiguas, desde el siglo XV, sobre historia, heráldica y genealogía que establecen sucesiones y noticias concretas de esta familia desde épocas tan remotas como el siglo X, no lo es menos que no son tratados fiables y que la mayoría no soportan un mínimo análisis con los criterios que se siguen actualmente para elaborar una obra de este tipo.

      Es el estudio de las posesiones territoriales de la familia lo que nos da las primeras noticias sobre la misma.

    En este sentido los Barba fueron señores diviseros y mamposteros de la behetría de Villavicencio de los Caballeros. Un pleito por este lugar del año 1404 entre el monasterio de Sahagún y Pedro Barba ofrece las primeras noticias concretas sobre el linaje y las primeras teorías o especulaciones sobre el origen del mismo.

    Pascual Martínez Sopena analiza ese litigio en su obra “El Señorío deVillavicencio, una perspectiva sobre las relaciones entre abadengo y behetría” y especula a tenor de las declaraciones testificales que hay en el documento que el origen del apellido puede estar en la adopción de un sobrenombre singular por un personaje llamado Rui Ferrández Cabeza de Vaca.

    Distintos testigos de ese pueblo hacen memoria en el litigio de los que fueron sus señores, desde el actual en el año 1404, Pedro Barba, su padre, Rui Barba, su tío Juan Barba y su abuelo, Rui Barba “el viejo”. Otros testigos hacen referencia también a señores de apellido Cabeza de Vaca o Ponce. Y otro testigo dice que recuerda fue señor Pedro Ruiz Cabeza de Vaca y luego su hermano Rui Ferrández, y luego Juan Barba y su hermano Rui Barba y por último a Pedro Barba.

 

Testigo 1

 

Testigo 2

Rui Barba “el viejo”. Fueron sus hijos:

 

Juan Barba y Rui Barba. Fue hijo de Rui:

 

Pedro Barba

Pedro Ruiz Cabeza de Vaca y su hermano Rui Ferrández. Luego recuerda a:


Juan Barba y Rui Barba. Fue hijo de Rui:

 

Pedro Barba

 

 

    Los distintos autores que han estudiado los linajes medievales de la Tierra de Campos y especialmente los vinculados a la behetría de Villavicencio de los Caballeros, no han conseguido encontrar el vínculo entre estos Barba y las distintas familias que aparecen mencionadas en los distintos fueros e historia de ese lugar.

    El mismo Pascual Martínez Sopena  en su obra “La Tierra de Campos occidental: poblamiento, poder y comunidad del siglo X al XIII”, establece los principales linajes que dominaban esa región y en los mismos no aparece ninguno que utilizara el apellido Barba. Si guardaban relación entre ellas otras familias como los Alfonso, Aza, Sarmiento o Cabeza de Vaca.

    El análisis de la historia de Castrofuerte y Castilfalé tampoco aporta ninguna luz al respecto. El primero fue históricamente señorío del  monasterio de San Pedro de Eslonza y de la orden de San Juan. El segundo era un lugar de realengo. El examen del archivo y cartulario del citado convento nos muestra unos documentos  de mediados del siglo XIII en los que se cita como señores de parte de Castrofuerte a una familia de apellido Alfonso.

    En este sentido, en el año 1245 el noble García Alfonso, su mujer Aldonza Alvarez, su madre María Fernández y su hermana Elvira Alfonso renuncian a favor del convento de S. Pedro de Eslonza al tercio del señorío de toda la villa de Castrofuerte. Confirman dicha cesión de nuevo en el año 1251.

    Apunta Laureano M. Rubio Pérez en su memoria histórica del año 2009 para la adopción de escudo de armas y bandera en Castrofuerte, que después del citado monasterio ejerció el dominio la orden de S. Juan, que estableció allí una parroquia, la de S. Pedro, con un Comendador que como titular de la misma, administra los bienes y tierras de la Encomienda.

    Añade también este historiador, que ha elaborado también una memoria histórica para Castilfalé análoga a la de Castrofuerte, que ambos lugares fueron concedidos a los Barba como mercedes enriqueñas enajenando uno del realengo y expropiando el otro a sus anteriores propietarios.

    En este sentido, una escritura de la colección Salazar y Castro de la RAH documenta el apoyo prestado por Rui Barba al de Trastámara y el privilegio recibido y confirmado en las Cortes de Toro el 20 de septiembre 1371:

Rey Enrique.

Ruy Barba, vasallo del Infante D. Juan, mi hijo, por cuanto vos salisteis fuera de los nuestros reinos en nuestro servicio por recelo del malo tirano que se llamaba Rey, vos fueron derruidas algunas casas y  heredades que vos habíais. Por ende damos y facemos merced del suelo que dicen la mota que es en Villavicencio .............. para que hagáis en la dicha mota y en el castellar que con ella se contiene una casa fuerte.

    El examen del Libro Becerro delas Behetrías tampoco añade ningún dato sobre este asunto. Los Barba, una familia que todos los autores antiguos dicen que fue apodada “de Campos”, por tener en la Tierra de Campos sus propiedades e intereses, no aparecen mencionados ni una sola vez en esa obra. Si aparecen citados numerosas veces los Cabeza de Vaca, Aza, Alfonso, Sarmiento, etc, etc

    En este sentido, esos autores dicen que también pertenecieron a los Barba los lugares de Castromocho y Villada. El Becerro dice sobre los mismos:

Castro mocho

Este logar es behetría de don Joan Alfonso de Alburquerque han por naturales los de Lara e de Vizcaya e los Girones e los Manrriques e los de Cisneros e los de Villalobos e los de Aza e los Sarmientos e Juan Rodrigues de Sandoval

Villada

Este logar es solariego de Gonzalo Nuñes e de Nuño Nuñes de Aza e de fijos de Ferrant Alvares de Aza e de Juana Nuñes e de Urraca Alvarez e de Elvira Alvarez e de Juan Nuñes e de Mayor Alvarez e de Fernando Alvarez e de Johan Nuñes de Aza las tres partes e las otras dos partes del abbat de sant fagunt.

    Que los Barba tenían algún tipo de intereses en Villada e incluso en Castromocho parece confirmado por el testamento de Don Fadrique Enríquez, Almirante de Castilla, otorgado el 10 de marzo de 1473, y copiado literalmente por Salazar y Castro en “Pruebas de la Historia de la Casa de Lara”. En este documento el Almirante deja a su tercer hijo, Enrique, el lugar de Villavicencio y el de Villada y añade también la sentenca (sic), recaudos, obligaciones y derechos que le pertenecían a los bienes que quedaron de Pedro Barba”.

    Cabe añadir en este sentido que este Pedro Barba, hijo del citado anteriormente en el pleito de Villavicencio, formaba parte de la casa de Don Alvaro de Luna y que en los conflictos de su época fue enemigo del Conde de Benavente y del Almirante de Castilla y partidario del bando del Rey Don Juan II. Fue muerto a manos del citado conde en el año 1451 y sus enemigos se repartieron sus posesiones, salvo Castrofuerte y Castilfalé. Su hijo, también llamado Pedro Barba, quedó bajo la tutela del Marqués de Astorga, y pudo conservar ambos señoríos, perdiendo el resto de posesiones.

    Este hecho luctuoso coincide cronológicamente con el momento en el que Castromocho pasó de ser behetría a lugar solariego del Conde de Benavente y la idéntica transformación en tiempo y forma que sufrió el lugar de Villavicencio a favor del Almirante de Castilla. Los lugares de behetría podían elegir señor entre las familias que históricamente tenían derechos en el lugar, en esa época casi todas las behetrías se convirtieron en lugares solariegos por las presiones de señores poderosos.

    A pesar de todo lo dicho, resulta imposible hoy por hoy establecer relaciones y parentescos entre los distintos linajes y personajes que cita el Becerro para ambos lugares y tampoco se obtienen resultados si se cruzan con las familias con intereses en Villavicencio y Castrofuerte. Aunque sin duda algún tipo de conexión tiene que haber.

    Curiosamente, el Nobiliario Vero de Hernán Mexía, escrito a finales del siglo XV, nos dice que el origen del apellido Barba está en un caballero del linaje de Sarmiento al que el Rey en atención a sus hazañas en el sitio de Algeciras (1342-1344) le concedió el uso de este nombre y de un castillo de las armas reales como escudo. El autor dice que este caballero era su quinto o sexto abuelo. La historia coincide en su esencia y cronología con todo lo anteriormente expuesto.

       Todo parece indicar por tanto que el linaje surge a mediados del siglo XIV, proveniente de un miembro de otra familia importante, llamado Rui, que empezó a usar un sobrenombre singular “Barba” y fue la cabeza de una nueva familia. Podemos estar hablando quizás de alguien perteneciente a los Cabeza de Vaca, los Alfonso, los Sarmiento o los Aza.

    Todo lo anterior se produce en una época complicada marcada por la llegada al poder de los Trastámara, en la que en Castilla desaparecen casi todos los viejos linajes nobiliarios y surgen y se conforman otros nuevos que ya perdurarán durante toda la Edad Moderna. Es un proceso que describió y documentó Salvador de Moxó en su obra “De la nobleza vieja a la nobleza nueva. La transformación nobiliaria castellana en la Baja Edad Media (1969)”.

  


Comments