INTRODUCCIÓN‎ > ‎

Autoestima en el desarrollo de los niños

La autoestima es un elemento básico en la formación personal de los niños. De ella dependerá su desarrollo en el aprendizaje, en las buenas relaciones con los otros, en las actividades, y por qué no decirlo, en la construcción de su felicidad.

 

Cuando un niño adquiere una buena autoestima se sentirá competente, seguro, y valioso. Entenderá que es importante pedir ayuda cuando se sienta desvalorizado o inferior a los demás. Será responsable de él mismo, se comunicará y se relacionará con los demás de una forma adecuada.

 

Por el contrario, el niño con una baja autoestima no confiará en sus propias habilidades, se sentirá inferior frente a otras personas, y por lo tanto se comportará de una forma más tímida, más crítica, con poca creatividad, lo que en muchos casos le podrá llevar a desarrollar conductas agresivas, y a alejarse de sus compañeros y familiares.