Introducción a la astronomía

El horóscopo, y la carta natal, en astrología, son métodos de adivinación basados en la posición de los astros en el momento del nacimiento. El término deriva del griego "ὥρα" (hora), hora, y "σκόπεω" (skopeo), examinar.

No existe ninguna prueba o estudio que apoye la validez de las predicciones obtenidas mediante cualquiera de las diferentes versiones de esta práctica.  En la antigüedad los astrólogos fueron también astrónomos.  Estos utilizaban sus conocimientos científicos de la astronomía combinándolos con lo mítico para poder sufragar sus investigaciones.

Algunas personas sostienen que la creencia en la efectividad del horóscopo se ve potenciada por un fenómeno psicológico normal (basado en la búsqueda automática de patrones por parte del cerebro) en las personas, por el que se recuerdan fácilmente las coincidencias y se olvidan las faltas de coincidencia. La vaguedad unida a la alta probabilidad de las supuestas predicciones permiten un índice de aciertos bajo, pero lo suficientemente alto para que funcione el mecanismo psicológico descrito.

Muchas culturas utilizaron formas de adivinación similares basándose en sus propios calendarios en relación directa con los astros. La civilización Maya, por ejemplo.