Artes Figurativas

ESCULTURA GÓTICA

El cambio que se produce en el gótico afecta también a las artes figurativas. De esta forma, las figuras son más realistas, inspiradas en la naturaleza, con volumen e independizándose del marco. Las proporciones son más adecuadas. Los pliegues se naturalizan y los rostros se individualizan, con actitudes realistas y expresivas, con una tendencia a la curva y al contrapposto. La iconografía es semejante con el éxito de las vidas de santos (hagiografía) y los temas marianos, como la Ascensión y la Coronación. El Cristo Crucificado se presenta con tres clavos, más dramático y con manifestaciones de dolor. Son muy usuales los Calvarios, con San Juan y la Virgen. Igualmente aparece la Piedad y continúa la representación de la Virgen con la Niño.

Evolución estilística: Gótico primitivo, de finales del XII en el norte de Francia. Gótico puro, del XIII, figuras alargadas y sonrisas. Gótico Internacional, s. XIV, figuras alargadas y curvadas, multitud de pliegues en las vestiduras. Gótico tardío, s. XV, mayor realismo, volumen y decoración

            La ESCULTURA MONUMENTAL en las portadas, más naturalismo y liberación del marco. Varios registros en el tímpano, arquivoltas con figuras en línea, jambas y parteluz con imágenes. Destaca FRANCIA desde el gótico inicial con ejemplos entre románico y gótico como la Portada Occidental de Sant Denis o el Pórtico Real de Chartres. En el gótico puro se dan las grandes catedrales: Portada del triunfo de la Virgen de Chartres, Notre Dame de París, Portada Occidental y la Puerta Dorada de Amiens y la Portada principal de Reims, del Maestro de la Sonrisa. En ALEMANIA destacan las imágenes de la Iglesia y la Sinagoga del transepto de la Catedral de Estrasburgo, de Sabina von Steinbach. Y las Vírgenes prudentes y necias de la Catedral de Magdeburgo. En CASTILLA hay una evolución, desde las portadas de la Catedral de Burgos (Sarmental y Coronería), la Portada de la Catedral de León y la Portada del Reloj de Toledo; una obra del gótico pleno como la Puerta del Perdón de Toledo; hasta el Tardogótico de la Puerta de los Leones de Toledo (Egas Cueman) o la del Colegio de San Gregorio de Valladolid (Gil de Siloé).

            En la ESCULTURA DE BULTO REDONDO destacan algunas obras como la Virgen de la Leche de Andrea Pisano; el Caballero de Bamberg, la Piedad de Roettgen o las figuras de Ekkehard II y Uta von Meißen, en Alemania; y la Virgen Blanca de Toledo, en Castilla, entre otras.

            Los RETABLOS son la obra más original de la escultura gótica europea. En Alemania destaca Tilman Riemenschneider, con retablos de madera sin policromar con muchas figuras y altas agujas vegetales. En Aragón destaca la figura de Pere Johan, con el Retablo de Santa Tecla de la Catedral de Tarragona; y en Castilla, Gil de Siloé con el Retablo de la Capilla de Santa Ana y el de la Cartuja de Miraflores. Otros dos grandes retablos son el de la Catedral de Sevilla y el de Toledo.

Gil de Siloé y su obra (ArteHistoria)


            Los SEPULCROS pueden ser exentos, con la figura yacente, o en arcosolio. En Francia destaca la figura de Claus Sluter que realiza el Sepulcro de Felipe el Atrevido y el de Sepulcro de Juan sin Miedo. Alguno de sus sucesores realiza la Tumba de Philippe Le Pot. En Castilla y Aragón hay muchos ejemplos, desde los de las Huelgas de Burgos o Villalcázar de Sirga; los sepulcros reales de Santes Creus; y ejemplos tardogóticos como el Sepulcro del Doncel de Sigüenza y los Sepulcros de Álvaro de Luna y Juana de Pimentel, ambos de Sebastián de Almonacid; y los realizados por Gil de Siloe para la Cartuja, de Juan II e Isabel de Portugal y el del Infante Alonso.

Evolución del arte funerario (ArteHistoria)


            Dentro de otros bienes muebles debemos destacar: el Pozo de Moisés de Claus Sluter; los púlpitos de los Pisano para el Baptisterio de Pisa y la Catedral de Siena; las primeras puertas del Baptisterio de Florencia, por Andrea Pisano; y las sillerías de la Colegiata de Belmonte (Egas Cueman) y la baja de la Catedral de Toledo (de Rodrigo Alemán).



PINTURA GÓTICA

            En principio queda relegada por la presencia de las vidrieras, pero se crearan obras en tabla al temple (retablos), miniaturas y después oleos. El dibujo tiene una gran importancia. Evoluciona desde la pintura mural hasta el gótico internacional, influido por las novedades renacentistas.

            El GÓTICO LINEAL es la primera fase, con importancia del dibujo y colores planos, con importancia de las miniaturas como las Cantigas de Alfonso X el Sabio o el Misal de Wiergarten; algunas obras murales como la Capilla de San Martín en la Catedral Vieja de Salamanca.

En Italia tendrá mucha fuerza la presencia de pintura mural, en las llamadas ESCUELAS ITALOGÓTICAS DEL TRECENTO, con mayor naturalismo e intento de crear perspectiva. La Escuela de Florencia la encabeza Cimabue (Maestá de los Ángeles) pero es Giotto su mejor representante con obras como la Madonna de los Uffizi, las pinturas murales de San Francisco de Asís, de la Capilla Scrovegni o la Basílica de Santa Croce. La Escuela Sienesa está representada por Duccio (Madonna Rucellai), Simone Martini (Anunciación) y los Hermanos Lorezetti con los frescos del Buen y Mal Gobierno del Palazzo Publico de Siena.

El Gótico Internacional, siglo XV, tiene influencias italianas, detallismo y mucha expresividad. En Aragón destaca Lluis Borrassá. En Castilla, Nicolás Francés con el Retablo de la Virgen y San Francisco y Dello Delli con el Retablo de la Catedral Vieja de Salamanca.

Retablo de la Catedral Vieja de Salamanca (ArteHistoria)




VIDRIERA GÓTICA

En el siglo XIII se da la llamada vidriera mosaico con piezas pequeñas y pocos colores, como en la Catedral de Chartres. En el siglo XIV se introducen algunos colores como amarillo y carnaciones, con un corte del vidrio más complejo, como en la Saint-Chapelle y en la Catedral de León. En el siglo XV las figuras serán mayores con grabados manuales que dan más posibilidades expresivas, como en la Cartuja de Miraflores o en la Catedral de Sevilla




ENLACES DE INTERÉS
Vídeos: