GENEALOGIA DE LOS BARBA
         INDICE

- PAGINA PRINCIPAL
- ORIGEN DEL LINAJE
- LOS BARBA:
  • Señores de Castrofuerte
  • Señores de Valdemorilla
  • Orígenes Reales
  • Alarcón-Barba
  • Osorio-Barba
  • Vozmediano-Barba
  • Barba-Dávila
  • Obelar-Barba
  • Barba-Cossío
  • Barba de Andalucía
- OTRAS GENEALOGÍAS:
  • Los Bernuy
  • Los Brizuela
  • Los Cabeza de Vaca
  • Los Delgado-Valdivielso
  • Los Escalante
  • Los Jalón
  • Los Maluenda
  • Los Medina
  • Los Montalvo
  • Los Olivera
  • Los Portocarrero
  • Los Uríszar de Aldaca
  • Los Villagómez
- DON PEDRO BARBA
- HERÁLDICA DEL LINAJE
- FUENTES
- SOBRE VALDEMORILLA
- ENLACES Y CORREO

LOS BARBA, SEÑORES DE CASTROFUERTE

     La Genealogía que sigue es la de los Barba de Castrofuerte, rama troncal de este linaje y las familias que derivan del mismo, la información ha sido recogida en una variada bibliografía y documentación.

     Comienza con Muiño Barba, allá por el año 930, y finaliza con José María Jalón, Marqués y Señor de Castrofuerte a finales del siglo XVIII.

     La genealogía puede considerarse fidedigna a partir de la generación VIII, los datos anteriores no pueden confirmarse por la escasez de documentos originales de esas épocas, sí que existieron los personajes que se citan y se pueden encontrar los nombres de la mayoría de ellos en distintos documentos de esas épocas, pero la sucesión y relaciones entre ellos están sacadas de las obras de distintos genealogistas y actualmente no han podido ser contrastadas documentalmente.

 

*.- Muiño Barba, primera persona del apellido de la que existe referencia documental en una escritura de donación del Rey Don García a San Emiliano, que data del año 930 y se sacó del Archivo de San Millán, (hace referencia a ella Salazar y Mendoza y la reproduce Antonio Suárez de Alarcón, en sus "Relaciones Genealógicas de los Marqueses de Trocifal"). De Muiño Barba se cree que descienden:

 

*.- Roberto de la Barba y Rodrigo de la Barba, Ricos-Hombres del Rey Don Bermudo III de León, que confirman un privilegio el año 1035 (según Salazar y Mendoza en su "Origen de las dignidades seglares de Castilla y León"). A Roberto y Rodrigo de la Barba se les tiene por progenitores de:

 

I.- Pedro Barba, Señor de Castrofuerte, de quien se tienen noticias concretas (según Argote de Molina que dice: "y así entre escrituras que se ven en el Monasterio de San Pedro de Erlonca, casa antiquísima de Benedictinos, está una de más de quinientos años, por la cual Pedro Barba, Señor de Castroforte, hace donación de cierta renta a aquel Monasterio, la cual después gozaban y llevaban los frailes de aquella casa."). Pedro Barba dejó por hijo y sucesor:

 

II.- Rodrigo de la Barba, Rico-Hombre de Alfonso VII "el Emperador" (1105-1157), que tuvo por hijo a:

 

III.- García Ruiz Barba, Merino Mayor de Castilla, en cuya dignidad entró en el año 1206, sucediendo a Gutierre Díaz de Cevallos. Hija de este García fue:

 

IV.- Dª. N. Barba (se pone la inicial "N" como nombre cuando no se conoce el mismo), que casó con Rui García de Villamayor, hijo segundo de García Ordoñez, Señor de la casa de Villamayor, y de su mujer Dª. María de Almenara, hija de Armengol VII, Conde de Urgel y Señor de Valladolid, y de Dª. Dolça, o Dulce, (hija de D. Roger III de Foix, Conde de Foix, y de Dª. Ximena de Barcelona, hija de Ramon Berenguer III, Conde de Barcelona). Era Armengol VII descendiente de Pedro Ansúrez que fue Conde de Carrión, Monzón, Saldaña, Husillos y Liébana, además de fundador de Valladolid y Ayo del Rey D. Alfonso VI. Algunos autores, como Zurita en sus "Anales de la Corona de Aragón", hacen a Dª. María de Almenara nieta de la Casa Real de Aragón, lo cual es erroneo ya que confunden a la citada Dª. Dulce con una hija, del mismo nombre, de la Reina Dª. Petronila de Aragón y de su marido el Conde de Barcelona. Consta en todas la genealogías que Rui García de Villamayor fue descendiente del Rey de León Fruela II a través del Infante Ordoño "el Ciego", y que se halló con su hermano Fernán García de Villamayor en la batalla de las Navas de Tolosa (1212), según afirma la Crónica General de España y Argote de Molina. Dicho Rui García de Villamayor es el tronco del que proceden por varonía los Figueroas, Duques de Feria, y los Barbas, Señores de Castrofuerte, y también el infanzón de Villamayor, del que se escribe en la Crónica de Benevivere, que trajo colgada por la barba la cabeza de un moro, por lo que le llamaron Rui Barba; pero siendo más antiguo este apellido en la Casa y Señorío de Castrofuerte, como queda referido, es más cierto que el apellido Barba, con el citado Señorío, entró en la casa de Villamayor por la esposa del mencionado Rui García de Villamayor. Este y Dª. N. Barba fueron padres de:

1º.- Rui Barba, que sigue.

2º.- Pedro Almenara Barba, al que citan algunos genealogistas, y que parece que estuvo casado con Dª. María Ordóñez. Se dice, por esos mismos genealogistas, que este Pedro Barba llegó a ser Señor de Valladolid, lo cual no he podido encontrar confirmado en ninguna fuente.

3º.- Otro hijo de cuyo nombre no se tiene noticia, pero que se halló (juntamente con Perillán Barba, de otra rama de este linaje), en la conquista de Baeza, y cuyas armas quedaron esculpidas en el arco viejo del Alcázar.

 

V.- Rui Barba, fue llamado de Campos por tener en Tierra de Campos su Estado, compuesto por Castrofuerte, Castilfalé (actualmente se llama Castilfalé) y otras villas. Floreció en los reinados de Don Fernando III "el Santo" (1201-1252), de quien fue Guarda Mayor, y Don Alfonso X "el Sabio" (1221-1284), y contrajo matrimonio con Dª. Teresa Ortiz Calderón (hermana de Diego Ortiz Calderón e hijos ambos de Fortún Ortiz Calderón, Rico-Hombre de Castilla, Alcaide de Toledo, Señor de muchos lugares y muy bien heredado en el repartimiento de Sevilla, y de su mujer Dª. Furtada Iñiguez de Mendoza), naciendo de ese enlace:

1º.- Rui Fernández Barba, que sigue.

2º.- Una hija, de la que no se conoce el nombre, que casó en Portugal con Martim Mendes de Mogudo e Sandim, Señor de Sandim. Fue su hijo:

- Vasco Martins de Mogudo e Sandim, casado con Dª. Elvira Vasques de Soverosa, hija de Vasco Fernandes de Soverosa y de Dª. Theresa Gonçalves (esta última hija de Egas Moniz, Ayo de D. Alfonso I Enríquez, primer Rey de Portugal). Hijo del matrimonio antes citado fue Martim Vasques Barba, Señor de Botelho, con descendencia en Portugal con el apellido "Botelho".

 

VI.- Rui Fernández Barba, que tomó el patronímico Fernández para diferenciarse de su padre, y sucedió en la antigua Casa de su apellido. Fue Rico-Hombre del Rey Don Fernando IV "el Emplazado" (1285-1312). Casó con Dª. Elvira Suárez de Figueroa, heredera de la Casa de su padre, Fernán Ruiz de Figueroa, y la de su madre, Dª. Elvira Lorenzo Gallinato, entrando por su matrimonio en la Casa de los Barba las de Figueroa y Gallinato. Ruiz Fernández Barba y su mujer, Dª. Elvira Suárez de Figueroa, tuvieron los siguientes hijos:

1º.- Rui Barba de Campos, llamado "el Viejo", que sigue.

2º.- Suero Fernández de Figueroa, progenitor de los Duques de Feria.

3º.- Dª. Ana Barba, que casó con Díaz Sánchez de Salcedo y fueron padres de Dª. Elvira de Salcedo, mujer de Suero Fernández de Vega, con sucesión, en la que figuran los Condes de Grajal.

 

VII.- Rui Barba de Campos, Señor de Castrofuerte, fue llamado "el Viejo", para diferenciarle de hijo de el mismo nombre, y floreció en el reinado de Don Alfonso XI (1311-1350). Parece que fue casado con una hija de Garci Fernández Sarmiento, Caballero de la Banda. Fue su hijo y sucesor:

 

VIII.- Rui Barba de Campos, llamado "el Mozo" para diferenciarle de su padre, que fue Señor de Castrofuerte y otros lugares y muy valeroso caballero en los reinados de Don Pedro I "el Cruel" (1334-1369), Don Enrique II (1333-1379) y Don Juan I (1358-1390). A este último le sirvió en las guerras con Portugal y murió en la batalla de Aljubarrota (1385) (el cronista de Portugal, Fernán López, le nombra en la lista de caballeros castellanos que perecieron en aquella ocasión y también lo hace Pero López de Ayala en sus Crónicas). Fue casado con Dª. Teresa Ortiz Calderón (como consta por escritura, otorgada en León en 14-XI-1384, ante Alfonso Gutiérrez, en la que Pedro Barba, hijo de Ruy Barba, trueca y cede cuanto le pertenece de su madre en los molinos, presas, etc) y tuvieron los siguientes hijos:

1º.- Pedro Barba de Campos, que sigue.

2º.- Rui Barba, que se considera cabeza de muchas de las familias de apellido Barba en Sevilla y Andalucía.

 

IX.- Pedro Barba de Campos, Señor de Castrofuerte, Castilfalé, Villavicencio de los Caballeros y algunos afirman que también lo fue de Villada y Castromocho. Casó con Dª. María Quijada (hija de Gutierre González Quijada, Señor de Villagarcía, y tía del famoso caballero Gutierre Quijada). Se le tiene por uno de los caballeros de mayor estimación que florecieron en el reinado de Don Juan II de Castilla (1405-1454). Dicen que fue Veinticuatro de Sevilla y Virrey de la Mar y General de la Señoría de Venecia en cuyo servicio realizó tan señaladas acciones que aquella República le concedió para él y sus descendientes el título de Noble Veneciano, inscribiéndole en su libro de oro. Destacó por su servicio en la Armada Real, donde era Capitán de galera en la guerra contra los moros de Andalucía, participando en aguas del estrecho en diferentes acciones en los años 1407 y 1410. La Reina Dª. Catalina de Castilla le envió a las Islas Canarias como General de Armada al mando de tres naos para deponer a Maciot de Bethencourt por los desmanes que estaba cometiendo en las Islas (años 1417 y 1418), Pedro Barba trajo a la península a Maciot que traspasó sus derechos sobre las islas al Conde de Niebla. En el año 1430 era capitán de una de las galeras que, al servicio de Juan II, hostilizaron la Baleares, dentro del marco de la guerra contra Aragón. Participo también como Juez en el famoso "Paso Honroso" que organizó Suero de Quiñones (año 1434). Murió a una avanzada edad en el Puerto de Santa María, siendo enterrado en un monasterio de frailes mercedarios de ese lugar. De su matrimonio con María Quijada tuvo a:

1º.- Pedro Barba de Campos, que sigue.

2º.- Rodrigo Barba, que acompañó a su hermano en la empresa de Venecia, y quedó alli, dejando posteridad que terminó en Arriago Barba, muerto en la batalla de Lepanto.

3º.- Dª. Constanza Barba, fue Dama de la Reina Dª. Catalina, mujer del Rey D. Enrique III, que intentó casarla en el año 1417 con D. Alvaro de Luna pero no prosperaron las gestiones, fue después Dama de la Infanta Dª. Catalina. Sucesora de muchos estados y vasallos en los obispados de Burgos y Calahorra, casó con Lope Ruiz de Alarcón, de su descendencia provienen los Marqueses de Trocifal de cuya casa y genealogia trata ampliamente D. Antonio Suarez de Alarcón en su obra "Relaciones Genealógicas de los Marqueses de Trocifal" (escrita en el siglo XVII) y que también se puede consultar en la Genealogía de los Alarcón-Barba.

 

X.- Pedro Barba de Campos, sucedió en la casa y señorío de Castrofuerte, Castilfalé, Villavicencio y Villada. En sun juventud fue doncel de Juan II en Sevilla, Cervantes le cita en el capítulo XLIX de "El Quijote" como antepasado de su famoso hidalgo, junto con su primo Gutierre Quijada, Señor de Villagarcía. Pero Tafur en sus "Andanças e Viajes" (año 1438) también le cita ya que se le encontró junto con Gutierre Quijada en Venecia (Gutierre Quijada también participó en el Paso Honroso y años después, en 1456, dio muerte a Suero de Quiñones con el que mantenía desde el Paso una profunda enemistad). Casó Pedro Barba con Dª. Isabel de Acuña (hija de Enrique de Acuña y de Portugal, Señor de Valdegema, tronco de esta línea y de la de Escalona, y de su mujer Dª. Inés de Valencia), y dentro del marco político de su época sostuvo grandes y reñidas contiendas con su poderoso vecino el Conde de Benavente, muriendo a manos de este magnate a principios de 1451, Luis de Salazar y Castro, en su obra "Advertencias Históricas" (1688), relata este hecho: "Matole el Conde de Benavente à principios del año 1451. en vengança de las diferencias que avian tenido , y entonces le ocuparon su Estado diferentes señores , confinantes suyos.", este hecho se confirma en los pleitos y ejecutorias de hidalguía de unos nietos suyos, en la de Bernardino Barba (año 1511) se dice hablando de Pedro Barba que "le prendieron en Benavente e le ahorcaron". El dicho Conde y el Almirante de Castilla se apropiaron y repartieron sus posesiones con lo que los Barba vieron muy mermados sus señoríos ya que, años después, solo pudieron recuperar Castrofuerte y Castilfalé. Dejó los siguientes hijos:

1º.- Juan Barba. Tuvo este hijo fuera del matrimonio, en Sevilla, antes de casarse con Dª. Isabel de Acuña, así se confirma con los pleitos y ejecutorias de hidalguía de los hijos y otros descendientes de este Juan Barba. Dice Salazar que su madre se llamaba Isabel de Monsalve, de él proceden los Barba-Dávila, cuya genealogía se puede consultar en la Genealogía de los Barba-Dávila.

2º.- Diego Barba, del que hay pocas referencias, parece que fue el hijo mayor y heredero pero que murió sin descendencia, pasando la sucesión a su hermano Pedro. Se desprende esta información de un documento que se conserva en el Archivo de Simancas que hace referencia de un pleito del año 1485 cuya referencia dice "Emplazamiento contra Diego Barba 'cuyo es el lugar de Castrofuerte' para que entregue a Pedro Cabrera, veinticuatro de Córdoba, un esclavo que le hurtaron ciertos hombres suyos". Además, en la ejecutoria de hidalguía de su sobrino-nieto Pedro Fernández Barba, al que se cita más abajo, también se nombra a este Diego Barba como "Señor de la Casa de los Barbas y hermano de Pedro Barba".

3º.- Pedro Barba, que sigue.

4º.- Dª. Brianda Barba, mujer de Alvaro Osorio, caballero de Villasandino, en Burgos. Fue su hijo:

- Pedro Osorio Barba. Su descendencia se puede consultar en la Genealogía de los Osorio-Barba.

5º.- Dª. María Barba.

6º.- Dª. Constanza Barba, que casó con Rodrigo de Vozmediano, su descendencia se puede consular en la Genealogía de los Vozmediano-Barba.

 

XI.- Pedro Barba y Acuña, Señor de Castrofuerte y Castilfalé, quedó muy niño huérfano en poder y bajo la tutela del Conde de Trastamara y Marqués de Astorga, y luego tuvo largos pleitos con el Conde de Benavente sobre la restitución de sus dominios que dicho Señor había ocupado y detentaba, logrando al fin reintegrarse en la posesión de su Casa, aunque debió pleitear, y llegar a un acuerdo, con sus hermanas que le pusieron demanda sobre la libertad de lo que él consideraba mayorazgo. Mantuvo también pleitos con su pariente Gutierre Quijada, ya citado en esta genealogía, donde le exige la devolución de 6.000 doblas de oro que tomó a su padre (Pedro Barba de Campos) en el castillo de Belmonte de Campos, de la misma manera se reclama en el pleito la devolución de unas joyas (año 1483, Registro General del Sello en el Archivo de Simancas). Pedro Barba falleció en el año 1512 (ya que en este año consta que tomó posesión del mayorazgo de Castrofuerte su hijo y heredero Luis Barba), casó en primeras nupcias con Dª. María Cabeza de Vaca, de la Casa de los Señores de Arenillas, cuya genealogía expongo en la Genealogía de los Cabeza de Vaca, y en segundas nupcias se casó con Dª. Juana de Melgar, viuda de Sancho de Obelar, señor de Alcuetas, cuya genealogía se puede ver en la Genealogía de los Obelar. De su primer matrimonio tuvo los siguientes hijos:

1º.- Luis Barba, que sigue.

2º.- Dª. Elvira Barba, que casó con Pedro Obelar, hijo de los citados Sancho de Obelar y Dª. Juana de Obelar. Fueron vecinos de Melgar de Tera, tierra de Benavente y tuvieron dos hijos:

- Luis Obelar Barba, Caballero de la Orden de S. Juan en el año 1536.

- Dª. María Obelar Barba, casada con Alvaro Diguja. A finales del siglo XVIII, Pedro Basilio Bustamante, descendiente del anterior matrimonio, fue parte en un pleito por la sucesión en el mayorazgo de Castrofuerte. De este pleito se habla en esta misma página.

3º.- Antonio Barba, que fue vecino de Valencia de don Juan y no tuvo hijos.

Pedro Barba tuvo, como ya se ha dicho, un segundo matrimonio con Dª. Juana de Melgar, la cual consta que no mantenía buena relación con su hijastro Luis Barba, de hecho ambos tuvieron pleitos cuando falleció Pedro Barba por la herencia del mismo. Fue enterrada en Castrofuerte, y en su sepultura estaban sus armas que se describen en la prueba para caballero de S. Juan de su nieto Luis de Obelar, se dice que es un escudo con "dos leones en campo colorado e una caldera negra en campo amarillo e una cruz de esta forma + de Jerusalén en campo blanco". Los hijos de este segundo matrimonio de Pedro Barba fueron:

1º.- Diego Barba, fundador del mayorazgo de Valdemorilla y cabeza de los Barba de Valdemorilla, cuya genealogía se puede ver en la página Genealogía de los Barba, Señores de Valdemorilla.

2º.- Dª. María Barba, que casó con Pedro de Quiñones, hijo de Diego de Quiñones, Señor de la casa y concejo de Sena, y de su mujer Dª. María de Quiñones, Señora de la casa de Villapérez. Dª. María Barba y Pedro de Quiñones tuvieron una hija:

- Dª. Isabel de Quiñones, mujer de Pedro Daza.

3º.- Otra hija cuyo nombre se desconoce y que casó con un caballero apellidado Porres, en Zamora.

 

XII- Luis Barba, en cabeza del cual había hecho nuevo mayorazgo su padre, con escritura de fundación del 23-VII-1507 en Villamañán y con facultad de los Reyes Católicos dada en Granada a 5-IX-1500. Entró Luis Barba a poseer su mayorazgo el 2-VI-1512, por el fallecimiento de su padre. Fue, pues, Señor de Castrofuerte y Castilfalé y Regidor perpetuo de León, y contrajo matrimonio con Dª. Isabel de Cusanza, hija natural de Juan de León, Protonotario apostólico, Deán de Toledo y del linaje de Cusanza, legitimada por los mencionados Monarcas el 18-VII-1492. La madre de Dª. Isabel se llamaba Dª. Iseo Maldonado y consta que era dama de la Reina Dª. Isabel la Católica. Las capitulaciones matrimoniales entre Dª. Isabel de Cusanza y su marido se otorgaron en Guadalajara el 9-VIII-1496, ella consta que otorgó testamento cerrado en Castrofuerte, el 5-VII-1533, ante Pedro Meléndez, escribano de Villaornate, a este testamento se la añade un codicilo otorgado en León, el 12-VIII-1533, ante el escribano Pedro González. En el citado testamento se especifica que ambos esposos deben ser sepultados en la capilla de San Pedro de la Iglesia de San Isidoro de León, donde se han de poner los escudos de armas tanto de ella como de él, de hecho hay constancia de que se hizo así aunque no sé si todavía se conserva en la citada Iglesia algún vestigio de este enterramiento. Luis Barba otorgó codicilo el 14-IX-1529, en Castrofuerte, y Dª. Isabel falleció años más tarde que su marido, el 17-IX-1533, poco después de testar, y consta que tuvieron los siguientes hijos:

1º.- Juan Barba Cabeza de Vaca y Acuña, que sigue.

2º.- Pedro Barba Cabeza de Vaca, caballero de la Orden de S. Juan en 1531, que murió en vida de su madre y fue sepultado en la misma capilla de San Pedro. Este Pedro Barba, probó su hidalguía en el año 1529 siendo vecino de Jarandilla (Cáceres). En la ejecutoria de hidalguía se le nombra como "Pedro Fernández Barba, hijo de Luis Barba y de Dª. Isabel Fernández de Cusanza, siendo esta señora de la Casa de los Balbuenas". Se conserva esta carta ejecutoria, escrita en pergamino, como era habitual está bellamente decorada, en este caso con motivos florales y mariquitas, y tiene en su primera página el escudo de armas de su propietario, integrado dentro de la letra "D", ya que la ejecutoria comienza con las palabras "DON CARLOS por la gracia de Dios ...":

 

 

3º.- Luis Barba de Acuña, que después se llamó Luis de Cusanza, y sirvió en las galeras, siendo hecho prisionero por los franceses y después rescatado por su madre (en el citado testamento de Dª. Isabel de Cusanza se cita este hecho "... 200 ducados que yo pagué del rescate de Luis de Acuña, que ahora se dice de Cusanza, mi hijo, de las galeras de Francia, ..."). Quizá se trate este señor, del mismo Luis Barba Cabeza de Vaca, del que existe constancia que nació por el año 1515 y que pasó a Chile por el año 1552, donde falleció el año 1572. Este Luis Barba Cabeza de Vaca luchó junto a Pedro de Valdivia y con Hurtado de Mendoza, residió en la ciudad de La Imperial, de donde fue Alcalde en el año 1571, fue Capitán en el año 1557 y casó con Dª. Mencía Torres con quien tuvo cuatro hijos:

- Lorenzo Barba Torres.

- Luis Barba Torres, Sacerdote.

- Dª. Mencía de Acuña, que casó con Juan de Rubias.

- Dª. Francisca Barba, que casó con Luis de Cuevas.

4º.- Diego Barba, nació el 1-I-1511, fue caballero de la Orden de San Juan en 1531 y pasó a América con Alvar Nuñez Cabeza de Vaca. Fue General en la conquista del Río de la Plata y fundador de la ciudad de la Concepción.

5º.- Dª. María Barba, monja.

6º.- Dª. Guiomar de Cusanza, casó con Diego de Bernuy, hijo de Pedro de Bernuy y Orense de la Mota y de Dª. Isabel de Zúñiga y Alfaro, cuya genealogía se puede ver en la Genealogía de los Bernuy. Fue su hijo:

- Diego Bernuy Barba, que casó con Dª. Isabel de Mendoza. Un descendiente de este matrimonio llamado Juan Bautista Bernuy, Marqués de Benamejí, fue parte a finales del siglo XVIII en un pleito por la sucesión en el mayorazgo de Castrofuerte, del que se habla en esta misma página.

7º.- Dª. Isabel Barba de Acuña, monja.

D. Luis Barba y su mujer, Dª. Isabel de Cusanza, tenían una casa en la ciudad de León, al lado del Convento de S. Isidoro, las armas que existían en la fachada de esa casa se conservan hoy en el patio del Palacio de los Guzmanes, actual Diputación Provincial de León, junto con otras piedras armeras de casas ya desaparecidas. En concreto en la casa citada había una única pieza de piedra con tres escudos grabados, el central representa las armas de D. Luis Barba y los otros dos las de su mujer. En la página en que trato de la "Heráldica del Linaje" describo con detalle los tres escudos. A continuación represento, en un dibujo para mayor claridad, el escudo central, en el primer cuartel están las armas de los Barba, de las que contamos con una descripción hecha en el año 1536 en las pruebas para caballero de S. Juan de Luis de Obelar, ya citado, donde se dice que eran "dos calderones amarillos en campo azul e dos castillos colorados en campo amarillo e por orla cuatro leones en campo blanco e cuatro águilas negras en campo amarillo ". En el segundo cuartel están las armas de los Acuña, por su abuela, y en el tercer cuartel están las de los Cabeza de Vaca, por su madre. Las armas de Pedro Fernández Barba, que hemos visto un poco más arriba, presentan variaciones en comparación con las de su padre, las más importantes en el cuartelado y en el color de los castillos, así como la ausencia de la bordura, estos cambios seguramente fueron adoptados a modo de brisura por no ser el hijo primogénito.

 

 

 

XIII- Juan Barba Cabeza de Vaca y Acuña, natural de León, Señor de Castrofuerte y Castilfalé y Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó en 1539 (la prueba de nobleza que realizó se puede consultar en el Archivo Histórico Nacional). Casó dos veces, la primera con Dª. Francisca de Bernuy y Orense de la Mota, hermana de su cuñado el Mariscal Diego de Bernuy, ya citado en esta genealogía, y la segunda con Dª. Inés de Guzmán, de la Casa de los Señores de Villacís, línea de la gran Casa de Osorio, era hija de Alvaro Osorio y de Dª. María Osorio, Señores de Villacís, y nieta del Marqués de Astorga. Dª. Inés de Guzmán testó en Castilfalé, el 12-VIII-1559, y fundó el mayorazgo de Pampliega. Del primer matrimonio nacieron:

1º.- Dª. Isabel Barba de Acuña y Bernuy, que continuará.

2º.- Dº. María Barba de Acuña y Bernuy, que casó en Burgos con Diego González de Medina, y que se volverá a nombrar, y cuya genealogía se puede ver en la Genealogía de los Medina. Fueron hijos de este matrimonio:

- Diego Medina.

- Dª. Francisca González de Medina, que casó con Francisco Maluenda, cuya genealogía ofrezco en la Genealogía de los Maluenda. Un descendiente de este matrimonio, de nombre Joseph María Jalón, obtuvo en un pleito, que se celebró a finales del siglo XVIII, la sucesión en el mayorazgo de Castrofuerte. Se habla de este pleito en esta misma página.

- Dª. Isabel de Medina.

- Dª. María Barba, religiosa.

Del segundo matrimonio fueron hijos:

1º.- Pedro Barba Cusanza Cabeza de Vaca, que sigue.

2º.- Diego Barba de Campos Osorio, que continuará.

3º.- Luis Barba de Guzmán, que no tuvo hijos.

 

XIV- Pedro Barba de Cusanza Cabeza de Vaca, sucedió en la Casa de su padre y fue Señor de Castrofuerte y Castilfalé. Nació el 20-XI-1535, testó en Roma, el 10-IX-1583, y murió en Villafranca de Niza (Italia), sin dejar sucesión, por lo que vino a heredarle su hermano.

 

XV- Diego Barba de Campos Osorio, Señor de Castrofuerte, Castilfalé y Pampliega, Paje del Príncipe D. Carlos, Capitán de Infantería española en Italia y después Capitán de Caballos Arcabuceros en la guerra de Portugal, también estuvo en la guerra de Granada, y en las jornadas de Lepanto y Túnez, entre otras. Nació en el año 1539 y falleció el 7-II-1591, habiendo testado en Valladolid solo un día antes de su muerte, ante el escribano Pedro de Arce. Casó don Dª. Brianda de Mendoza (hija natural de D. Rodrigo de Mendoza y Luna, primer Marqués de Montesclaros, habida en Dª. Hipólita de Salazar y Butrón), de la que se separó a poco, sin haber tenido descendencia. El motivo de esta separación parece que fue la crueldad y el mal trato que D. Diego dispensaba a su mujer. Se le atribuye a dicho Diego Barba una hija no legítima, nacida de María Gómez Durán, o simplemente Mari Gómez, (G. Carraffa la cita como María Gómez Lobo), llamada:

1º.- Dª. Isabel Barba Osorio, bautizada el 29-I-1557, consta en la partida de bautismo como hija de María Gómez, que a su vez fue hija de "la Montañesa", no se dice en la partida nada sobre la identidad de su padre. No fue en realidad hija de Diego Barba, sin embargo tanto ella como sus descendientes usaron el apellido Barba y pretendieron en la sucesión de Castrofuerte, por lo que la pongo aquí en esta genealogía. Dª. Isabel Barba casó con Pedro de Villagómez, hijodalgo de la tierra de León. Como ya se ha referido dicha Dª. Isabel pretendió la sucesión en la Casa de Castrofuerte, sosteniendo que sus padres se habían casado legítimamente en Talavera y que su madre fue la primera mujer de Diego Barba y Dª. Brianda de Mendoza la segunda, pero ésto no pudo probarse, sin embargo si que logró obtener la sucesión del mayorazgo de Pampliega, que entre sus clausulas no exigía que los poseedores fueran hijos legítimos. El caso de esta falsa hija de Diego Barba lo relato un poco más abajo, al hablar del pleito por la sucesión del mayorazgo de Castrofuerte. Hijo de Isabel Barba Osorio y de Pedro de Villagómez fue:

- Lucas Barba, que casó con Dª. Antonia Colombres Solorzano. Una descendiente de este matrimonio, llamada Dª. Mariana Barba Osorio, fue parte a finales del siglo XVIII en un pleito por la sucesión del mayorazgo de Castrofuerte. De este pleito se habla en esta misma página.

D. Diego también menciona en su testamento a una tal Bernardina de Santa Cruz, que decía estar embarazada de él. En el testamento de Dª. Inés de Guzmán, madre de Diego Barba, se cita a una niña de corta edad que ella cuidaba como su nieta y que parece era hija ilegítima de Diego Barba, dice que se llamaba:

1º.- Dª. Beatriz Osorio, que debió morir siendo niña ya que solo la he encontrado mencionada en el citado testamento.

Vino a suceder y a heredar a Diego Barba, en los antiguos mayorazgos de su familia, su primera hermana de padre, llamada, Dª. Isabel Barba de Acuña y Bernuy.

 

XVI- Dª. Isabel Barba de Acuña y Bernuy, por lo que entró la Casa de Castrofuerte en la varonía de Sarmiento,pues esta señora contrajo matrimonio con Antonio Sarmiento de Mendoza, Señor de Azadillo (hijo mayor de Luis Sarmiento de Mendoza, de la Casa de Salvatierra, Caballero de la Orden de Santiago, Comendador de esta Orden y de la de Calatrava y Embajador de Carlos V en Portugal), fue Alcalde Mayor de Burgos y Comendador de Almagro, naciendo de este enlace veinticuatro hijos, entre los que están:

1º.- Luis Sarmiento de Mendoza y Barba, que sigue.

2º.- García Sarmiento de Mendoza, fue Capitán y estuvo preso en Orán por dar muerte a un soldado.

3º.- Manuel Sarmiento de Mendoza, Canónigo y Dignidad de la Santa Iglesia de Sevilla.

4º.- Antonio Sarmiento de Mendoza, Arcediano de Úbeda y Canónigo de la Santa Iglesia de Jaén.

5º.- Francisco Sarmiento de Mendoza, Oidor de la Chancillería de Valladolid y auditor de Rota. Obispo de Astorga en 1574 y Obispo de Jaén desde 1580 a 1595.

6º.- Dª. Catalina Sarmiento y Barba.

7º.- Sebastián Sarmiento y Barba.

8º.- Dª. Juana Sarmiento y Barba.

9º.- Gregorio Sarmiento y Barba.

10º.- Felipe Sarmiento y Barba.

 

XVII- Luis Sarmiento de Mendoza y Barba, Señor de Castrofuerte y Castilfalé, que por el año de 1603 litigó con su pariente Dª. Cathalina Barba de Montalvo por la posesión del Mayorazgo de Valdemorilla que tenía la citada Dª. Cathalina. D. Luis casó con Dª. Isabel de Castilla (hija de Antonio Pessoa y Castilla, Corregidor de Granada y Comendador de la Orden de Santiago, y de su mujer, Dª. Antonia de Acuña, de la familia de los Merinos Mayores de Valladolid) y tuvieron a:

1º.- Antonio Sarmiento y Barba, que murió en la juventud.

2º.- Dª. Francisca Sarmiento Barba de Campos, que sigue.

 

XVIII- Dª. Francisca Sarmiento Barba de Campos, (algunos la apellidan Dª. Francisca Sarmiento de Mendoza y Barba), nació en Burgos y fue Señora de Castrofuerte y Castilfalé y segunda mujer de Pedro Pacheco, y ambos primeros Marqueses de Castrofuerte, Vizcondes de Castilfalé. El título de Marqués se concedió a Pedro Pacheco con fecha de 9-VIII-1627. Tuvieron varios hijos que murieron en la menor edad, sobreviviéndoles solo una hija que se llamó:

 

XIX- Dª. Andrea Antonia Pacheco Sarmiento y Barba, natural de Madrid y Dama de la Reina Dª. Isabel de Francia, primera mujer de Felipe IV. Fue también, en sucesión de sus padres, segunda Marquesa de Castrofuerte y Vizcondesa de Castilfalé. Testó en Madrid el 2-IX-1667 y casó con Juan de Sotomayor y Meneses, Señor de las villas de Alconchel y Zainos, en Extremadura, y de Fermoselle, en Portugal, del que tuvo los siguientes hijos:

1º.- Antonio José de Sotomayor Meneses Pacheco y Barba, que no casó.

2º.- Francisco de Sotomayor Pacheco y Barba, que sigue.

3º.- Dª. Inés Pacheco de Sotomayor y Meneses, primera mujer de Francisco de Carvajal Loaina y Meneses, primer Vizconde de Salinas, sin sucesión. Falleció esta señora en el año 1665.

 

XX- Francisco de Sotomayor Pacheco y Barba, fue bautizado en la Parroquia de San Ginés, de Madrid, el 29-X-1639, y sucedió en su Casa, siendo tercer Marqués de Castrofuerte, Vizconde de Castilfalé, General de los Nobles Guardias Viejos de Castilla y de la Caballería de España, Caballero de la Orden de Santiago, Gentilhombre de la Cámara de S.M. y Veedor General de las Guardias de Castilla . Murió este señor repentinamente en Madrid el 17-IX-1675, y dejó de su esposa Dª. Francisca Chacón y Ayala, con la que había casado cinco años antes, las siguientes hijas, que usaron preferentemente el apellido "Pacheco":

1º.- Dª. Teresa Andrea Pacheco Sotomayor y Meneses, que sigue.

2º.- Dª. Catalina Pacheco Barba de Campos Sotomayor y Meneses, que continuará.

3º.- Dª. Inés Pacheco Barba de Campos, carmelita descalza en el convento de Santa Ana de Madrid.

 

XXI- Dª. Teresa Andrea Pacheco Sotomayor y Meneses, (también llamada Dª. Teresa Andrea Pacheco Barba de Campos), bautizada en la Parroquia de San Sebastián, de Madrid, el 2-I-1672, fue cuarta Marquesa de Castrofuerte y Vizcondesa de Castilfalé. En escritura de 22 de mayo de 1701, mandó guardar y celebrar por festivo y solemne en la villa de Castrofuerte, el día de Nuestra Madre Gloriosa Santa Teresa de Jesús, la que la recibió por su patrona. Tuvo un primer matrimonio con Antonio de Portocarrero y Luna, Conde de Obedos, las capitulaciones matrimoniales fueron en Madrid el 19-X-1686. Su segundo matrimonio fue el 5-IX-1708, en Madrid, con Diego de Zúñiga Sotomayor Enríquez, su primo e hijo quinto del quinto Marqués de Aguilafuente. Testó esta señora el 23-XI-1715 y de su primer matrimonio fue hija:

1º.- Dª. Pía Antonia Pacheco Portocarrero de Luna, que sigue.

Del segundo matrimonio nacieron:

1º.- Dª. Teresa de Zúñiga y Pacheco Sotomayor y Meneses, que continuará.

2º.- Dª. Francisca de Paula de Zúñiga y Pacheco, que falleció en la niñez

 

XXII- Dª. Pía Antonia Pacheco Portocarrero de Luna, (también llamada Pía Antonia Portocarrero Pacheco), fue Condesa de Obedos y quinta Marquesa de Castrofuerte y Vizcondesa de Castilfalé. Consta su bautismo el 28-X-1698, murió en su juventud sin haber tomado estado, por lo que heredó su hermana de madre:

 

XXIII- Dª. Teresa de Zúñiga y Pacheco Sotomayor y Meneses, que desde la edad de nueve años fue sexta Marquesa de Castrofuerte y Vizcondesa de Castilfalé. Consta su bautismo el 12-X-1710, en Tordesillas y murió religiosa profesa del Real Monasterio de Santa Cruz, de Valladolid. Hizo renuncia de los mayorazgos y títulos de su Casa en su tía (hermana de su madre) Dª. Catalina Pacheco Barba de Campos Sotomayor Meneses, que continua en esta genealogía:

 

XXIV- Dª. Catalina Pacheco Barba de Campos Sotomayor Meneses, que fue séptima Marquesa de Castrofuerte y Vizcondesa de Castilfalé. También fue Marquesa de Palacios y Vizcondesa de Santarén por su matrimonio con Pedro Ruiz de Alarcón Alvarez de Toledo, quinto Marqués de Palacios, Vizconde de Santarén y Señor de la villa de Buenache. Fue su hija:

 

XXV- Dª. Sebastiana Ruiz de Alarcón y Sotomayor, no llegó a ser Señora de Castrofuerte y falleció en el año 1738. Casó con con Nicolás Luis Iñigo Ibáñez de Mendoza, XI Marqués de Mondéjar y XIII Conde de la Tendilla, (1688-1742), y de este matrimonio fue hijo:

 

XXVI- Nicolás María Iñigo López de Mendoza, XII Marqués de Mondéjar, fue octavo y último Marqués de Castrofuerte de esta línea y sangre, pues a su muerte, en 1767, entró a poseer el mayorazgo y título de Castrofuerte la familia "Jalón", originaria de la villa de Palenzuela (Palencia), representada a la sazón por:

 

XXVII- José María Jalón y Llorente, nacido en Carabanchel Bajo el 10-XI-1750, quien en calidad de descendiente de Dª. María Barba de Acuña y Bernuy (hija segunda de Juan Barba Cabeza de Vaca y Acuña y de su primera mujer, Dª. Francisca de Bernuy, citados en esta genealogía con el nº XIII) fue noveno Marqués de Castrofuerte y Vizconde de Castilfalé, títulos que continuaron en sus sucesores con el apellido "Jalón", linaje cuya genealogía ofrezco en la Genealogía de los Jalón.

 

EL SEÑORIO-MAYORAZGO DE CASTROFUERTE

 

     El 2-V-1767 falleció D. Nicolás María Iñigo López de Mendoza, Marqués de Mondéjar, Palacios y Castrofuerte y Conde de Tendilla (en la genealogía está con el nº XXVI). Con la muerte, sin sucesión, de este señor se extinguió la línea de los Barba, Señores de Castrofuerte y Castilfalé, que descienden de D. Juan Barba Cabeza de Vaca y Acuña (nº XIII en la genealogía), hijo primogénito de D. Luis Barba y nieto de D. Pedro Barba y Acuña, fundador del mayorazgo.

     El día 4-V-1767 reclamó la sucesión del mayorazgo de Castrofuerte, y le fue otorgada, D. Pedro Basilio Bustamante y Olaso, vecino y Regidor perpetuo de la villa de Toro, casado con Dª. Ana María Beltrán de la Cueva. Unos meses más tarde, el 16-X-1767, D. Antonio Barba y Balbuena, Señor de Valdemorilla, puso "Demanda de Tenuta" a dicho mayorazgo, el 26-X-1767, Dª. Francisca Barba Osorio de Guzmán, vecina de Alcalá de Henares, hizo lo propio, y entonces se presentó también como Parte el citado D. Pedro Basilio Bustamente. Más tarde pusieron su demanda D. Juan Bautista Bernuy Fernández de Enestrosa, Marqués de Benamegí, Caballero de Calatrava y vecino de Ecija, y D. José María Jalón, vecino de Burgos y así dio comienzo el pleito por la posesión del mayorazgo de Castrofuerte y Castilfalé.

     D. Pedro Basilio Bustamante había preparado su sucesión desde el 16-XII-1758, fecha en la cual se propuso como heredero en el mayorazgo en virtud de que era descendiente de Dª. Elvira Barba, hermana de D. Luis Barba e hija de Dª. Pedro Barba, el fundador. Presentó una demanda, la ganó y el Marqués de Mondéjar se vió obligado a darle una renta anual de 1100 reales, por razón de alimentos, como inmediato sucesor que era a el Estado de Castrofuerte.

     Dª. Francisca Barba Osorio de Guzmán fundaba su derecho a la sucesión en que era descendiente de Dª. Isabel Barba y Osorio, supuesta hija ilegítima de D. Diego Barba (nº XV en la genealogía), y de María Gómez Durán. En su tiempo la citada Dª. Isabel ya libró un pleito reclamando la sucesión del mayorazgo de Castrofuerte, alegando que su padre se había casado legítimamente con su madre; Dª. Isabel Barba no lo pudo demostrar y perdió el pleito. Dª. Francisca murió sin sucesión el 25-X-1775 y continuó el pleito su hermana Dª. María Barba Osorio de Guzmán Barbadillo y el marido de esta última D. Josef de Olivera.

     El caso de esta supuesta hija de Diego Barba es digno de relatar: allá por el año de 1555 un tal D. Diego Qiñones se presenta en Villardompardo (Jaén) y se casa con una tal Catalina Sánchez Vilches, convive con ella unos meses y luego la abandona, en 1556 se presenta en Talavera, bajo el nombre de Diego Osorio, y se casa con María Gómez Durán, conocida como Mari Gómez "la Botonera", con la que engendra a la citada Dª. Isabel Osorio (que luego se hizo llamar Dª. Isabel Barba Osorio), sin embargo es reconocido y se le acusa de haberse casado dos veces, se le pone preso, permanece dos años en la carcel y se le condena a galeras y a ser herrado en la cara, pero logra huir de la cárcel. Años más tarde, en 1579 o 1580, Diego Barba conoce en la casa del Marqués de Tábara a Isabel Osorio (que era una sirvienta), y se la lleva consigo, conviviendo a partir de entonces amancebado con ella. Cuando era necesario la pareja se presentaba como padre e hija, engaño que se creyó hasta la propia familia de Diego Barba. Una vez fallecido éste, en 1591, y cuando las pretensiones sucesorias de su supuesta hija estaban en su momento más alto, se lee el testamento de D. Diego donde no la reconoce como su hija, dice más o menos: "...que tuvo por su hija muchos años a Dª. Isabel Osorio y luego resultó ser hija de otro caballero del mismo nombre...", no obstante la hereda con algunos bienes, por otra parte Luis Sarmiento de Mendoza y Barba (nº XVII en la genealogía), que es parte interesada en la sucesión y ha descubierto la verdad, pone en conocimiento de la justicia el caso y le dan la razón. Entonces, por si la cosa no estaba clara todavía, en 1592 y con 80 años de edad, aparece el verdadero padre de Isabel Osorio, quien cuenta ante la justicia de Talavera que se llama Diego Estrada, natural de Cepeda, cerca de Astorga, y que ha usado los apellidos de Osorio, Quiñones, Estrada y Rojas, sabe de las andanzas de su hija y de su marido, Pedro de Villagómez, y de sus pretensiones en la sucesión de Castrofuerte, y lo denuncia todo ante la justicia para descargo de su conciencia (lo que no le hace librarse de ser castigado con el destierro y la humillación pública representada por el típico paseo en burro por las calles de la ciudad). A todo lo anterior se une que en la partida de bautismo de Isabel Osorio no se menciona a su padre, diciéndose solo que fue bautizada el 29-I-1557, y que era hija de María Gómez, que a su vez fue hija de "la Montañesa", y además la citada María Gómez cuando se descubrió que su "marido" estaba casado con otra, contrajo matrimonio con un tal Juan Alvarez. También se hicieron descripciones físicas de los dos Diegos: Diego Quiñones Osorio Rojas Estrada tenía 29 años cuando se casó con María Gómez, bajo, rehecho, cerrado de barba, con un ojo nublado, una berruga en la frente y un lunar grande en un hombro, mientras que Diego Barba tenía en la misma época 17 años y su descripción física era muy difente. A pesar de haberse descubierto todo y de existir pruebas tan irrefutables, Dª. Isabel Osorio, su marido y los descendientes de ambos continuaron con sus pretensiones para suceder en el mayorazgo de Castrofuerte, lograron obtener la posesión del mayorazgo de Pampliega, fundado por Dª. Inés de Guzmán, y todos los descendientes de Dª. Isabel Osorio y de su marido Pedro de Villagómez, y ellos mismos, utilizaron el apellido Barba.

     D. Antonio Barba y Balbuena, Señor de Valdemorilla, cedió a poco de comenzar el pleito sus derechos en el mismo a su hijo D. Francisco Barba y Costilla (nº IX en la genealogía de los Barba de Valdemorilla), el cual fundaba sus pretensiones en que era descendiente de D. Alonso Barba, que fue hijo de D. Luis Barba y nieto de D. Pedro Barba, el fundador del mayorazgo en litigio. La anterior ascendencia no la pudo demostrar y como se puede ver examinando la genealogía de los Barba de Castrofuerte, en la generación nº XI, no es cierto que D. Diego Barba sea hijo de este D. Alonso Barba al que no se cita en documentos en los que debería aparecer si realmente fuera hijo de D. Luis Barba y de Dª. Isabel de Cusanza (por ejemplo no aparece en el testamento de la citada Dª. Isabel donde se nombran todos sus hijos). El citado D. Francisco Barba no estaba muy bien, económicamente hablando, en aquellos años, de hecho se le cita como "pobre", y por este motivo no pudo seguir adelante con el pleito. Un proceso de esta índole era costoso ya que había que contratar un buen procurador (a veces durante años ya que los litigios solían ser largos) y pagar certificaciones de documentos, viajes, etc. La pobreza de D. Francisco Barba se debía a que el Señorío de Valdemorilla era más bien modesto y no podía tomar posesión del mismo hasta que su padre, D. Antonio Barba, no falleciera, hasta ese momento debía subsistir por sus propios medios o por la renta que su padre le dignase pasar por razón de alimentos, renta que no debía de ser muy generosa. Entre otras cosas a D. Francisco se le pasaron los plazos establecidos para presentar la documentación requerida para establecer su ascendencia (ascendencia que ya había probado años antes su abuelo D. Francisco Barba y Castro en el pleito de hidalguía que libró, y ganó, siendo vecino de Sahagún, año 1697).

     D. Juan Bautista Bernuy Fernández de Enestrosa, Marqués de Benamegí, decía descender de Dª. Guiomar de Cusanza, su quinta abuela, hija de D. Luis Barba y nieta de D. Pedro Barba, el fundador. Sin embargo no lo pudo probar y quedó fuera del pleito.

     D. José María Jalón, que ganó el pleito y se hizo con la posesión del mayorazgo de Castrofuerte, demostró que era descendiente de Dª. María Barba de Acuña y Bernuy, hija de D. Juan Barba, nieta de D. Luis Barba y bisnieta de D. Pedro Barba, fundador del mayorazgo. Además su opción era más válida que las de los otros litigantes, según las cláusulas de sucesión del mayorazgo que reproduzco más abajo.

     El pleito fue largo y se extendió al menos hasta el año 1782. Se publicó un primer memorial (que viene a ser una transcripción) del mismo en el año 1776 y un segundo en el año 1782. El primero se puede consultar en la Biblioteca Nacional y el segundo en el Archivo Histórico Nacional, en este Archivo se encuentran también los expedientes del pleito.

 

FUNDACIÓN DEL MAYORAZGO

 

     El mayorazgo de Castrofuerte era antiguo y estaba ligado a los Barba desde el siglo XI, más o menos, fecha en la cual Pedro Barba, Señor de Castrofuerte, nº I en la genealogía, hizo cierta donación al Monasterio de S. Pedro de Erlonca. Con la muerte a manos del Conde de Benavente, en el año 1451, de Pedro Barba de Campos, nº X en la genealogía, el mayorazgo quedó en poder de este magnate y aunque luego fue recuperado por Pedro Barba y Acuña, nº XI en la genealogía, este señor creyó conveniente hacer un nuevo mayorazgo sobre el anterior.

     En Simancas, en el Registro General del Sello, hay constancia de algunos documentos relativos al mayorazgo que nos ocupa:

     18-II-1499. Facultad a Pedro Barba "cuyas son las villas de Castrofuerte y Castrillo de Fale" para obligar ciertos bienes de mayorazgo a las arras de Luis Barba.

     22-V-1499. Facultad a Pedro Barba, cuyas son las villas de Castrofuerte y Castrillo de Fale, y a su hijo Luis Barba, para obligar esas villas y ciertos bienes de mayorazgo en cuantía de 310.000 maravedís, a la dote y arras de Doña Isabel de Casanta, con quien el último ha de contraer matrimonio.

     Posteriormente, en el año 1507, se fundó el nuevo mayorazgo. En el expediente del pleito que nos ha ocupado anteriormente se encuentra la escritura fundacional.

     Aunque el mayorazgo se fundó sobre las villas de Castrofuerte y Castilfalé, esta última era propiedad del Protonotario Apostólico Juan de León, padre de Dª. Isabel de Cusanza, suegro de Luis Barba. Esto se debía a que Pedro Barba necesitaba la cantidad de 3000 ducados de oro y por ello vendió su villa al citado Juan de León, el cual se comprometió a devolverla por idéntica cantidad al mismo Pedro Barba o a cualquiera de sus descendientes, en caso de fallecimiento del citado Protonotario heredaba la citada villa de Castilfalé el Convento de S. Isidoro de León, con las mismas condiciones de devolución a los Barba. En la escritura de fundación del mayorazgo se cuenta todo lo anterior de la siguiente manera:

     ... Otrosi digo que por quanto yó obtenido pleito é debate con Doña Maria é Doña Brianda, mis hermanas, sóbre razon que ellas me pedian sus legitimas partes de todos los vienes que yo hube é herede de Pedro Barva, mi padre, que el é sus antezesores habian tenido, é Yo é tenido y posehido por maiorazgo, sobre lo qual fué dada por ellas en su fabor una sentencia por el Presidente é oydores de la Real Audiencia é Chancilleria en que les adjudicaron las dos tercias partes de los dichos vienes con los frutos de ciertos años por haber sido perdidas las escripturas de dicho Mayorazgo, y por esto me fué necesario é cumplidero hacer como fize con ellas iguala y transacion que les obe de dar é pagar, como les di y pagué, tres mill Ducados de oro por su derecho é accion, é por que se apartasen de dicho pleito y pleitos é sentencias que tenian y lo cediesen, como cedieron, en fabor mio é del dicho Luis Barba, mi hijo, é de los otros mis hijos é descendientes maiores, por via de Mayorazgo, segun de yuso será declarado, é por que yo de presente no tenia los dichos tres mill Ducados ni otra hacienda nin cosa de donde los haber, fué nezesario de vender, y vendi, de consentimiento de las dichas mis hermanas y del dicho Luis Barba mi hijo mayor, la mi villa de Castrillo de Falle con todo lo que a ella, ó a mi en ella é en sus terminos, pertenecia, al señor Protonotario Don Juan de Leon por los dichos tres mill Ducados, que el me pagó é por mi los dio é entrego a las dichas mis hermanas, é por ellas á Pedro Osorio, mi sobrino, procurador de ellas, para en pago é satisfaccion é efecto de las dichas Igualas y transacion, é el dicho señor Protonotario, despues de fecha la dicha venta, por fazer gracia é buena obra a mi é al dicho Luis Barva, mi fijo, é a sus descendientes, é mios, y á quien el mayorazgo obiere de benir, segun la disposicion y ordenacion que de yuso se contiene, quiso é le plego, que en cada, é quando yo é los dichos mis subzesores en el dicho mayorazgo, quisiesemos é pudiesemos probar é comprar la dicha villa de Castrillo con todo lo suso dicho, el é sus herederos é suszesores nos lo tornarían á vender por los dichos tres mill ducados ...

     Castilfalé, o Castrillo de Falle, se incorporó de nuevo al mayorazgo de los Barba en el año 1521, cuando Dª. Isabel de Cusanza, hija de Juan de León y mujer de Luis Barba, compró la villa al Convento de S. Isidoro de León, que la había heredado del citado Juan de León, la compra se realizó por los citados 3000 ducados de oro, y fue de la siguiente manera: 955000 maravedis en efectivo con la dote de Dª. Francisca de Bernuy, nuera de Dª. Isabel de Cusanza y mujer de Juan Barba Cabeza de Vaca, Señor de Castrofuerte e hijo de la citada Dª. Isabel, para pagar los 175000 maravedis restantes, que completaban los 3000 ducados, se quedó el Convento de San Isidoro con 28 cargas de pan de renta de Castilfalé. Esta renta se compró al Convento 10 años más tarde, en 1531, cumpliéndose así, finalmente, la voluntad del fundador del mayorazgo y pasando Castilfalé al mayorazgo de los Barba de forma íntegra.

     Las cláusulas de sucesión del mayorazgo son como siguen:

     En 23 de Julio de 1507 otorgó Escritura de Fundacion de Mayorazgo en esta Corte, Don Pedro Barba, ante Pedro Benavides, Escribano público en ella, por la que, para que sus descendientes en la posteridad, su casa, y renombre tubiesen acrecentamiento de Estado, y usando de una facultad Real, que no está en Autos, ni consta de su fecha, y del vinculo, y condicion de una concordia, y transaccion, y de otra qualquiera facultad que de derecho, y leyes, juros, y ordenamientos le fuere permitida, fundó Mayorazgo en cabeza de su hijo Luis Barba, de la Villa de Castrofuerte, sus fortalezas, casas, fuerzas, y derechos á ella pertenecientes, y de la de Castrillo, caso que la pudiese bolver á comprar él, ó sus succesores, por haverla vendido antes de consentimiento de sus hermanas, bajo las clausulas siguientes.

CLAUSULA I

     Primeramente quiero, y ordeno, é mando, é dispongo, é es mi voluntad que todos los dichos bienes de suso nombrados, é cada una cosa, y parte de ellos, adelante, é para siempre jamás, sean tenidos, é poseidos por una persona sola, sin hacer ni dar parte de ellos á ninguna, ni alguna otra persona, aunque sean iguales en dudo, mas que sea un Mayorazgo, é un cuerpo de bienes, é hacienda junto, é no partible, no comutable, ni divisible, é que non se pueda dividir, ni apartar, ni partir lo uno de lo otro, ni de lo otro de lo otro, ni pueda ser, ni sea vendido, ni donado, ni trocado, ni comutado, ni obligado, ni empeñado, ni enagenado, ni sometido á ninguna especial, ni general enagenacion, todo, ni parte, ni cosa alguna de ello, por ninguna, ni alguna manera, ni forma, ni color que sea, por mí, ni por los descendientes de mí, á quien perteneciere, é oviere de venir este dicho Mayorazgo, segun la forma, é orden que adelante será dicha, y que no pueda pasar, ni pase todo, ni cosa alguna, ni parte de ello en alteracion, ni en alguna especie de ella, nin otra persona alguna, de cualquier estado, ó condicion, preeminencia, ó dignidad que sea, ó ser pueda, aunque sean privilegiados de qualquier servicio, ni por otra qualquier especial, y modo de alteracion, ni por qualquier titulo honeroso, ni lucrativo, nin mixto, ni por otro qualquier vigor, ó efecto que sea, ó ser pueda, nin por otro qualquier color, nin por alimentos, nin por redencion de Cautivos, ni por causa pia, ni necesaria, publica, ó privada, ni por causa de utilidad de la causa pública, nin por causa de su muerte, nin por otras causas qualesquier necesarias, y urgentes, y utiles, ni en otra manera, nin por otra razon alguna mayor, ó menor, ó igual, de qualquier natura, ó efecto, vigor, ó misterio, ó calidad que sea, ó ser pueda, que otorgaren, ó ficieren yo, ni el dicho Luis Barba, mi hijo, nin otro alguno de los que le ovieren de susceder, segun la dicha mi disposicion, ó que qualquier Rey, ó Principe, ó Infante heredero, ó otra qualquier persona contra ello otorgaren, ó concedieren, salvo por las Arras, é otros bienes de Doña Isabel de Cusanza, muger del dicho Luis Barba, segun que se contiene en el capitulo de suso incorporado, é en los otros capitulos, que de esta seguridad fablan, que están en las Capitulaciones, que yo el dicho Pedro Barba, fice, é otorgué al tiempo que se concertó el casamiento del dicho Luis Barba con la dicha Doña Isabel, y esto porque ella, y sus herederos, y facedores no queden defraudados, é á salvo quede la dicha Villa de Castrillo, que está vendida al dicho Señor Protonotario Don Juan de León, por los dichos 3000 ducados, que se dieron á las dichas mis hermanas por la dicha Transaccion: Que cada, é quando que el dicho Luis Barba mi hijo, é sus hijos, é descendientes, é á la persona, ó personas que subcedieren en este dicho Mayorazgo, que si quisieren tornar á comprar la dicha Villa, Vasallos, é Rentas, el dicho Señor Protonotario, é sus herederos, é subcesores sean obligados á se lo tornar á vender por los dichos tres mil ducados, para que asi comprada, quede, é sea inclusa en este dicho Mayorazgo, é sujeta á los vinculos de él, como la dicha Villa de Castrofuerte, é los otros bienes, que adelante se acrecentaren, é incorporaren en lo susodicho, entodavia, é en todo caso pensado, ó no pensado, este dicho Mayorazgo esté, quede, é permanezca entero, é no partible, ni divisible, ni comutable, é sea siempre sujeto á plenaria, é entera restitucion, aunque para la tal alienacion intervenga facultad, licencia, é autoridad, decreto, consentimiento, pacto, transaccion, juramento, contrato, obligacion, ni otro derecho natural, ó civil, ó convencional, ni otras qualesquier cosas concedidas por Rey, ó Principe, ni otorgadas por las Partes.

CLUSULA II

     Otrosí con vinculo, que este dicho Mayorazgo yo lo habia de tener, é poser, é desfrutar, gozar, é llevar por todo el tiempo de mi vida; despues de mi vida lo haya, y herede, é subceda en el dicho Luis Barba, mi hijo mayor legitimo; é despues de él, su hijo mayor legitimo, é de legitimo matrimonio nascido, é procreado, é su nieto mayor legitimo, é de legitimo matrimonio nascido, é asi de padre, é hijo, é descendiente mayor legitimo, é de legitimo matrimonio nascido, para siempre jamás, con tal vinculo, é sobstitucion que el dicho Luis Barba mi hijo, é sus hijos, é descendientes de él, ó de las otras personas aquí llamadas, que huvieren de subceder en el dicho Mayorazgo perpetuamente, tengan, se llamen por renombre de los Barbas; é non de otros linages algunos, é traigan las Armas derechas de los Barbas; é si otro renombre tomaren, é dejaren, ó mudaren las dichas Armas, que por el mismo hecho pierdan, é hayan perdido este dicho Mayorazgo, é subceda en él el siguiente en grado; bien ansi como si el que mudare las Armas, o dexase el apellido de los Barbas no fuese nacido; porque es mi voluntad, que el dicho renombre de los Barbas, con las dichas Armas, juntamente quede por memoria de su linage, é de los que ganaron los dichos bienes con este titulo de Mayorazgo.

CLAUSULA III

     Item quiero, y es mi voluntad, que si el dicho Luis Barba, falleciere en mis dias, é quedare fijo, ó fija suya, é nieto, é nieta mia, que en tal caso, el dicho nieto, ó nieta herede el dicho Mayorazgo, y en él se prefiera á qualquiera hijo, ó hija mayor, que oviere, é quedare de mí al tiempo de mi muerte, é que esto mismo se guarde en todos los otros mis descendientes, é del dicho Luis Barba, para siempre jamás; é si el dicho Luis Barba, al tiempo de mi muerte no dexare hijo varon, é dexare hija, que la tal hija, y sus hijos varones, y fijas de ella, hayan, y hereden el dicho Mayorazgo, precediendo siempre el mayor al menor, é el varon á la hembra, aunque ella sea mayor que el varon, y el nieto, ó nieta preceda en esta subcesion con el hermano, ó hermana del padre, fijo segundo del poseedor de este Mayorazgo, é que lo tenga, é posea todavia un solo.

CLAUSULA IV

     E si al tiempo de su finamiento el dicho Luis Barba, mi fijo, non dexare hijo varon, ni fija, ni descendiente de aquellos legitimos, é de legitimo matrimonio nascidos, é procreados, que este dicho mi Mayorazgo lo haya, y herede, é subceda en él Antonio Barba, mi fijo segundo, é su fijo descendiente mayor, segun y en la manera, y forma, é por la orden que es dicha del dicho Luis Barba, y de sus descendientes.

CLAUSULA V

     Y si (Dios no lo quisiere) el dicho Antonio Barba, mi fijo segundo, falleciere sin dexar fijos varones, ni hijas, ni descendientes legitimos, é de legitimo matrimonio nascidos, y procreados, que en tal caso venga, y subceda en este dicho Mayorazgo Doña Elvira Barba, mi fija legitima; é despues de su fin, é muerte, sus hijos, é hijas, y nietos, descendientes por la orden susodicha.

CLAUSULA VI

     E que si (lo que Dios no quiera) el dicho Luis Barba, y Antonio Barba, é Doña Elvira Barba, fijos, é fijas, todos fallecieran sin dejar fijos, nietos, ni descendientes legitimos, y de legitimo matrimonio nascidos, quiero que subcedan en los dichos bienes, por titulo de Mayorazgo, el varon mayor legitimo, y de legitimo matrimonio nascido, é procreado mas propinquo, é cercano de mí, descendiente del tronco, é linage del dicho Pedro Barba, mi padre; é si dos varones oviere iguales en grado en toda esta subcesion, en tal caso lo haya, é subceda en este dicho Mayorazgo el que fuere mayor de dias, el qual subceda en él, con los vinculos, é sobstituciones, modos, é condiciones, é clausulas puestas en la persona de dicho Luis Barba.

CLAUSULA VII

     Otrosí con vinculo, que qualquiera, é qualesquier de los dichos mis fijos, y nietos, é viznietos, y posteridad, y todas las personas, que en este mi Mayorazgo oviere de subceder, segun dicho es luego que fueren sabidos, é conoscidos por herederos de este dicho Mayorazgo, y á él primeramente llamados, antes que lo hereden hayan de tomar, é tomen el apellido de los Barbas, é las dichas Armas, e las trayan, é no otras ningunas, segun, é de la manera que dicha es, é sin ninguna mixtura, salvo si los tales, é qualesquier tenedores de este dicho Mayorazgo ovieren de subceder, é subcediesen en algun otro Mayorazgo, quien por subcesion, ó por dote, que en tal caso permito, que pueda traer las tales Armas, é apellido de Mayorazgo en que asi oviere de subceder él, é sus descendientes, juntamente con las mias; pero si no tuviere las dichas Armas (como dicho es) por el mismo fecho haya perdido, é pierda el dicho Mayorazgo, é sea luego dado, é aplicado, é buelto al siguiente en grado: E yo desde agora lo oplico á aquel á quien viniese despues de los dias de aquel que lo perdiere, segun la orden, é forma susodicha, tomando todavia el tal subsesor las dichas Armas, é Apellido, segun es ya declarado.

 


Comments