La Meseta de Aristarco


5 de Octubre de 2014


Alrededor de los 12 días de lunación aparecen en el terminador Lunar casi a la vez los tres mayores centros volcánicos del satélite: el campo volcánico de Marius, la meseta de Aristarco y Mons Rümker. El 5 de Octubre pasado se dio esta circunstancia con la luna a bastante altura, así que no había excusa. Tras un buen rato de observación, decido complicarme la vida un poco y dibujar el que probablemente es el mas espectacular y enigmático de los tres: Aristarco.

El buen seeing permite subir aumentos, así que uso la combinación habitual (Nagler 9 y UWA 6,7 con barlow 2x), con aumentos de 222x y 300x. Cómo no, el detalle que más llama la atención es el conocido Vallis Schröteri, que queda perfectamente marcado por sus dos paredes, la iluminada y la que queda en sombras. El gigantesco canal de lava tiene su origen en lo que se ha llamado la “Cabeza de Cobra”, que en esta ocasión queda totalmente oculto por las sombras de la elevación sobre la que se asienta. Inicialmente se dirige al N,  para girar luego al NW y, tras un requiebro, girar definitivamente al SW y perderse entre sombras.

Vallis Schröteri tiene 11 km de anchura en su origen en la cabeza de cobra y se va estrechando hasta 1-2km en su desembocadura en Oceanus Procellarum, 165 km pendiente abajo. Los volúmenes de lava necesarios para formar el canal son absolutamente gigantescos, y de hecho probablemente una parte significativa de las lavas de Oceanus Procellarum tengan su origen aquí. Además, el material piroclástico emitido por la Cabeza de Cobra cubre por completo toda la meseta con un espesor 10 a 40 metros (constituyendo, además, el mayor  de los depósitos piroclásticos lunares).

Destaca también el cráter Herodotus, que en con esta iluminación aparece conectado (solo aparentemente) con Schröteri por una línea de sombras. El cráter tiene un fondo plano y poca profundidad, ya que ha sido rellenado por lava. Esto contrasta con el propio Aristarchus (40 km), de similar diámetro pero mucho más joven y con una pared muy brillante. En la pared visible pueden verse al menos dos de sus famosas bandas oscuras.

Al ocular es llamativo el borde este de la meseta, justo al norte de Aristarchus. El terreno tiene un aspecto más rugoso y más brillante que el resto, y el borde oeste está elevado, dando importantes sombras. Da la impresión de ser un bloque elevado. Paralela a esta zona pero por el este está Rupes Toscanelli, y en la zona hay varios cráteres pequeños entre los que destaca Vaisälä (8 km). Al menos dos de estos cráteres son volcánicos (los he marcado con una “v” en el dibujo anotado), y de ellos salen varios canales de lava. Al ocular solo he podido observar el inicio de uno de ellos.

Otro detalle curioso se puede ver al ocular: justo en la esquina NE de la meseta hay un fragmento corto de una “rima” gigante o graben, denominado extraoficialmente como “Fossa Caruso”, que parece que se asienta sobre una bloque elvado (gracias al cual se ha conservado). Según se ha propuesto, pudiera ser un fragmento de otro canal de lava gigante similar a Vallis Schröteri hoy totalmente cubierto por la lava de Oceanus Procellarum.

Por último, justo al sur del complejo es visible con facilidad el domo Herodotus Omega, de apariencia ovalada. Una prueba más del intenso pasado volcánico de ésta región.


El domo Herodotus Omega, un pequeño volcán en escudo lunar. Nótese el pequeño canal de lava que parte de la caldera alargada de su cima.
Imagen: LROC (NASA/GSFC); procesado: Diego González.

Referencias