Lección 42. Pranayama - ¿Es esto natural?.       Pagina principal          Lecciones
 
 
   Autor:Yogani.

Pregunta: Estoy esforzándome por poner en práctica las instrucciones dadas para la respiración espinal, pero no parece que este consiguiendo gran cosa. Esto parece contradecir tus repetidas menciones a cuan "naturales" se supone que son estas prácticas. Además, es bastante diferente de la meditación, la cual encuentro muy sencilla y agradable. ¿Se supone que el pranayama debe de ser fácil y agradable también?.

Respuesta: Sí, El pranayama llegará a ser fácil, y decir que es placentero es decir poco. Extático es una mejor descripción de lo que puede llegar a ser, aunque puede tomar algún tiempo el conseguir todo esto.

Tomate tu tiempo para irte acostumbrandote a ello. Dale una oportunidad sincera en tu practica regular, y no te arrepentirás.

Llegará también ayuda en forma de nuevas herramientas en la práctica que harán que el pranayama sea mucho mas placentero de ejecutar, aprenderás como iluminar cualquier cosa desde el interior. Pero las cosas principales primero, pon los hábitos básicos de la practica en su lugar. Con el tiempo llegara a ser progresivamente mas fácil y mas agradable.

La meditación es fácil y placentera desde el principio para mucha gente. En el caso del pranayama esto puede llevar algo mas de tiempo. ¿Es natural el pranayama? No hay duda de que el pranayama, con todas sus piezas añadidas, es una practica compleja y podría no sentirse como algo natural al comienzo. Sin embargo, como ocurre con la meditación, el pranayama consiste en suscitar una habilidad ya existente dentro de nosotros. En el caso de la meditación, se trata de la capacidad natural de la mente para silenciarse y experimentar la consciencia pura y dichosa. Solo establece las correctas condiciones en la meditación, y la mente se silenciara completamente por si misma.

En el caso del pranayama, lo que estamos haciendo es suscitar la habilidad natural del sistema nervioso para limpiarse y llegar a ser extaticamente radiante desde adentro. Establecer las condiciones iniciales cuesta mas trabajo, pero una vez que nosotros hemos dado los pasos necesarios a través del pranayama, la condición de la radiancia extática se establece de forma natural. Una vez en funcionamiento, llega a ser algo completamente automático. Es entonces cuando te das cuenta y sin duda alguna de que tu cuerpo fue diseñado para sostener el éxtasis divino, como si de una  revelación se tratara.

Tal y como la consciencia silenciosa y dichosa interna es nuestro estado natural cultivado a través de la meditación, también la radiancia extática es nuestro estado natural traido a través del pranayama. Una vez estimulada mediante el pranayama, la radiancia extática se hace aun mas profunda en la meditación. El pranayama cultiva el terreno de nuestro sistema nervioso hasta el punto donde la meditación es capaz de producir un dinámico florecimiento de la consciencia pura y dichosa. El pranayama permite que la semilla silenciosa que estamos despertando en la meditación crezca en radiancia extática, y se derrame generosamente en nuestra vida diaria.

El objetivo es estructurar las practicas de yoga avanzadas de la forma mas fácil posible, siendo algo placentero y divertido, pues de lo contrario muchos no querrían molestarse en ello. La persistencia y la paciencia serán requeridas algunas veces durante las etapas de formación de la practica. Con nuestro compromiso sostenido en la practica diaria, las experiencias iran avanzando. Con el tiempo, tendrás prisa por llegar a tu sitio de meditación porque el éxtasis que vendrá a ti en esos momentos será muy grande. Entonces, antes de que te des cuenta, el éxtasis estará en todas partes. El mundo entero se estará transformando ante tus dulces ojos.

El gurú esta en ti.