Presentación


EL MITO DE TÁNTALO

    Tántalo, en la mitología griega, era hijo de Zeus y de la ninfa Pluto. Como robó la ambrosía de los dioses, fue castigado a vivir en una laguna sumergido en el agua hasta el cuello, y cuando intentaba beber, el líquido huía del borde de sus labios; y cuando alargaba la mano para coger el fruto de los árboles que le rodeaban, el viento lo alejaba de su alcance. El mito de Tántalo simboliza así la tortura de quien desea ansiosamente una cosa y no puede conseguirla.


CULTURA EN LA LAGUNA GADITANA

    Como en el mito de Tántalo, un grupo de amantes del arte y la cultura en sus distintas facetas (literatura, pintura, escultura, teatro,etc.) decidieron en el año 1994 fundar la Asociación Cultural Tántalo y eligieron como lugar de sus primeras actividades un barrio de la ciudad española de Cádiz, llamado La Laguna. Así pues, como el mito decidieron hacer frente a las dificultades y hacer oir su voz desde el espíritu de la cultura y el arte.

LOS PRIMEROS PASOS

    Los primeros pasos de una asociación siempre son difíciles, y así lo comprobó su primer presidente, el escritor granadino pero afincado en Cádiz, Antonio Rodríguez Lorca. No obstante, en un corto período de tiempo la asociación creció y con escasos medios se organizaron tertulias, exposiciones, obras de teatro, y se empezó a publicar la revista trimestral y la colección de libros.


OBJETIVOS

    Tras haber organizado un buen número de actividades, la Asociación se encuentra ahora centrada principalmente en la publicación de la revista trimestral que ofrece los trabajos literarios de importantes escritores y de otros que, por más desconocidos o más jóvenes, no por ello dejan de merecer su espacio en estas páginas.Al tener carácter de Editorial, la Asociación ha publicado una serie de libros que conforman la "Colección Tántalo", cuyos números siguen creciendo.


EL FUTURO

    El futuro de la asociación y de la revista pasa por los jóvenes que sigan con este proyecto que ha dejado de ser un mero encuentro de artistas y escritores, para abrir sus puertas al mundo de Internet que hoy en día ofrece la posibilidad de que lo que un día surgió como una tertulia de poetas, hoy llegue a todos los rincones del planeta para demostrar que todos tenemos nuestro espacio si luchamos por él, y no hay que resignarse como Tántalos al suplicio que nos ha condenado a ver los frutos de la cultura y no poder tocarlos. Eso es lo que hay que cambiar...

Contador