Arte Islámico, Mozárabe y Mudéjar

ARTE ISLÁMICO

Mahoma (c. 570-632) era un comerciante que en el 610 tiene su primera revelación, según la cual era elegido el último de los profetas. Se enfrenta a las tribus de La Meca por lo que tiene que huir hasta Medina en el año 622, la Hégira, comenzando la Era Islámica. Hubo varios enfrentamientos entre ambas ciudades, hasta que destruye los ídolos paganos de la Kaaba, en La Meca. A su muerte había unificado toda la Península Arábiga y expandido el Islam. Las luchas por el poder de los primeros califas hacen que la unidad religiosa se desintegre, surgiendo los Chiíes, los Suníes, el Sufismo y el Jariyismo. Es una religión monoteísta, con el Corán como libro más sagrado (aunque aceptan la Torá, los Salmos y los Evangelios), predicado por Mahoma y recogido posteriormente. Su precepto fundamental es «No hay más Dios que Alá y Mahoma es su último profeta». Para completar la ley islámica tienen los Hadices y la Sunna. Su doctrina tiene cinco pilares: la profesión de fe (Sahada), la oración cinco veces al día (Salat), la limosna ritual (Zakat o azaque), el ayuno en el ramadán (Sawn o Siam) y la peregrinación a La Meca (Hayy).

La expansion del Islam (ArteHistoria)


Estos preceptos religiosos serán la base de su arte, surgiendo las tipologías. Es un arte que va a aceptar el arte anterior, influido por Bizancio y Persia, dándole unos caracteres peculiares. Era un arte de adaptación, utilizando de manera nueva formas antiguas. Con unas características semejantes: arte principalmente arquitectónico, horizontalidad, líneas rectas y puras, decoraciones enmarcadas, abundancia decorativa, carácter anicónico (carencia de figuración), importancia del color. Los materiales suelen ser pobres revestidos de mosaico, azulejo, yeserías, dando impresión de lujo. Utilización de columnas como soportes, con diversos capiteles (cubico, de pencas, lambrequines o nido de avispa). Diversidad de arcos: de herradura, túmido, peraltado, de mocárabes, polilobulado, mixtilíneo, etc. Y cubiertas planas con cúpulas (de mocárabes, gallonadas o caladas) en los lugares más destacados. Y la decoración es de tres tipos: de ataurique (vegetal), de laceria (geométricas) y epigráfica (cúfica, caracteres rectos, o nesji, curvos). A partir de aquí depende de las características geográficas, históricas y culturales.

La MEZQUITA es el templo de oración, de gran amplitud, con una serie de partes: el Shan o patio con fuente para las abluciones o Sabil. El aminar o torre para llamar a la oración. El Haram o sala de oración, con un muro orientado a La Meca, Qibla, con el Mihrab es su centro. La Maxura es el espacio reservado al Califa, con el Mimbar o púlpito. Las MADRAZAS son las escuelas de teología. Los RÁBIDAS son los monasterios. Existen también caravasares, alcazabas y palacios con tres partes, Mexuar para la justicia, Diwan, la parte oficial y pública, y el Harem.

Los primeros califas (632-661) son los sucesores directos de Mahoma que siguen ampliando territorios. Apenas quedan restos artísticos de este momento, siendo el más importante la casa del Profeta en Medina, donde después se construye la Gran Mezquita. Hay algo de cerámica sin brillo.

Los Omeyas (661-750) son la siguiente gran dinastía, comenzando las divisiones internas. Se siguen ampliando territorios. Destaca la Gran Mezquita de los Omeyas en Damasco, donde estuvo la Basílica de San Juan Bautista con su tumba, y la Mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén, con la Cúpula de la Roca. Se realizan castillos en el desierto, como la Fortaleza de Qusayr Amra, en Trasjordania.

La mezquita de la Cúpula de la Roca (ArteHistoria)


El tercer periodo es el Abasí (750-1258) con varias luchas de poder y la nueva capital en Bagdad y Samarra. Las provincias de Córdoba, Egipto y Marruecos se desvincularon en emiratos independientes. A mediados del siglo X los Selyúcidas se apoderan del Imperio. Destaca también la cerámica fayenza.

Posteriormente, se da la división. Los Mongoles invaden Bagdad en 1258. En EGIPTO se suceden los Tulónidas (Mezquita de Ibn-Tulun), los Fatimíes que fundan El Cairo con las Mezquitas de Al-Azhar y Al-Hakim y los Mamelucos (a partir del s. XIII) con la Medersa funeraria del sultán Qait Bey. En la zona de ANATOLIA también se suceden varios periodos: primero los Selyúcidas y posteriormente los Otomanos que se extienden por gran parte del imperio islámico y Constantinopla (Estambul) en el 1453. Destacan la Mezquita de Solimán y la Mezquita del Sultán Ahmed. En IRÁN Y ASIA CENTRAL se asienta uno de los Kanatos del Imperio Mongol, destacando la época de la Horda de oro y posteriormente el periodo de los Timurides, con la Mezquita Imperial de Isfahán. En la INDIA surge también el imperio mogol que reunifica las provincias indias con un arte que mezcla lo autóctono con lo islámico. Destacan la Mezquita de Quwwat ul-Islam (Delhi), el Fuerte Rojo de Agra, Fatehpur Sikri y los mausoleos de Humāyūn y el Taj-Mahal.

Taj Mahal (ArteHistoria)


El ARTE HISPANO MUSULMÁN (711-1492) constituye la rama más importante del arte musulmán en Occidente. Va a tener mucha influencia del arte anterior, con la utilización del arco de herradura, el uso de piedra y ladrillo o las celosías. El periodo Omeya arranca con Abderramán I que funda Córdoba, fundando un Emirato Independiente (756-912) hasta que se erige como Califato (hasta el 1031). La Mezquita de Córdoba, son sus diferentes fases, es el mejor ejemplo. También de este momento es la Mezquita de Bab-al Marduk, Toledo y el palacio de Medina Azahara.

La invasión musulmana (ArteHistoria)

Mezquita de Córdoba (ArteHistoria)



La dinastía Omeya en España fue sustituida por diversos reinos independientes, los Reyes de Taifas (1031 - 1091) con la Fase Zaragozana con la importancia de La Aljafería de Zaragoza o los baños públicos como el Bañuelo de Granada. Al final del siglo XI, dos tribus bereberes tomaron sucesivamente el poder los almorávides (1075-1146) y los almohades (1161-1262) con ejemplos como el Qubbat Barudiyin de Marrakech y los altos minaretes decorados con paños de sebka como La Giralda de la antigua Mezquita de Sevilla y ejemplos civiles como el Alcázar de Sevilla. En estos momentos la influencia es tanta que comenzamos a ver obras cristianas realizadas con estética islámica: la Capilla de la Asunción de las Huelgas de Burgos. O Santa María la Blanca de Toledo. La arquitectura militar también adquiere importancia, con barbacanas, matacanes y torres albarranas, como la Torre del Oro.

Los alminares almohades (ArteHistoria)


Los reyes cristianos fueron reconquistando el territorio hasta la ciudad de Granada que queda como reducto de la dinastía Nazarí que consigue mantenerse hasta 1492. La gran creación es la Alhambra de Granada, una ciudad palacio, antigua alcazaba, fortificada con torres (Torre de Comares) y puertas (Puerta de la Justicia), e interiores lujosos. El Mexuar era el cuarto de justicia y el Cuarto Dorado, para la apelación. De ahí se pasa a la zona pública de recepción, el Patio los Arrayanes, con el Salón de Comares o de Embajadores. El segundo espacio, privado, está entorno al Patio de los Leones, con la Sala de los Abencerrajes y la Sala de las Dos Hermanas. Los palacios y jardines del Generalife era el palacio de recreo.

La Alhambra de Granada (ArteHistoria)


En cuanto a las artes decorativas destaca la cerámica, los objetos de marfil (Bote de Zamora), los textiles (Pendón de las Navas) y el arte del libro que va desde las miniaturas hasta la encuadernación.






ARTE MOZÁRABE

                  A partir de la segunda mitad del siglo IX se dio la emigración de amplios grupos de cristianos que vivían en Al-Ándalus hacia territorios cristianos del norte, con un sustrato cultural común, el visigodo, las mismas costumbres y religión con la liturgia mozárabe. Estos nuevos pobladores se instalaron en las nuevas tierras que se iban conquistando, fundamentalmente entre los montes cántabros y el Duero. Con tres tramas, el mozárabe castellano (al norte del Duero), el Alto Aragón también llamado Serrablo de Huesca y el arte de la Marca Hispánica de Cataluña. Desde comienzos del siglo IX hasta mediados del XI.

                  El MOZÁRABE CASTELLANO fue creado con el apoyo de la monarquía astur-leonesa, para repoblar villas y monasterios bajo las premisas artísticas visigodas (el arco de herradura) con influencias de Al Ándalus (alfiz o cúpulas gallonadas). Los mozárabes, en principio respetados, son amenazados en el siglo X, siendo algunos martirizados y huyendo al Duero, donde el reino asturiano se está expandiendo, pasando la capitalidad a León. La arquitectura religiosa va adquirir algunas características, como las plantas basilicales, generalmente de tres tramos o cruciformes; la utilización del arco de herradura; capiteles tipo corintio con decoración de soga (influencia asturiana); alzados abovedados con la inclusión de la cúpula gallonada califal; cubiertas con grandes aleros sustentados por modillones de rollo decorados. Los interiores se solían decorar con pinturas (que no han llegado) y con poca escultura monumental.

Una de las primeras iglesias mozárabes, aún en territorio musulmán, es la Iglesia excavada de Bobastro de la segunda mitad del siglo IX y posteriormente destruida. Los primeros ejemplos castellanos son semejantes. San Miguel de Escalada fue un monasterio fundado a finales del siglo IX, basilical de tres naves, separadas por arcos de herradura, con tres ábsides en herradura al interior y un pórtico lateral; tiene algo de escultura en capiteles, canceles y frisos. Santa María de Wamba, Valladolid, sigue el mismo esquema con restos de pinturas. San Cebrián de Mazote, Valladolid, es de gran tamaño, con crucero con linterna sobre arcos de herradura y ábside contrapuesto a los pies (influencia norteafricana) y cupulado en gran parte. Santiago de Peñalba, León, es del siglo X, fundado por San Genadio, de tipo cruciforme con ábsides contrapuestos y con diversas tipologías de bóvedas. Santa María de Lebeña (Liébana), León, siglo X, tiene también cruz griega pero con tres ábsides, cubierto por bóvedas de cañón. En Burgos destacan la Ermita de Santa Cecilia, una nave y ábside cuadrado con bóveda de media naranja y decoración de tipo visigodo, los restos de los Monasterios de Valmayor en Cuesta Urria y de Valeránica, en Tordomar, la iglesia de Santa María de Retortillo de Torrepadre y la Torre de Doña Urraca. Por último, la pequeña iglesia de San Miguel de Celanova, Orense, siglo X; el cenobio rupestre de San Millán de Suso con diferentes fases constructivas; y San Baudelio de Berlanga, con una tipología única por su palmera central de ocho arcos de herradura formando una bóveda gallonada, sus cinco naves con tribuna superior y sus pinturas.

Iglesia de San Miguel de la Escalada (ArteHistoria)


San Millán de la Cogolla (Documental La2)


Pinturas romanicas San Baudelio (Diario de un Burgense)

Proyecto San Baudelio de Berlanga, Reconstrucción de las pinturas



                  Las IGLESIAS DE SERRABLO se dan en la zona de Navarra y, sobre todo, del Pirineo Aragonés, en el rio Gállego, en Huesca. Fue una zona relativamente independiente bajo dominio carolingio con los Arista y los Abarca. Se repuebla también según se va dando la reconquista con mozárabes del sur. Son iglesias con mucha influencia andalusí que fundan monasterios e iglesias con este gusto hasta el siglo XI. Con características muy determinadas: una nave con un ábside semicircular decorado al exterior con baquetones y arcos ciegos, aparejo a soga y tizón, techumbre a dos aguas excepto en el ábside con bóveda de horno, vanos al sur con forma de arco de herradura y torre campanario con gran altura. San Pedro de Lárrede es la más conocida y la que más se aleja del prototipo, nave única cubierta con cañón con ábside semicircular decorado y dos capillas laterales y torre. San Juan de Busa ya se adapta a las características con un llamativo ábside. San Martín de Oliván, Santa Eulalia de Orós Bajo y San Bartolomé de Gavín son buenos ejemplos pero con algunas reformas posteriores, al igual que San Andrés de Satué y San Juan Bautista de Omiste (Rasal) arruinadas y reconstruidas con posterioridad.

                  El MOZÁRABE DE LA MARCA HISPÁNICA en los condados catalanes, relativamente independientes pero con tributos al Imperio Carolingio y al Califato de Córdoba. Sus construcciones tienen influencias carolingias y prerrománicas, aunque su relación con Al Ándalus también hace que los templos tengan características mozárabes. Son iglesias de pequeñas dimensiones, con nave única con ábsides rectangulares, con arcos de herraduras y capiteles tipo califal. La mayoría de estos edificios han sufrido muchas reformas posteriores. Un ejemplo de arquitectura civil es la Porta Ferrada en el Monasterio de Sant Feliu de Guíxols (Girona). Sant Quirze de Pedret (Barcelona) tiene una sola nave con dos añadidas en el siglo X, con arcos de herradura y restos de pinturas. Santa María de Marquet (Barcelona) solo tiene original el ábside y el transepto, con bóveda de herradura. Sant Julià de Boada (Girona) con arcos de herradura en el ábside, la puerta y el arco triunfal. Sant Pere de Brunet (Barcelona) ha mantenido el ábside de planta trapezoidal. Sant Vicenç de Obiols (Barcelona) tiene planta de cruz latina con arcos de herradura. Y Santa Margarida del Cairat (Barcelona) es de una sola nave y ábside. En el siglo XI hay un renacimiento cultural en Cataluña con la figura del Abad Oliva y los monasterios de Cuixa y Ripoll. Se convierten en grandes lugares de cultura, simiente del desarrollo del Románico. Hay una serie de templos de transición como San Martin de Canigo, de tres naves con bóvedas de cañón y torre almenada; el Monasterio de Cuixá, 1040, con cinco ábsides y tres naves, aun con arcos de herradura; y Sant Pere de Rodes que introduce la girola.

                  En las ARTES DECORATIVAS MOZÁRABES hay que destacar la eboraria (Cruz procesional y ara portátil de marfil de San Millán de la Cogolla), la orfebrería (Arqueta de las Ágatas de San Isidoro de León y Cáliz mozárabe de Santo Domingo de Silos) y la MINIATURA mozárabe, hasta el siglo XII. Están realizadas sobre todo tipo de libros (Códice Albeldense con fuero juzgo y textos históricos o las glosas del Códice Emilianense) pero siendo importantes los religiosos como el Vitae Patrum, biografías de santos, la Biblia de la Catedral de León, el Codex Legionensi o, más tardía, la Biblia de Burgos. Los más importantes son los Comentarios al Apocalipsis o Beatos (por ser el Beato de Liébana quien realiza el primero), con mucho colorido y varias influencias. Se distinguen tres familias. La Familia I sigue estrictamente el beato original desde La Rioja y Navarra: Beato Emilianense, Beato de El Escorial y Beato de San Millán. La familia II incluiría nuevas aportaciones en Burgos y León, dividiéndose a su vez en Familia IIa: Beato de San Miguel de Escalada, Beato de Valcavado, Beato de La Seo de Urgel, Beato de Fernando I y Sancha y Beato de Silos. Y en la Familia IIb: Beato de Tábara, Beato de Gerona y Beato de San Pedro de Cardeña.

Los Beatos, los libros más bellos del mundo (ArteHistoria)






ARTE MUDÉJAR

Mudéjar hace referencia a los musulmanes que permanecieron en territorio reconquistado por los cristianos, bajo su control político pero manteniendo su religión, lengua y cierto grado de autogobierno. Se solían organizar en comunidades denominadas aljamas o morerías. El término se extiende al arte para designar un estilo único y limitado a la Península, donde se crean obras cristianas realizadas por estos mudéjares que dejan su impronta en ellas. De esta forma se crea una mezcla entre las formas arquitectónicas y funcionales de los estilos internacionales (románico, gótico…) pero con algunas características decorativas y de materiales propias de la arquitectura musulmana. Abarca desde el siglo XII (románico) hasta el XVII (barroco). Su aparición hay que encuadrarla en el siglo XII en torno a las ciudades de Sahagún y Cuellar. El mudéjar se consolida en el siglo XIII, expandiéndose por el resto de la Península. Desde mediados del XIV, se acentúan los préstamos entre el arte nazarí y el arte mudéjar, sobre todo realizando en este estilo partes de las nuevas construcciones como artesonados mudéjares, yeserías en determinadas partes o construcción de torres de ladrillo en iglesias de piedra. La posterior conquista de Andalucía dará un mudéjar más joven y con influencias directas de la arquitectura tradicional.

El Mudéjar. Introducción


Los materiales utilizados en la ARQUITECTURA MUDÉJAR son el ladrillo, tanto con fines decorativos como constructivos; la cerámica para decorar torres y muros o crear zócalos y suelos; las yeserías usadas de forma semejante al repertorio musulmana, decorando los muros; y la madera para las cubiertas. Los edificios mudéjares copian a los cristianos y desarrollan su planta y altura pero en ladrillo; utilizando también la mampostería encintada. Los arcos se suelen enmarcar en alfices y las torres tienen varias alturas decoradas con frisos y arquillos. Va a ser un arte muy decorativo, utilizando formas arquitectónicas y geométricas con el ladrillo, dejando las formas vegetales para los interiores. La ornamentación no es un elemento secundario sino primordial del arte mudéjar.

Es un arte que se extiende por cuatro focos fundamentales pero que tiene ejemplos destacados en toda la geografía hispana, desde el Norte, con menos ejemplos, hasta la Comunidad Valenciana, Portugal, Extremadura e, incluso, Canarias y América. Pero los cuatro focos fundamentales son: El Foco Castellano-Leones, dividido en Leones y en Tierra de Pinares; el Foco Toledano; el Foco Aragonés; y el Foco Andaluz.

El FOCO CASTELLANO-LEONÉS es el más temprano, siglos XII y XIII, con una mano de obra barata, musulmanes, y un material económico, el ladrillo, que además se construía con mucha más rapidez. El Foco Leones es el llamado románico de Ladrillo. Destaca Sahagún con la iglesia de San Tirso, prototipo de este foco, con tres ábsides y cimborrio-torre en el crucero, todo ello en ladrillo. Semejante a San Lorenzo o los ejemplos del Monasterio de San Pedro de las Dueñas o la iglesia monasterial de La Peregrina. El Foco de Tierra de Pinares es más amplio con las ciudades de Cuellar y Arévalo, junto con otras de Valladolid. Cuellar tiene gran número de ejemplos, como las iglesias de San Andrés, con una destacada portada; San Martín; el ábside y los sepulcros de San Esteban; o El Salvador. Hay ejemplos civiles como el Alcázar de Segovia. En Arévalo destacan también sus iglesias como la de Santa María la Mayor, con un ábside muy destacado y una torre-arco; la de San Martín con sus dos torres; la iglesia de San Juan; o la Ermita de la Lugareja, la cabecera de un antiguo monasterio. Muy cerca destacan las iglesias de San Nicolás y de Santa María del Castillo en Madrigal de las Altas Torres. En Valladolid el mudéjar está disperso por distintas localidades, como la Iglesia de San Miguel de Aldea de San Miguel; la iglesia de Santa María de Iscar; la iglesia de San Juan y la de Santa María de Mojados; o los ejemplos de San Miguel y San Andrés de Olmedo. También destaca el antiguo Palacio Real de Todesillas, actual Real Monasterio de Santa Clara.

Sahagún, tierra mudéjar


En el FOCO TOLEDANO se dan ejemplos en toda la provincia, pero también en Guadalajara y Extremadura y el sur de Madrid. Pero va a destacar la propia ciudad de Toledo, ciudad importante por la unión de tres culturas, musulmana, judía y cristiana. Algunos de los ejemplos son reconversión de antiguas mezquitas en iglesias cristianas, a las que se les añaden algunas partes. Es el caso de la ermita del Cristo de la Luz, antigua mezquita de Bib-al-Mardum al que se le añade un ábside románico mudéjar. En general es un mudéjar más ornamentado, con varios cuerpos de arquería superpuestos, mucha presencia de armaduras de madera y puertas mucho más decoradas, como podemos ver en la Iglesia de Santiago del Arrabal. También se dan construcciones judías con las mismas características como al Sinagoga de Santa María la Blanca y la Sinagoga del Tránsito. En Ciudad Real destaca la iglesia de Santiago con su artesonado.

Sinagoga de Santa María la Blanca en Toledo


El tercero es el FOCO ARAGONÉS con presencia sobre todo al sur, destacando las ciudades de Zaragoza y Teruel. Es uno de los focos más importantes, donde destaca el uso decorativo del ladrillo junto con la cerámica que da policromía a los muros, sobre todo en las altas torres campanarios. Va a presentarse, además, una nueva tipología de iglesia fortaleza con una tribuna o galería abierta al exterior. En TERUEL destacan las iglesias de San Pedro, las torres de El Salvador y San Martín, muy semejantes, y algunas partes de la Catedral de Santa María. En la provincia destaca la torre octogonal de la Iglesia de Muniesa y la iglesia fortaleza de Santiago Apóstol de Montalbán. En ZARAGOZA destaca la Iglesia de la Magdalena; la torre octogonal de la Iglesia de San Pablo; partes de las iglesias de San Gil Abad, San Miguel de los Navarros o la llamada Parroquieta de San Miguel de la Seo. En arquitectura civil destacan las remodelaciones del Palacio de la Aljafería, la iglesia de San Martín y el llamado Palacio Mudéjar. En la provincia destacan los ejemplos de Tarazona, la Catedral y la Magdalena, y Calatayud con la Colegiata.

El Mudéjar Aragones


Por último, el FOCO ANDALUZ se presenta rico y multiforme con mucha mezcla de influencias y muy decorativista. En CÓRDOBA se reaprovechan construcciones o se crean partes en ladrillo en las nuevas, como en las puertas de la Iglesia de la Magdalena y en la de San Miguel o el rosetón de San Lorenzo. Destaca la Sinagoga y las reformas en la Mezquita como la Capilla Real y la Puerta del Perdón. En SEVILLA se realizan algunos templos, llamados alfonsinos, con partes influenciadas por la arquitectura islámica, como en San Gil, Santa Ana de Triana, Santa Catalina de Alejandría o San Marcos, algo más tardía. En arquitectura civil destacan los Reales Alcázares y la Casa de Pilatos, de los Duques de Medinaceli.

Hay que mencionar la CERÁMICA, una de las artes decorativas más importantes. Utilizada sobre todo con la técnica de vidriado, con motivos decorativos en tres colores que llenaban el total de la pieza. Van a destaca los talleres de Teruel y Paterna que utilizan el verde y el manganeso; el azul cobalto de Manises y Muel; y la loza dorada de Málaga y Granada.




ENLACES DE INTERÉS

Vídeos documentales: 

Páginas web:

Esquemas y mapas conceptuales (Profesor Tomás Pérez: http://tom-historiadelarte.blogspot.com.es)
  • La religión islámica
  • Arte Islamico. Condicionantes históricos
  • Características generales de la arquitectura islámica 1 y 2
  • Rasgos de la arquitectura islámica
  • La Arquitectura Islámica, la Mezquita
  • Arte hispano-musulmán califal
  • La Alhambra de Granada
  • La Mezquita de Cordoba 1 y 2
  • Arte Mudéjar 1 y 2
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:42
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:42
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:42
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:42
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:43
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:43
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:43
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:43
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:43
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:43
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:43
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:43
ą
Elena Martin,
22 sept. 2015 2:43