EL AZUCAR EN EL ORGANISMO


 

¿ES PROVECHOSO EL AZUCAR?

  advertising

Se puede subsistir sin azucar?

advertising

 

SITIOS AMIGOS

 

Vegetarianismo

Mitos y Cosmos

Qué es un Planetario

Telescopio

Mundo de las Abejas

Secretos en Red

Hoteles, Vuelos,Coches

Forma de ganar dinero

 

 
 

contador gratis
contador gratis

 

advertisingEn los últimos años, los médicos discuten periódicamente del provecho y el daño que causa el azúcar en el organismo.

El azúcar ocupa un lugar notable en la alimentación de los habitantes de muchos países industrializados. Este hidrato de carbono habitualmente se agrega a las comidas para mejorar su sabor. En los últimos tiempos, se emplea tanto que forma casi la cuarta parte de las calorías que recibe el organismo humano.

 

Los endocrinólogos, cardiólogos y dentistas son los que más combaten el azúcar refinado. Visible en terrones o en polvo, o invisible en tortas, caramelos, refrescos, etc., el azúcar refinado es considerado una de las mayores causas de caries dentales, de obesidad, de aterosclerosis, de diabetes en personas propensas e, incluso, de infertilidad en las mujeres.

 

Los dietólogos de diferentes países, después de estudiar prolongada y minuciosamente el efecto de su uso desmedido, llegaron a la conclusión de que es necesario reducir su consumo. Los motivos expuestos son varios y convincentes.

 

A diferencia de los alimentos tradicionales (pan, cereales, carne, productos lácteos, hortalizas), el azúcar-sacarosa- es una sustancia química pura.

 

No contiene ni vitaminas, ni sales, ni elementos biológicamente activos como otros productos de origen animal y vegetal.

 

A diferencia del almidón –que en el organismo del hombre lentamente se convierte en  glucosa y luego pasa a la sangre- el azúcar se incorpora rápidamente al flujo sanguíneo.

Si se lo utiliza en grandes cantidades, provoca la hiperglucemia. En muchos casos causa un aumento de peso excesivo  e, incluso, la obesidad, lo que, a su ves, contribuye al surgimiento de la ateroesclerosis y la hipertensión, especialmente cuando uno lleva una vida sedentaria.

 

Cabe destacar que la insulina, elaborada por el páncreas, regula el nivel de glucosa en el organismo. Esta, a su vez, estimula la elaboración de insulina. Cuando mas glucosa haya en la sangre, mayor será el porcentaje de insulina, la cual acelera el proceso de oxidación de la glucosa. Sin embargo, el mantener su nivel aumentado durante un largo tiempo puede provocar el agotamiento de las células que producen insulina. Con la gordura y la obesidad, la insulina pierde su capacidad de influir en la oxidación de la glucosa, lo  que conduce a la diabetes y, en algunos casos, a enfermedades cardiovasculares.

 

Las estadísticas nos muestran que en los últimos 10-15 años, en todos los países desarrollados aumenta el número de enfermos de diabetes. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hoy día padecen de este mal más de 50 millones de personas.    

¿Se puede subsistir sin azucar?