1.3 Diferencias entre la Autopsia y la Necropsia [7]

Examen externo

 

El examen externo consiste en la inspección meticulosa del cadáver, previa a la disección anatómica del mismo, tomando nota de todos aquellos datos que puedan ser útiles para aclarar alguna cuestión clínica o medicolegal.

 

En la autopsia medicolegal, el análisis de la ropa del di- funto también es parte fundamental del examen externo. El análisis de la ropa adquiere especial relevancia cuan- do ésta aparece rota o manchada, en cuyo caso, se ha de verificar la relación o falta de relación existente entre los daños de la ropa y las lesiones corporales del cadáver (7).

 

Los principales datos que se pueden recoger en el exa- men externo del cadáver son los siguientes:

 

Signos relativos a la identificación del cadáver: edad aparente, talla, constitución corporal, sexo, ra- za, color y forma del cabello, color del iris, defor- midades, amputaciones, peculiaridades de la denta- dura, cicatrices, tatuajes, etc.

 

Signos relativos a la data de la muerte: fenómenos cadavéricos (rigidez, livideces, putrefacción) y es- tudio de las larvas de insectos (si las hay).

 

Signos relativos a la causa de la muerte:

 

Lesiones traumáticas: naturaleza de  las  lesiones (contusiones, heridas por arma blanca, heridas por arma de fuego, etc.), región anatómica donde se ubican, número, forma, dimensiones, trayectoria, signos de vitalidad perilesional, movilidad anormal del cuello o de las extremidades, etc.

Signos externos de procesos patológicos: estado de nutrición, coloraciones anormales (ictericia, ciano- sis, etc.), edemas, varices, úlceras, etc.

 

Examen interno

 

El examen interno consiste en la inspección meticulosa del cadáver que se realiza tras la disección anatómica del mismo y tomando nota de todos aquellos datos que puedan ser útiles para aclarar alguna cuestión clínica o medicolegal.

 

Este examen debe ser completo, es decir, han de abrirse "plano a plano" las tres cavidades corporales principales: cabeza, tórax y abdomen. Además, cuando esté indica- do, se ha de proceder al examen de la columna vertebral y de las articulaciones. En todas las autopsias medicole- gales, también debe realizarse la disección de los tejidos blandos y de la musculatura del cuello (7).

 

En la apertura de las cavidades, las incisiones cutáneas deben ser lineales y perpendiculares a la piel, con objeto de facilitar la posterior reconstrucción del cadáver. Ade- más, dichas incisiones deben respetar, en lo posible, los rasgos fisonómicos del mismo, para facilitar su identifi- cación y evitar un espectáculo desagradable a su familia.

 

El examen de las cavidades ha de incluir:

 

v  El estudio de la presencia de gases en el tórax (neu- motórax).

 

v  La medición del volumen de algunos fluidos corpo- rales (por ejemplo, de líquido ascítico).

 

v  La comprobación de la integridad de los límites anatómicos.

 

v  La descripción de todas las lesiones internas, inclui- das las trayectorias de las heridas por arma blanca o de fuego.

 

v  La observación de la apariencia externa de los ór- ganos.

 

v  La apertura de los órganos huecos y la descripción de su contenido.

 

v  La medición del peso de las vísceras más importan- tes.

 

v  La sección de las vísceras no huecas y la descrip- ción de su superficie de corte.

 

v  La disección de los vasos más importantes. La di- sección de las vías más relevantes (vías aéreas su- periores e inferiores, conductos biliares y uréteres) (7).

 

Toma de muestras

 

La Ley de enjuiciamiento criminal establece la posibili- dad de obtención de muestras para su análisis, con objeto de facilitar el esclarecimiento de lo sucedido (6).

 

En todas las autopsias, el esquema básico de recogida de muestras incluye muestras de:

 

Los órganos principales, con fines histológicos. Sangre periférica, no cardiaca o torácica, para iden-

tificación genética y análisis de alcohol y drogas. Orina.

Contenido gástrico.

Además, cuando no se haya establecido la causa de la muerte con el suficiente grado de certidumbre, se debe

efectuar una toma de muestras adicional, para la realiza- ción de análisis metabólicos y toxicológicos, que ha de incluir: humor vítreo, líquido cefalorraquídeo, bilis, pelo y tejidos importantes (7).

 

En cualquier caso, las muestras biológicas deben reco- gerse en recipientes que contengan el conservante ade- cuado, y que estén firmemente cerrados y sellados. Ade- más, han de ser transportados al laboratorio en condicio- nes de seguridad.

 

El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Foren- ses establece que las muestras biológicas remitidas a es- ta institución se deben acompañar de una información suficiente de todos los datos procesales, clínicos, necró- psicos y complementarios que puedan tener interés pa- ra orientar la investigación. También indica que cuan- do se sospeche que el fallecido padecía una enfermedad infecto-contagiosa (hepatitis, SIDA, tuberculosis, etc.)

debe hacerse constar de una forma explícita (8).

 

Además, el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses establece que el embalaje de las muestras debe comprender:

 

a) Un embalaje interior, formado por:

Recipientes primarios estancos. Se recomienda que éstos sean frascos de plástico incoloro, de boca an- cha y doble tapa. Es preferible que éstos sean nue- vos y hayan sido enjuagados con agua destilada.

Cada uno de los frascos ha de estar provisto de una etiqueta en la que se exprese: el Juzgado de Instruc- ción, el número de sumario, el nombre del cadáver, el contenido y la fecha.

 

Un embalaje secundario estanco. Éste consiste en un saco de plástico resistente que debe quedar ce- rrado herméticamente.

 

Un material absorbente, que ha de colocarse, en cantidad suficiente, entre los recipientes primarios y el embalaje secundario.

 

b) Un embalaje exterior, consistente en una nevera en la que sólo se deben incluir las vísceras de un individuo, y en la que ha de colocarse hielo alrededor del embalaje secundario. Esta nevera tiene que estar herméticamente cerrada y precintada (8).

 

Reconstrucción del cadáver

 

 

Después de llevar a cabo una autopsia anatomoclínica o medicolegal, se debe devolver el cadáver a sus familiares en condiciones dignas.

 

Esto incluye una sutura de las incisiones quirúrgicas practicadas sobre el cadáver. Para ello, tradicionalmente, se ha empleado una aguja recta de zapatero y bramante. Y se ha llevado a cabo mediante una sutura continua, en la que las punciones siempre se efectúan por dentro de la piel y alternativamente a un lado y otro de la incisión quirúrgica. Con este procedimiento se pretende realizar un cierre sólido y, a la vez, no muy visible.

 

TÉCNICAS DE APERTURA DE LOS CADÁVERES

 

Se conoce como técnica de autopsia al conjunto de pro- cedimientos operatorios que tienen por objeto el facilitar la exteriorización y el examen de los órganos que inte- gran el cuerpo del cadáver, con el menor destrozo posi- ble del mismo.

 

A lo largo de la historia se han propuesto por numerosos profesionales (Morgagni, Orfila, Rodrigo, Rokitansky, Mata, Marco, Gohn, Virchow, Letamendi y Letulle) di- ferentes técnicas de autopsia. No obstante, las más utili- zadas actualmente son las de Mata y Virchow.

 

Para realizar cualquier técnica de apertura del cadáver, éste ha de estar colocado en decúbito supino, con un zó- calo de madera debajo de la nuca.

 

Método de Mata

 

Es el más utilizado en España en las AUTOPSIAS Y NECROPSIAS:

 

Consiste en lo siguiente:

 

 

 

Para la apertura del cráneo, se da un corte a la piel, sin rapar el pelo, que va desde el pabellón de una oreja hasta el otro. Tras ello, se bascula la piel hacia la cara y hacia la nuca.

Una vez despejado el cráneo, se sierra la bóveda craneal circularmente y, con ayuda de un escoplo en "T", se separa el casquete óseo obtenido.

 

Para el estudio del cuello, se da un corte transversal y no muy profundo a lo largo de las clavículas y manubrio esternal, y luego otros dos que parten de la zona más posterior de la apófisis mastoides de cada lado y se dirigen, de arriba abajo y de dentro a fuera, al centro de las clavículas, reuniéndose con la incisión transversal. Tras ello, se ranversa el colgajo hacia arriba (hacia la cara).

 

Para la apertura del tórax se da un corte transversal, por debajo de las clavículas y paralelo al que se da para el estudio del cuello, y desde los extremos de esta incisión se sigue cortando la piel por cada lado  del pecho, de arriba a abajo y de dentro a fuera, hasta la cuarta costilla falsa.

Seguidamente, se seccionan las costillas con el cos- totomo y se sierra el cuerpo esternal. Finalmente, se bascula el colgajo hacia abajo (hacia los pies).

 

Para la apertura del abdomen, se da un corte a am- bos lados del mismo, que pasa por las crestas ilia- cas y se curva hacia el pubis, donde se reúnen las incisiones de ambos lados. Tras ello, se ranversa el colgajo hacia arriba (hacia el pecho).

 

Hay una modificación del método de Mata, aún más uti- lizada, en la que para la apertura simultánea de las ca- vidades torácica y abdominal se continúan hacia abajo las dos incisiones efectuadas para la apertura del tórax, hasta terminar un poco antes del pubis, pero sin llegar a juntar los cortes de ambos lados. Seguidamente, y tras cortar las costillas, serrar el esternón y seccionar el dia- fragma, se reclina todo el colgajo formado, hacia los pies del cadáver.

 

Método de Virchow

 

Es la técnica de apertura del cadáver más universalizada. Consiste en lo siguiente:

 

Para la apertura del cráneo se sigue la misma técni- ca de Mata.

 

Para el estudio del cuello se utiliza la técnica de Ro- drigo, que consiste en dar un corte transversal a lo largo de las clavículas y manubrio esternal, y luego un corte medio desde el mentón hasta la horquilla esternal. Tras lo cual, se ranversan hacia los lados los dos colgajos formados.

 

Para la apertura del tórax y del abdomen se emplea la técnica de Marco. Ésta consiste en un corte que se extiende desde el manubrio esternal hasta el pu- bis, pasando por la izquierda del ombligo. Segui- damente, se seccionan los cartílagos costales y se desarticulan las clavículas del esternón.

 

Las diferencias y similitudes también se establecen AQUÍ  
 

[7] Fundacion Medica-Juridica. RESUMEN SOBRE AUTOPSIAS, HISTORIA, PROCEDIMIENTOS, TECNICAS, TIPOS, EXHUMACIONES. PARTICIPACIÓN DEL EQUIPO EN CATASTROFES. IMPORTANCIA DEL ESTUDIO ODONTOLÓGICO.[sitio en internet].Disponible en:www.fundacionmedicajuri.org.ar/archivo/AUTOPSIAS-RESUMEN.doc. [Citado 25 de Mayo de 2009]

 
Revista Electrónica de la Autopsia. GENERALIDADES SOBRE LAS AUTOPSIAS. [sitio en internet].Disponible en:http://rea.uninet.edu/index.php/ejautopsy/article/view/30/30. [Citado 25 de Mayo de 2009]
Comments