Ordenanza Municipio San Cristóbal


SAN CRISTÓBAL, 20 DE MARZO DE 2007 EXTRAORDINARIA Nº 025

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

ESTADO TÁCHIRA

MUNICIPIO SAN CRISTOBAL

El Concejo Municipal de San Cristóbal del

Estado Táchira

en uso de las atribuciones que le confiere la

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

y la Ley Orgánica del Poder Público Municipal

SANCIONA,

La Siguiente,

ORDENANZA SOBRE TENENCIA, CONTROL,

REGISTRO Y PROTECCIÓN DE ANIMALES

CAPITULO I

DE LA PROTECCIÓN ANIMAL

ARTICULO 1°: La presente Ordenanza tiene

por objeto regular la tenencia, control, registro,

protección y permanencia en lugares de uso público, o

privado de las especies animales, fomentar la

educación ecológica y amor a la naturaleza así como

sancionar el maltrato y los actos de crueldad contra los

mismos, en el ámbito espacial del Municipio San

Cristóbal.

ARTÍCULO 2º: Sólo se permitirá la circulación

y permanencia de perros, gatos y otros animales

domésticos, en parques, plazas, avenidas, calles y

otros lugares de uso público, cuando estos estén

acompañados de sus dueños, tenedor o persona

que se haga responsable. Quedan excepto de esta

disposición los perros pertenecientes a la Policía

Municipal de San Cristóbal, Policía del Estado,

Bomberos y Guardia Nacional.

PARAGRAFO PRIMERO: La circulación

de perros y/o otros animales de carácter agresivo

que puedan causar daños a personas o cosas,

deberá realizarse con las medidas de seguridad

pertinentes y se requerirá la correspondiente

mascara de protección con cadena de sujeción.

La tenencia de perros y/o otros animales de

carácter agresivo en casas de habitación deberá

realizarse cumpliendo con las medidas de seguridad

extremas y evitando en todo momento que puedan

causar daños a personas, otros animales o bienes.

PARAGRAFO SEGUNDO: En el caso de

que un perro u otro animal agresivo cause lesiones

leves o graves a personas, el animal deberá ser

retenido por la Policía Municipal o Autoridad

competente, se le realizarán los exámenes

correspondientes, y en el caso que se determine que

es un animal rabioso o que pone en peligro la

sociedad en general, se deberá proceder a su

sacrificio. Sin indemnización alguna.

ARTICULO 3: El dueño, o quien tenga a su

cuidado un animal deberán atenderlo, alimentarlo y

cumplir con todas las medidas profilácticas

(higiénico-sanitario), que las autoridades Nacionales,

Estatales o Municipales determinen, y será

responsable por lo daños y perjuicios que pueda

ocasionar a personas o bienes el animal del que es

dueño o tenga bajo su cuidado.

ARTÍCULO 4: En ningún caso el dueño del

animal, o quien lo tenga a su cuidado o bajo su

responsabilidad podrá:

1) Tener perros, gatos u otros animales

domésticos que puedan presentar

agresividad, sin las normas de seguridad

correspondientes.

SUMARIO

CONCEJO MUNICIPAL DE SAN CRISTOBAL.

1.- ORDENANZA SOBRE TENENCIA, CONTROL,

REGISTRO Y PROTECCION DE ANIMALES.- ---PAG. 01

GACETA MUNICIPAL

REPÚBLICA BOLIARIANA DE VENEZUELA – ESTADO TÁHIRA – MUNICIPIO SAN CRISTÓBAL

AÑO XXVI MES III SAN CRISTÓBAL, 20 DE MARZO DE 2007 EXTRAORDINARIA Nº 025

(Artículo 5º): Las Ordenanzas, Reglamentos, Decretos y Acuerdos, así como las Resoluciones. Avisos y otras publicaciones, tendrán el carácter de públicos y

entraran en vigencia por el solo hecho de aparecer en la Gaceta Municipal del Distrito San Cristóbal, salvo expresa indicación en contrato y tanto las

Autoridades como los particulares están obligadas a su observancia y cumplimiento. Creada por Ordenanza de fecha 4-9-1979. DEPOSITO LEGAL pp.. 76-

414. Años 196º y 147º

GACETA MUNICIPAL PAGINA Nº 2

2) Tener animales sin las correspondientes

vacunas antirrábicas, y sin las normas de

higiene- sanitarias.

3) Abandonar animales en la vía pública, ni

vivos ni muertos.

4) Maltratarlos, agredirlos físicamente o

someterlos a cualquier otra práctica que les

ocasione sufrimiento o daños.

5) Privarlo de aire, luz, sombra, alimentos,

movimientos, espacios, suficientes, abrigo,

higiene, tratándose de animal cautivo,

confinado, doméstico o no.

6) Practicarle mutilaciones, excepto las

controladas por médicos veterinarios y sólo

en caso de necesidad para la vida del animal.

7) Usar animales cautivos como blanco de tiro,

con objetos capaces de causarles daños o

muerte, con arma de fuego o con cualquier

instrumento.

8) Castrar animales sin haber sido previamente

insensibilizados con anestesia y cuando la

persona que lo realiza no sea médico

veterinario.

9) Utilizar animales en prácticas de hechicería

causándoles dolores, sufrimientos o muerte.

10) Eliminar animales con sustancias que les

provoque agonía dolorosa y prolongada, ya

sea por sus propiedades farmacológicas o

por la administración de dosis insuficientes.

11) Utilizar para cualquier actividad, carga,

tracción, monta o espectáculos a un animal

ciego, herido, deforme, viejo o enfermo.

12) Hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin

proporcionales el descanso físico adecuado.

13) Ejercer el comercio ambulante de animales.

14) La venta de animales a los niños niñas y

adolescentes, a los entredichos, a los

inhabilitados, si no están acompañados de su

representante legal, quien se responsabilizará

ante el vendedor de la adecuada subsistencia

y trato del animal.

15) Obligar a los animales a ingerir excesivas

dosis de alimento, así como suministrarles

cualquier sustancia para alterar sus funciones

digestivas, o características físicas con

antelación a la matanza.

ARTÍCULO 5°: Se prohíbe la permanencia o

tenencia de perros, gatos u otros animales

domésticos, en las áreas de uso común de los

edificios, viviendas multifamiliares, hoteles, pensiones,

hospitales, colegios, institutos educacionales en

general, museos, institutos destinados a la cultura y

las artes, en los demás locales y establecimientos

donde, habitan u ocasionalmente, se produzcan

reuniones o aglomeraciones de personas. Quedan

exceptos de esta disposición los perros lazarillos.

PARAGRAFO ÚNICO: Queda prohibido que

los perros hagan sus deposiciones en las áreas

infantiles y zonas de esparcimiento o recreo de

ciudadanos. Las personas que conduzcan perros u

otros animales deberán impedir que estos depositen

sus deyecciones en las aceras, paseos y en general

en cualquier lugar destinado al paso de peatones.

La prohibición prevista en este artículo, rige

para los establecimientos comerciales e industriales,

de oficina y similares, sólo en las horas laborales de

los mismos.

ARTÍCULO 6°: La eutanasia o sacrificio de

un animal, consiste en provocar la muerte sin dolor.

El sacrificio de un animal no destinado al consumo

humano sólo podrá realizarse por un médico

veterinario o por la autoridad sanitaria competente,

el sacrificio de animales destinados al consumo

humano se hará por métodos que no entrañen

crueldad, sufrimiento o prolongación de la agonía,

Deberá efectuarse en locales adecuados y

específicamente previstos para tal efecto. Queda

prohibido que los niños y adolescentes sacrifiquen

animales o presencien el acto de sacrificio. Esta

disposición se aplica a cualquier especie animal.

ARTÍCULO 7°: Queda prohibido practicar el

sacrificio a hembras preñadas, salvo en los casos de

agresividad, rabia o estado de enfermedades

infecto-contagiosas o cuando el médico veterinario

lo considere necesario.

ARTÍCULO 8: Se prohíbe la tenencia y

trasporte de animales salvajes o silvestres por las

áreas urbanas del Municipio San Cristóbal.

Queda terminantemente prohibida la

captura de animales silvestres, la tenencia, el

comercio interno o de exportación, así como el

sustraerlos de su hábitat natural con fines de

cautiverio. Es obligación denunciar al tenedor del

mismo, por ante la autoridad competente, quienes

darán cuenta del hecho a los entes oficiales y a las

asociaciones de protección animal, a fin de que

practiquen los estudios pertinentes a demostrar el

estado de animal y de ser posible gestionar para su

bienestar, su devolución a su hábitat natural.

CAPITULO II

OBLIGACIONES DE LOS DUEÑOS O TENEDOR

DE ANIMALES DOMESTICOS O DOMESTICADOS

ARTÍCULO 9°: La tenencia de animales

domésticos de viviendas urbanas y otros inmuebles

queda condicionada a la circunstancias higiénicas

óptimas de su alojamiento, o a la ausencia de

riesgos sanitarios y a la inasistencia de peligros o

molestias para los vecinos o para otras personas.

Dicha tenencia podrá ser limitada por la autoridad

municipal en virtud de informes higiénico-sanitarios

razonados, sin perjuicio de las acciones judiciales

que los interesados crean oportuno ejercitar ante los

tribunales ordinarios con arreglo a las normas de la

ley de arrendamiento urbano, la ley de propiedad

horizontal y las disposiciones complementarias en

defensa de sus derechos e intereses.

ARTÍCULO 10: El dueño de un animal

doméstico o el que lo tenga a su cuidado está en la

obligación de retirar y recoger de las calles,

avenidas, parques u otros lugares públicos las

deposiciones o materias similares que en ellos

depositen los animales.

GACETA MUNICIPAL PAGINA Nº 3

ARTÍCULO 11: Todo animal doméstico que

fuere encontrado en lugar público sin estar

acompañado de su dueño o de una persona que vele

por su cuidado podrá ser recogido por cualquier

persona quien deberá entregarlo por ante la policía del

Municipio San Cristóbal, quien se encargará de

enviarlo a la Fundación de Protección Animal del

Municipio San Cristóbal o a Asociaciones Protectoras

de Animales destinados a los fines u objetivos. Estas

realizarán los trámites a que haya lugar para la

localización del dueño tenedor o responsable del

animal y previa demostración de la identificación del

mismo y cumplimiento de los trámites necesarios,

podrá proceder a solicitar la entrega del animal.

PARÁGRAFO ÚNICO: Los animales no

reclamados por sus dueños en un lapso no menor de

diez (10) días contados a partir de su captura, y los

animales capturados sin su plena identificación,

cumplidos como hayan sido los trámites legales

atinentes a la localización del propietario, tenedor o

responsable del animal, pasarán a ser propiedad de la

fundación de Protección Animal del Municipio San

Cristóbal y de las asociaciones protectoras de

animales, destinadas a los mismos fines, cuyo órgano

podrá adoptar las medidas a que haya lugar y en la

forma en que lo crea más conveniente en defensa y

protección del animal.

ARTÍCULO 12: Todo animal doméstico

procedente de otras jurisdicciones que deban

permanecer temporalmente en el Municipio San

Cristóbal, deberán estar acompañado de su

propietario, tenedor o responsable de su cuido,

quedando obligado a portar el correspondiente

Certificado Nacional de Vacunación Antirrábica

vigente.

ARTÍCULO 13°: En jurisdicción del Municipio

San Cristóbal el dueño, tenedor o representante de los

perros, gatos u otros animales domésticos, deberán

obtener dentro de los cuatro (4) primeros meses de

vida del animal, el correspondiente Certificado de

Vacunación Antirrábica y/o cualquier otra enfermedad

que signifique riesgo para la salud tanto del animal

como para la salud pública.

ARTÍCULO 14°: Los propietarios y

poseedores de animales de compañía estarán

obligados a la limpieza diaria de los espacios abiertos

o cerrados utilizados por los animales y su periódica

desinfección. Así mismo deberán proporcionarles el

agua de bebida y alimentación adecuada y suficiente,

así como el cuidado higiénico-sanitario necesarios

para sus mantenimientos en perfecto estado de salud.

ARTÍCULO 15°: Al transportar perros, gatos u

otros animales domésticos dentro de la jurisdicción de

este Municipio, éstos deberán portar la

correspondiente chapa metálica y su Certificado de

Vacunación Antirrábica.

ARTÍCULO 16°: El propietario, tenedor o

responsable de un animal, deberá reparar el daño que

este cause, aunque se hubiere perdido o extraviado, a

no ser que pruebe que el accidente ocurrió por falta de

la víctima o por el hecho de un tercero, tal y como lo

establece el Código Civil Venezolano (artículo 1.192

Sección V).

CAPITULO III

DEL USO DE ANIMALES DE EXPERIMENTACIÓN

ARTÍCULO 17°: Los experimentos que se

llevan acabo en los Institutos de Educación Superior,

Educación Básica, Diversificada o Centros de

Investigación deberán estar bajo la dirección del

personal facultativo correspondiente.

PARAGRAFO ÚNICO: Los animales que

sean objetos de experimentación cuya vida no sea

recuperada en condiciones dignas de salud deberán

ser sacrificadas en forma rápida e indolora.

ARTÍCULO 18°: Queda prohibida la

vivisección y disección de animales por personas

que no hayan sido debidamente autorizados para

ello por los organismos e institutos competentes, de

acuerdo a la ley.

ARTÍCULO 19°: Queda prohibido

abandonar a un animal a su propia suerte, después

de haber sido utilizado en experimentación.

CAPITULO IV

DE LOS ZOOLÓGICOS, CIRCOS,

FERIAS, ACUARIOS

Y DE LA FAUNA SILVESTRE.

ARTÍCULO 20°: Todas las disposiciones de

esta Ordenanza referidas a la protección de

animales, se aplicarán a los animales cautivos en

zoológicos, circos, ferias, acuarios y de la fauna

silvestre, independientemente del tipo de animal o

fauna que se encuentre en él y sea o no autóctono

de Venezuela.

ARTICULO 21°: Las personas que en los

zoológicos, circos, ferias y acuarios ofrezcan a los

animales cualquier clase de alimento u objetos, cuya

ingestión puedan causar daños o enfermedad a

éstos, serán sancionados de acuerdo al contenido

de esta Ordenanza, teniendo además, en caso de

muerte del animal que pagar su valor como bien

patrimonial del Municipio si se trata de zoológico o

acuario municipal y en caso contrario le pagará el

valor del animal al propietario o dueño del mismo.

ARTÍCULO 22°: Los representantes de los

zoológicos, circos, ferias y acuarios públicos o

privados, deberán mantener a los animales en

locales suficientemente amplios que les permitan

libertad de movimientos.

Durante su traslado no podrán ser

inmovilizados en posición antinatural que les

ocasionen sufrimiento o lesiones. Durante el traslado

se observarán las normas a que este respecto

consagra esta Ordenanza, so pena de suspensión

de la licencia por el lapso de un (1) año.

ARTÍCULO 23°: La Fundación de

Protección Animal del Municipio San Cristóbal será

la encargada de supervisar el trato que se da a los

GACETA MUNICIPAL PAGINA Nº 4

animales que habiten en los zoológicos, ferias y

acuarios, si los animales se encontraren en mal estado

o víctimas de maltrato o crueldad serán auxiliados por

las Sociedades Protectoras de Animales y serán

sometidas a los exámenes médico veterinario

necesarios. De comprobarse el maltrato o mal estado

podrán ser confiscados y trasladados a un lugar donde

sean tratados adecuadamente. De ser el caso, se les

aplicará la eutanasia. Los gastos en que se incurran

serán cubiertos por los propietarios de los parques,

circos, ferias, acuarios y jardines, zoológicos públicos

o privados.

ARTÍCULO 24°: Se prohíbe la tenencia de

animales salvajes en áreas urbanas fuera de los

parques zoológicos, a tal efecto la Fundación de

Protección Animal del Municipio y otras organizaciones

de protección animal, podrán solicitar que los animales

a la fauna silvestre y que no se encuentren en buenas

condiciones higiénicas-sanitarias adecuadas a su

especie sean reivindicados.

CAPITULO V

DEL TRANSPORTE DE ANIMALES

ARTÍCULO 25°: El transporte y movilización

de perros, gatos u otros animales domésticos en

jurisdicción del Municipio San Cristóbal sólo podrá

hacerse en vehículos particulares o en transporte para

carga. Queda prohibido la movilización de los animales

en las unidades de transporte público y en aquellas

dedicadas a transportar alimentos o medicinas.

PARAGRAFO ÚNICO: El ingreso de

animales al Municipio que formen parte de algún

espectáculo, o exposición que tenga intervención de

especie animal, deberá presentar antes las

Autoridades destacadas en Alcabalas los respectivos

certificados Sanitarios (Vacunas).

ARTÍCULO 26°: El traslado obliga a emplear

procedimientos que no entrañen crueldad o maltrato.

Queda estrictamente prohibido animales

arrastrándolos o suspendiéndolos de sus miembros en

costales o en las maletas de los automóviles y

tratándose de aves con las alas cruzadas o colgando

de las patas atadas.

ARTÍCULO 27°: Para el transporte de aves o

animales domésticos pequeños, las cajas deberán

tener ventilación y amplitud apropiada y su

construcción será suficientemente sólida como para

resistir sin desplomarse el peso de otros objetos que

se le coloquen encima.

ARTÍCULO 28°: Se prohíbe el transporte de

animales hembras en avanzado estado de preñez,

salvo en caso de emergencia en los cuales sea

necesario su traslado.

ARTÍCULO 29°: Los animales a transportar

deberán gozar de buenas condiciones físicas. Cuando

se trata de animales de distintas especies en el mismo

medio de transporte, los animales deberán separarse

físicamente por especie. Los animales adultos deberán

estar separados físicamente de los jóvenes; las

hembras con sus crías o las que amamantan,

separadas de las otras hembras. Los animales no

deben ser transportados conjuntamente con otro tipo

de mercancía.

ARTÍCULO 30°: Antes de la carga, los

animales deberán ser inspeccionados por un médico

veterinario colegiado, que asegure su aptitud para el

viaje. La carga de animales se deberá ejecutar bajo

las condiciones de esta Ordenanza. El veterinario

expedirá un certificado en el que se consignen la

identificación de los animales, su aptitud para el

viaje y las características del medio de transporte a

utilizar.

CAPITULO VI

DE LAS FUNDACIONES O ASOCIACIONES DE

PROTECCIÓN ANIMAL.

ARTÍCULO 31°: Las personas jurídicas

dedicadas a la protección de animales, deberán

funcionar bajo la figura legal de Fundación o

Asociaciones Civiles sin fines de lucro, las cuales

deberán cumplir con los requisitos establecidos en la

Ley y estar debidamente protocolizados por la

Oficina Subalterna de Registro Público.

ARTÍCULO 32°: Las Fundaciones o

Asociaciones de Protección Animal podrán intervenir

en defensa de la integridad y bienestar de los

animales, sea cual fuere el lugar donde dichos

animales se encuentren.

PARAGAFRO ÚNICO: Las Fundaciones o

Asociaciones de Protección Animal, deberán

consignar ante la oficina que a tales fines determine

el Alcalde, el Acta Constitutiva y Reglamento de la

Asociación.

ARTÍCULO 33°: Las Fundaciones o

Asociaciones de Protección Animal sin fines de

lucro, además podrán presentar Proyectos relativos

a Reglamentos e instrucciones necesarias para la

mejor aplicación de la protección de los animales y

fomentarán la concientización ciudadana mediante

charlas, folletos, etc. Para ello contarán con la

colaboración de las Juntas Parroquiales, Prefectura,

Policía Municipal, Asociaciones de Vecinos y

Escuelas.

ARTÍCULO 34°: Las Fundaciones o

Asociaciones de Protección Animal pondrán a

disposición de la Alcaldía, los veterinarios que sean

necesarios para la supervisión de las normas de

transporte y cría de los animales. Asimismo, podrán

efectuar las inspecciones que sean necesarias en

zoológicos, circos, ferias, clínicas, retenes,

laboratorios, hospitales, tiendas, criaderos,

mataderos y viviendas, que sean solicitados por la

Alcaldía con el fin de constatar el cumplimiento de

esta Ordenanza.

ARTÍCULO 35°: Las Fundaciones o

Asociaciones de Protección Animal, podrán instar al

Concejo Municipal o autoridades competentes a que

se realicen inspecciones en aquellos casos

concretos en que existan indicios de irregularidades.

Los agentes de las autoridades competentes

GACETA MUNICIPAL PAGINA Nº 5

prestarán su colaboración y asistencia a las

Fundaciones o Asociaciones de Protección o defensa

de los Animales.

CAPITULO VII

DE LAS TIENDAS QUE VENDEN Y DE LAS

INSTITUCIONES DEDICADAS A DAR

ANIMALES EN ADOPCIÓN.

ARTÍCULO 36°: Los establecimientos

comerciales, institucionales o personas naturales

dedicadas a la venta de animales domésticos o de

cría, deberán contar con las instalaciones y elementos

necesarios que garanticen su bienestar, respetando

las normas para tal efecto. Las condiciones que deben

reunir los establecimientos de ventas de animales de

compañía son los siguientes:

Serán responsables de la salud de los

animales destinados a la venta o para darlos

en adopción, previo cumplimiento de los

extremos de ley.

Queda prohibido mantener animales

aglomerados por falta de amplitud en los

locales.

En dichos locales se deben alojar animales

que la venta exijan.

En ningún caso se debe tener a la venta

animales enfermos o lesionados sea cual

fuera la naturaleza y gravedad de la lesión.

ARTÍCULO 37°: Los establecimientos

dedicados a la venta de animales vivos y de

compañía, requerirán como condición indispensable

para su funcionamiento inscribirse en la fundación de

protección animal del Municipio San Cristóbal. Así

mismo, estarán obligados a presentar los siguientes

requisitos:

Registro Mercantil.

Permiso Sanitario.

Solvencia de Patente de Industria y

Comercio.

Visto bueno del Colegio d Médicos

Veterinarios del Estado Táchira.

ARTÍCULO 38°: Los establecimientos

comerciales, institucionales o personas naturales

dedicadas a la venta de animales domésticos, deberán

mantener los locales o lugares destinados a este fin,

en óptimas condiciones de salubridad e higiene y sus

representantes, de acuerdo a las previsiones

contenidas en esta Ordenanza, serán responsables de

la salud de los animales destinados a la venta o para

darlos en adopción, previo cumplimiento de los

extremos de ley.

ARTÍCULO 39°: Se prohíbe el comercio

ambulante de animales, sean estos, domésticos,

salvajes y silvestres, dentro del ámbito de la

jurisdicción del Municipio San Cristóbal.

CAPITULO VIII

DE LAS INFRACCIONES Y SANCIONES

ARTÍCULO 40°: Las infracciones de la

presente Ordenanza serán sancionadas con multas,

cuya imposición corresponderá a la Policía Municipal

de San Cristóbal, siguiendo el debido proceso

administrativo previsto en la Ley Orgánica de

Procedimientos Administrativos

ARTÍCULO 41°: La imposición de las

sanciones podrá comportar la retención de los

animales por parte de la Policía Municipal que los

enviará a las Fundaciones protectoras de animales.

Dicha retención podrá tener carácter preventivo,

hasta la resolución del correspondiente

procedimiento contenido en el expediente que se

instruya al efecto, oída la opinión del médico

veterinario del animal de que se trate, si lo tuviere o

de la institución protectora de animales.

ARTÍCULO 42°: La persona dueña,

responsable o tenedora de un animal en el territorio

del Municipio San Cristóbal, que incumpla cualquiera

de las obligaciones o prohibiciones previstas en la

presente Ordenanza será sancionado con una multa

de veinte (20) unidades Tributarias (U.T), esta multa

será aplicada por la Policía Municipal del Municipio

San Cristóbal previo el proceso administrativo

previsto en la Ley Orgánica de Procedimientos

Administrativos, y el monto de la multa será

enterado al Tesorero Municipal en las

correspondientes taquillas de recaudación, y el

retardo en el pago de la multa generara el cobro de

intereses de mora.

ARTÍCULO 43°: Además de la sanción de

multa al infractor conlleva la obligación de asistir a

un curso sobre protección y cuidado animal que le

será dictado en una de las instituciones de

protección animal más cercana a su domicilio.

CAPITULO IX

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

ARTÍCULO 44º: La presente Ordenanza

entrará en vigencia a los sesenta (60) días a partir

de su publicación en la Gaceta Municipal, del

Municipio San Cristóbal.

Dada, firmada, sellada y refrendada en el

Salón donde celebra sus Sesiones el Concejo

Municipal de San Cristóbal, a los Dos días del mes

de Marzo del año Dos Mil Siete. Años 196º de la

Independencia y 148º de la Federación.

(L.S.) JORGE JESUS SANCHEZ DUQUE

PRESIDENTE DEL CONCEJO MUNICIPAL

REFRENDADO:

(L.S.). MARIA ALEJANDRINA RUIZ BARRERA

SECRETARIA MUNICIPAL

En el Despacho del Ciudadano Alcalde del

Municipio San Cristóbal, a los 19 días del mes de

Marzo del año Dos Mil Siete. Años 196º de la

Independencia y 148º de la Federación.

Cúmplase.

(L.S.). GERARDO WILLIAM MENDEZ GUERRERO

ALCALDE DEL MUNICIPIO SAN CRISTOBAL