¿SE PUEDE SUBSISTIR SIN AZUCAR?
Pero, ¿puede el organismo subsistir sin azúcar?
  advertising

 

Azucar en el Organismo

 

advertising

 

SITIOS AMIGOS

Vegetarianismo

Mitos y Cosmos

Qué es un Planetario

Telescopio

Mundo de las Abejas

Secretos en Red

Hoteles,Vuelos,Coches

Forma de Ganar Dinero

 

 
 

contador gratis
contador gratis
  advertising

Como he dicho anteriormente, la glucosa se produce lentamente a partir del almidón, contenido en todos los productos alimenticios vegetales. Y su nivel en la sangre lo regulan dos hormonas que cumplen funciones contrarias: la insulina y el glucagón. Claro esta que esto ocurre si la alimentación del individuo es racional y solo si la comida carece de grandes cantidades de azúcar, el cual hace cambiar radicalmente la situación. La glucosa, transportada por la sangre, llega a todos los organismos, incluso al cerebro y el corazón. Su gasto durante los intervalos entre las comidas se compensa con las reservas que tiene el hígado.

Los médicos también han comprobado que el azúcar no es un componente obligatorio de en la alimentación. Solo algo más de cien años atrás comenzó a usarse; antes la gente no lo conocía. Hoy día, hay personas sanas que prácticamente no utilizan el azúcar desde la infancia. Y no sufren por ello ningún tipo de molestias. Tampoco existen pruebas de que el organismo sufre trastornos porque uno excluye de pronto este producto.

El origen de la dependencia orgánica del azúcar ya ha sido desmitificado por investigaciones médicas que demostraron que básicamente es psicológica. Existen casos en los cuales es necesaria, como en la hipoglucemia funcional, cuando es necesario ingerir una dosis de azúcar rápidamente. Sin embargo, el tratamiento de las hipoglucemias a largo plazo consiste en restringir el uso de azúcar en los momentos de crisis, reemplazándola por frutas.

Los naturistas afirman que los pueblos primitivos, cuya dieta enfatizaba los alimentos en estado natural, a veces levemente cocidos, no conocieron la diabetes, la obesidad y las caries dentales. Para ellos, el progreso trajo la refinación y, al enriquecer el azúcar, se eliminaron sus nutrientes.

Así pues, al azúcar no es para nosotros un elemento insustituible, excepto cuando el organismo requiere de grandes dosis de glucosa en la sangre, como, por ejemplo, al realizar un prolongado y pesado trabajo físico. Otra cosa es que la gente valore al azúcar por su sabor. Pero hay que tener en cuenta que la inclinación por el azúcar no es innata sino adquirida. Mucho  depende también de la educación de los niños. Es poco recomendable que haya que acostumbrarlos a este producto desde los primeros meses de vida. Si el niño no es acostumbrado desde pequeño a lo dulce, es posible que en el futuro no considere al azúcar un elemento indispensable en su alimentación.

Ya que el organismo no necesita azúcar, no tiene sentido establecer una norma de su consumo. Algunas personas podrán comer regularmente cosas dulces, en cambio para otras estará terminantemente prohibido. La formula es: cuanto menos, mejor. En cualquier caso, hay que tratar de no sobrepasar la norma diaria de 50 gramos.

Azucar en el Organismo