Premio Plácido Fernández Viagas

Insertamos más abajo una reseña del acto de entrega del Premio

26 de junio de 2013

CRÓNICA DE LA ENTREGA DEL XXX PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS


La estatuilla del Premio

                                                                                                
Plácido Fernández-Viagas abre el acto 



Dionisio Moreno recibe el Premio



El premiado con miembros de la Junta Directiva. 
Les acompañan el Defensor del Pueblo (2º por la izquierda.), Jesús Maeztu, y el catedrático Humberto Clavería (2º por la derecha)


RESEÑA DEL ACTO DE ENTREGA DEL

XXX PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS

26 de junio de 2013

Este año la Casa de la Provincia, situada entre la Giralda y el Alcázar, en el corazón del centro histórico y monumental de Sevilla, ha acogido el acto de entrega del XXX Premio Plácido Fernández Viagas, concedido al abogado de Martorell Dionisio Moreno Trigo.


El Presidente de la Asociación Derecho y Democracia, Plácido Fernández-Viagas Bartolomé, abrió el acto con una breve intervención sobre “El valor del Derecho”. 

 



Sin Derecho no hay civilización ni convivencia, afirmó Plácido.  Tiene que haber “jueces en Berlín” a los que pueda acudir el             ciudadano afectado por una situación injusta.  El Derecho, el legislador, puede contribuir a transformar un orden jurídico injusto.



Plácido se refirió a la siguiente leyenda:


Cuenta la leyenda que el Rey de Prusia ordenó  a un molinero que demoliera su molino pues molestaba a su espléndida finca de Sans Souci. Y el molinero le contestó: "Eso sería si no hubiera jueces en Berlín. Como los hay, tendrá usted que plantear una acción ante los tribunales".



Y prosiguió:

 

En el siglo XVIII (1757), Robert François Damiens hirió en un atentado a Luis XV. Fue condenado a muerte y llevado al cadalso, cada una de sus extremidades fue atada a un caballo. Fue necesario todo un día hasta que se produjera el descuartizamiento. Vivo todavía fue quemado y esparcidas sus cenizas. El espectáculo fue tan atroz que motivó el libro "De los delitos y de las penas" (1764), de Cesare Beccaria, origen del movimiento humanitario que ha llevado a una justicia penal plena de garantías.  Este movimiento humanitario se fue extendiendo posteriormente a otras ramas del Derecho.


El Derecho, es definitiva, como decía François Guizot es una de las características esenciales de la civilización occidental.     

                  




















Pero venimos de una sociedad presidida en el siglo XX por el debate entre ideologías, una sociedad que hoy ha  desaparecido.  Nos encontramos hoy ante una revolución que es distinta a las revoluciones del pasado siglo pues carece de proyecto definido y de ideología que la sustente.  Una transformación en la que las instituciones que nos habíamos dado, entre ellas el Parlamento,  están cayendo y ven cuestionado su papel.  Esta nueva sociedad, que tendrá que alumbrar nuevas instituciones, no puede prescindir del Derecho pues sin Derecho no hay civilización.

 

El Premio que concedemos hoy viene a confirmar que a través del Derecho y de la Justicia (“los jueces de Berlín”) es posible corregir situaciones de injusticia y cambiar las instituciones.




Seguidamente intervino Carlos Carrera Ortiz, Vicepresidente de la Asociación, para explicar los motivos por los que se concede el Premio a Dionisio Moreno Trigo en esta XXX edición.

El Premio quiere reconocer la actuación de este abogado de Martorell en la defensa del caso de Mohamed Aziz,  que había sido desahuciado en un procedimiento de ejecución hipotecaria.

 

Fruto de esa actuación ha sido la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 14 de marzo de 2013, que ha declarado que nuestro procedimiento de ejecución hipotecaria no se ajusta a la Directiva 93/13, del Consejo.

 

Desahuciado el Sr. Aziz en el procedimiento de ejecución hipotecaria por no haber pagado algunas cuotas de su préstamo hipotecario como consecuencia de encontrarse en paro, este abogado planteó en un juicio declarativo posterior la existencia de cláusulas abusivas en el contrato de préstamo hipotecario, que suponían una vulneración de los derechos de los consumidores recogidos en la Directiva, motivos que no pudo alegar en el procedimiento de ejecución inicial al no permitirlo nuestra legislación.   

 

El Juez de lo Mercantil de Barcelona, José María Fernández Seijo, que conoció del asunto, planteó esta cuestión prejudicial ante el TJUE y finalmente este Tribunal ha declarado en marzo de 2013 que nuestro procedimiento de ejecución hipotecaria no se ajusta a la Directiva.

 

Esta Sentencia ha creado una situación nueva  pues obliga a reformar nuestra legislación y entretanto los jueces tenían que resolver los asuntos que tramitaban.  Hubo reuniones de jueces a todos los niveles para ver qué se hacía y si se podía paralizar la ejecución y analizar las cláusulas del contrato que pudieran ser declaradas abusivas.

 

En el Parlamento español se debatía la Iniciativa legislativa popular de la PAH y varios sindicatos, mediante la que se proponía como solución al problema de los desahucios la dación en pago de la vivienda con extinción total de la deuda y la prohibición del desahucio en caso de vivienda habitual e impago involuntario del préstamo, propuestas que finalmente no fueron aprobadas.

A continuación Carlos Carrera comentó las dos normas legales que se han publicado en abril y mayo de 2013 tras la Sentencia del TSJUE:

 

- El Decreto-ley 6/2013, de medidas para asegurar el cumplimiento de la función social de la vivienda (BOJA de 11-4-2013), de la Junta de Andalucía,

-  Y la Ley 1/2013, de medidas para reforzar la protección de los deudores hipotecarios, reestructuración de la deuda y alquiler social (BOE de 15-5-2013), aprobada en el Parlamento español.

 

Se refirió al debate abierto en estos momentos sobre la constitucionalidad del Decreto-ley andaluz, norma que responde a una situación de emergencia social como la que vivimos y que establece la expropiación temporal y mediante justiprecio (por 3 años) del uso de viviendas de personas jurídicas en los casos de procedimientos de desahucio en curso con riesgo de exclusión social de los afectados.   En este debate la Comisión Europea ha advertido la incidencia que pudieran tener estas medidas en la situación de la Banca.

 

Carlos Carrera añadió que el Decreto-ley se basa en el derecho de todos a una vivienda digna y adecuada, que recoge el artículo 47 de la Constitución, y en la función social de la propiedad privada y, por tanto, de la vivienda, que afirma el artículo 128 de la Carta Magna, según recoge la norma en su Exposición de Motivos.  La función social consiste en darle a la propiedad un destino no contrario al interés general.  Hoy el interés general se traduce en evitar la exclusión social en que pueden caer personas en desempleo que, además, se ven privadas de la vivienda.  Miles de personas han perdido su vivienda por no poder pagar el préstamo hipotecario en tanto tenemos varios millones de viviendas vacías en España, 700.000 en Andalucía.  La función de la vivienda como techo para vivir se ha desvirtuado al convertirse en muchos casos en un bien para la inversión especulativa.  Los Bancos son ahora los mayores propietarios inmobiliarios y no pueden dar salida a tantos inmuebles por falta de demanda y de crédito.  Mantener las viviendas vacías es un coste para ellos (en muchos casos no pagan las cuotas de la Comunidad) y la vivienda se deteriora con el tiempo, por lo que no veo cómo darle un uso temporal a cambio de un justiprecio puede suponer un perjuicio para el Banco.

 

A continuación valoró positivamente los avances que contiene la Ley 1/2013, que permite la suspensión por 2 años de los desahucios de familias en riesgo de exclusión social, así como la modificación del procedimiento de ejecución hipotecaria al permitir que en él se aprecie la existencia de cláusulas abusivas y se declare la improcedencia de la ejecución por tal motivo.  No obstante, consideró que se podía haber ido más lejos especialmente mediante una definición más amplia de los colectivos que se pueden acoger a esta suspensión y que se consideran en situación de especial vulnerabilidad.

 

En todo caso, estas medidas, que suponen un avance en una materia de tanta gravedad, tienen que verse complementadas con nuevas medidas y soluciones de manera que ninguna familia se vea privada de techo cuando, como consecuencia del elevado desempleo que sufrimos, no pueda hacer frente al préstamo hipotecario.  De hecho la actitud de los Bancos está cambiando pues algunas entidades están haciendo daciones en pago y otras llegan a acuerdos con los deudores para reestructurar la deuda o concertar un alquiler a un precio viable.

 


Carlos Carrera puso de manifiesto otros méritos personales y profesionales del premiado, que al sufragar de su bolsillo los gastos del procedimiento ante el TJUE hizo posible que se escucharan sus argumentos en el Tribunal y se dictara esta histórica Sentencia. 


  

    Su tesón, generosidad y sentido de la Justicia son actitudes que también queremos reconocer con este Premio, dijo.  





 




















Finalizó su intervención haciendo extensivo el reconocimiento que supone este Premio a los movimientos sociales, abogados y jueces que vienen trabajando en los últimos tiempos por hacer efectivo el derecho de todos a una vivienda digna.

 


    Seguidamente Dionisio Moreno Trigo intervino para agradecer la concesión del Premio. A la vez que expresó su satisfacción por la concesión del Premio dijo que le entristecía que se le conociera públicamente por una materia tan dura como ésta.


 


Describió la crisis que ha derivado en miles de desahucios, recortes y jóvenes que emigran.  Una situación en la que la Justicia y la Democracia peligran.  Antes de la crisis se han firmado hipotecas plagadas de cláusulas abusivas porque la gente necesitaba el dinero y los Bancos lo prestaban con facilidad, a la vez que establecían unas cláusulas abusivas en los contratos que los consumidores no podían modificar.  El procedimiento de ejecución hipotecaria era injusto y como resultado el derecho a la vivienda no se reconocía en la práctica.

 

Ahora la nueva Ley 1/2013 ha dado un plazo de un mes para alegar las cláusulas abusivas, un plazo insuficiente y que vulnera la jurisprudencia europea (caso Cofidis).

 

No obstante, tras la Sentencia del TJUE nos encontramos hoy en una situación que hace dos años era impensable, con muchas más posibilidades para el deudor hipotecario, aunque no se ha aprobado la dación en pago como una opción para éste que se debía haber contemplado. 

 

La reforma que se ha hecho se ha quedado corta y desgraciadamente Mohamed Aziz, desahuciado previamente como otros muchos, no puede beneficiarse de ella.  En esta materia queda mucho por hacer.  De hecho el pleito de Aziz sigue vivo tras la Sentencia europea, pues su objetivo es que se anule el procedimiento de ejecución que terminó con su lanzamiento.

 

Dionisio Moreno terminó su intervención compartiendo el Premio con todos aquellos que vienen luchando para defender a los afectados por los desahucios a consecuencia de la crisis, añadiendo que, a su juicio, es necesaria una reforma más profunda de la que puedan beneficiarse también los ya lanzados de sus viviendas. 


 


Me sentiré verdaderamente feliz y plenamente satisfecho cuando vea a mi cliente Mohamed Aziz volver a la vivienda de la que fue lanzado.

 

 


28-6-2013

Reseña elaborada por Carlos Carrera Ortiz


ECO DEL PREMIO EN LOS MEDIOS INFORMATIVOS:  Diario de Sevilla y los demás periódicos del Grupo Joly, y El Correo de Andalucía, entrevistaron al premiado el 26-6-2013.  ABC y El Mundo también reflejaron en sus páginas la entrega del Premio.  Puedes ver la entrevista de Diario de Sevilla en la pestaña Documentos interesantes.


NOTA de 21-5-2013, en la que explicábamos en nuestra Web los motivos de la concesión de este Premio 

Con el otorgamiento de este Premio la Asociación Derecho y Democracia ha querido reconocer la relevante actuación del abogado Dionisio Moreno Trigo, en el caso de Mohamed Aziz. Su tesón, generosidad y solidaridad con los desfavorecidos son valores a resaltar en estos tiempos en los que actitudes de codicia y de “sálvese quien pueda” han contribuido decisivamente a la crisis y a que sus consecuencias recaigan especialmente sobre los más débiles. 

De otro lado, la Sentencia del T.J.U.E., dictada en el procedimiento instado por Dionisio ante el Juzgado de lo Mercantil de Barcelona, es un logro jurídico extraordinario que ha obligado a un cambio en el procedimiento de ejecución hipotecaria y en la propia legislación hipotecaria en los que el prestatario-deudor hipotecario se ha venido encontrando desde hace décadas en una posición de inferioridad, sin mecanismos eficaces para oponerse a las cláusulas abusivas de los préstamos hipotecarios y acabando muchas veces sin remedio en el desahucio y la pérdida de la vivienda.

Al mismo tiempo este Premio ha querido reconocer los esfuerzos e iniciativas que distintos sectores de la sociedad, especialmente los movimientos sociales, y algunos abogados y jueces, han venido desplegando en el tema de los desahucios, una de las lacras más graves de la crisis económica que padecemos desde hace cinco años. Según el Banco de España (10-5-2013), en el año 2012 se registraron 32.490 entregas a los Bancos de la primera vivienda por no poder pagar la hipoteca. Todas estas actuaciones, que hemos querido destacar y valorar con este XXX Premio Plácido Fernández Viagas 2013, convergen en la defensa del derecho de todos a una vivienda digna y adecuada (reconocido en el artículo 47 de la Constitución española y en el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos), en la lucha contra la exclusión social y en dar una salida más solidaria y justa a los problemas derivados de esta crisis. 
Tras la Sentencia del TSJUE de 14-3-2013 el panorama ha empezado a cambiar, tal y como detallamos en la reseña del acto del Premio, pero siguen siendo necesarias nuevas medidas legislativas, administrativas y judiciales que den una respuesta eficaz y coordinada al problema, de manera que ninguna persona o familia se vea privada de un techo. 
No en vano la justicia es uno de los valores superiores de nuestro ordenamiento jurídico, según proclama el artículo 1 de nuestra Constitución.

Estos son los valores y derechos constitucionales cuya realización hemos querido apoyar y promover con la concesión de este Premio. 

Asociación Derecho y Democracia, 27 de  junio de 2013







8 de julio de 2012
       
 
    
           Fotos del acto de entrega del Premio a la Presidenta de Reporteros sin Fronteras
 
CRÓNICA DE LA ENTREGA DEL XXIX PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS
 
El jueves 5 de julio tuvo lugar la entrega del Premio Plácido Fernández Viagas 2012 a Reporteros sin Fronteras, acto que se celebró en la Casa de los Pinel, de Sevilla.

El Presidente de la Asociación Derecho y Democracia, Plácido Fernández-Viagas  abrió el acto con una intervención en la que destacó cómo el paradigma que ha regido nuestras vidas hasta ahora está en crisis y es necesario abrir espacios de debate para encontrar el nuevo paradigma de estos tiempos. 

El Parlamento ya no es el centro de la política democrática, los partidos han abandonado las ideologías y viven centrados en sus intereses, la centralidad del individuo ha sido sustituida por la de las masas, por la ausencia de privacidad, la cultura del espectáculo y la uniformidad.

Terminó su intervención expresando el propósito de la ADD de contribuir a ese debate tan necesario para vislumbrar qué nuevo modelo de sociedad se está fraguando en esta época de cambio.

A continuación el Vicepresidente de la Asociación, Carlos Carrera, explicó los motivos por los que se ha concedido el Premio a Reporteros sin Fronteras.  Destacó su lucha por la libertad de prensa y el derecho a la información, su defensa de los periodistas que en todo el mundo son perseguidos y cómo esta tarea contribuye al desarrollo de la democracia, que no puede existir sin la protección de esos derechos. 

Tras la entrega del Premio a Malén Aznárez, Presidenta de Reporteros sin Fronteras, ésta explicó el trabajo que hacen en defensa de los periodistas perseguidos y de la libertad de prensa.  Habló de los depredadores de la libertad de prensa, de los países en que se viven mayores dificultades, tal y como recoge la Clasificación mundial de la libertad de prensa que elaboran cada año y que abarca 179 países.  Y destacó la situación especialmente difícil en países como Eritrea, México, Irán y China.  Por último aludió a las dificultades por las que pasa la prensa en los países democráticos como consecuencia de la doble crisis: la crisis económica, que ha llevado al cierre de doce medios informativos y al despido de más de 4.000 periodistas en España, y la eclosión de Internet que ha puesto en una situación muy delicada a la prensa escrita y de calidad.

Tras el acto los asistentes pudieron intercambiar opiniones durante la copa que la Asociación les ofreció.

Diario de Sevilla y 
El Mundo Andalucía han recogido en sus páginas el evento.



5 de julio de 2012

La Asociación Derecho y Democracia entrega

el PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS, en su XXIX edición,

a "REPORTEROS SIN FRONTERAS".

La Asociación Derecho y Democracia entrega anualmente, desde 1983, EL PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS a personas o colectivos que hayan destacado por su labor en defensa de las libertades públicas y los derechos fundamentales recogidos en nuestra Constitución y supongan una consolidación de los principios democráticos establecidos en nuestra Carta Magna.
En su XXIX edición, el Premio se concede a REPORTEROS SIN FRONTERAS, en reconocimiento a su labor en defensa de las libertades de prensa e información y de los periodistas que sufren represalias y persecución por el ejercicio de su labor profesional.

“Si no lo contamos no existe”, es el lema de Reporteros sin Fronteras. Que se sepa lo que ocurre en las distintas latitudes, en un mundo globalizado, es clave para el desarrollo de la democracia en el mundo.

La libertad de comunicar y el derecho a recibir libremente información veraz a través de cualquier medio de difusión, que recoge el artículo 20 de nuestra Constitución, son esenciales para la conformación de la opinión pública, para la crítica de las actuaciones contrarias al Estado de Derecho y para el ejercicio del derecho de la ciudadanía a participar en los asuntos públicos.
El pluralismo y la profesionalidad en los medios de difusión son condiciones básicas para que estos derechos puedan ejercerse con amplitud.

La crisis económica, que ha determinado el cierre de medios informativos y el despido de periodistas; la aparición de nuevos canales de comunicación a través de Internet; la exigencia de que los medios públicos se rijan por criterios profesionales; la gran influencia de los grupos económicos y de comunicación sobre lo que se publica; y la demanda social de una mayor transparencia en todos los ámbitos de la vida pública, son cuestiones que plantean retos importantes a la libertad de prensa y al derecho a una información veraz.

De ahí que la concesión de este Premio sea también una ocasión para propiciar el debate sobre estas cuestiones.

BASES PARA LA SELECCIÓN Y ENTREGA DEL PREMIO
"PLACIDO FERNANDEZ VIAGAS"



La Asociación Derecho y Democracia concede desde el año 1983 el Premio Plácido Fernández Viagas, que constituye un prestigoso reconocimiento a la labor de defensa de los derechos humanos por parte de personas físicas o jurídicas.


Las bases para la selección y entrega del Premio "Plácido Fernández Viagas" son las siguientes:

o El premio se otorga a las personas o entidades distinguidas, durante el año anterior a su entrega, en la defensa de los Derechos Humanos, Derechos y Libertades Fundamentales y en la defensa de nuestra Constitución.

o Los/as candidatos/as optantes al premio deberán ser propuestos/as a la Junta Directiva de ADD con antelación a la celebración de la Asamblea General para la votación del premio.

o Los méritos del premiado/a serán valorados por la Asamblea General de asociados/as de ADD, órgano al cual le corresponde otorgar el Premio "Plácido Fernández Viagas".

o Los/as candidatos/as al premio deberán ser presentados por un socio/a, al menos, de ADD. El socio/a que proponga un candidato/a deberá realizar ante la Asamblea la defensa del mismo/a; terminadas todas las exposiciones de defensa de los distintos candidatos/as, se abrirá turno de intervenciones y preguntas sobre los candidatos/as.

o Finalizado el turno de intervenciones, se someterán a votación de la Asamblea los/as distintos candidatos/as, mediante la emisión del voto secreto.

o El premio podrá declararse desierto, si a juicio de la Asamblea ninguna de las personas o instituciones propuestas alcanza los méritos suficientes.

o El premio, salvo en caso de declararse desierto, será entregado en acto público.





PREMIOS CONCEDIDOS
DESDE EL AÑO 1983 A LA ACTUALIDAD




2010. XXVIII PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS:
A D. Manuel Rico Lara, Magistrado-Juez jubilado.

Por su trayectoria profesional y su lucha activa por la democracia durante la Transición.




2009. XXVII PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: A la Residencia Universitaria Flora Tristán.

Por la  puesta en marcha de un Proyecto Social de la Universidad Pablo de Olavide que pretende compartir vivencias, trabajando por la integración y la cohesión social, y colaborando en diferentes proyectos que van incidiendo en la normalización del Polígono Sur de Sevilla.


2008. XXVI PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: A Proyecto Visión Sur.

En consideración a su trabajo en pro de la solidaridad real y la cooperación con las personas y grupos sociales más desfavorecidos y por sus esfuerzos para mejorar la
salud ocular de los habitantes de la región del Tigray, al norte de Etiopía, zona especialmente dañada por las guerras, la sequía, el hambre y otras calamidades. Esfuerzos que se concentran en prestar asistencia médica y quirúrgica destinada a la erradicación de enfermedades de los ojos tales como tracoma, cataratas, y otras, que condenan a gran parte de la población a la ceguera. Mejorando el acceso al agua potable, mediante la construcción de pozos, manantiales y carreteras hasta los mismos, con la fundación de una escuela universitaria en la que se forman profesionales capaces de solucionar la mayoría de problemas oculares que afectan a la población, siendo su actual proyecto la construcción de un hospital. Todo
ello fruto del trabajo personal y desinteresado de las personas que componen su organización


2007. XXV PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: A la Sra. Dña. Mª Ángeles Infante.

En consideración a su trabajo de conservación de una memoria histórica, la de los años de la II República y la resistencia antifranquista, que constituyen una especial señal de identidad de todos los andaluces que defienden los valores establecidos por la Constitución española, y también cuando promueven el respeto a las peculiaridades e intereses específicos de los distintos territorios del Estado español.


2006. XXIV PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS:
A D. Cecilio Gordillo Giraldo (responsable del Grupo de Trabajo “ Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía” de CGT-A).

Considerado como uno de los principales impulsores de cuantas acciones podían desarrollarse en favor de la recuperación y del conocimiento de nuestra historia reciente, apoyando los trabajos de las organizaciones y grupos, empeñados desde hace tiempo en la identificación y descubrimiento de fosas comunes, del conocimiento de la represión y las secuelas de la dictadura franquista, de la lucha y circunstancias de todos los ex-presos, represaliados, exiliados y desaparecidos de nuestra guerra civil, apoyándose en la memoria de los que lucharon por estos mismos principios con la firme convicción de luchar contra el olvido, por la defensa de su dignidad, sin ánimo de revancha y mirando hacia un futuro de paz y respeto a los derechos humanos.


2005. XXIII PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: Al Comisionado para el Polígono Sur, D. Jesús Maeztu Gregorio de Tejada.

Por el conjunto de su destacada trayectoria de lucha contra la marginalidad y las desigualdades sociales que inició en su época de titular en la Parroquia de la barriada gaditana del Cerro del Moro en los años setenta, así como por la importante tarea llevada a cabo entre 1991 y 1996 como Adjunto del Defensor del Pueblo de Andalucía.

Vídeo del Premio




2004. XXII PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: A la Federación Española de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales,(FELGT).

Por su esfuerzo y trabajo en pro de la igualdad real y de derechos de todas las personas independientemente de su orientación sexual. Este esfuerzo ha visto sus frutos con la aprobación de la modificación del artículo 44 del Código Civil, que permite la posibilidad de contraer matrimonio a las personas del mismo sexo.



2003. XXI PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: Al Magistrado Juez de Menores de Granada, D. Emilio Calatayud Pérez.

Por su labor en la reinserción e integración de jóvenes, a través de una interpretación ejemplar de la Ley del Menor.


2002. XX PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: Al Ilmo. Magistrado Juez del Juzgado de lo Penal 1 de Sevilla, D. Rafael Tirado Márquez.

Como reconocimiento a su formación y sensibilización respecto a la violencia de género, materializadas en sentencias ejemplares, que son modelo de la verdadera justicia a favor de estas víctimas.


2001. XIX PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: Dña María Núñez Treviño.

Como exponente de un buen número de personas modestas y anónimas, con un bagaje de solidaridad y compromiso social que les impulsa a realizar una labor excepcional de atención y asistencia a los inmigrantes magrebíes y subsaharianos que cruzan el Estrecho.


2000. XVIII PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: A D. Manuel Rojas Castro.

Por su labor realizada a favor de los derechos sociales de nuestros trabajadores migrantes, desde la Agregaduría Laboral de la Embajada de España en Bonn, donde trabajó entre 1960 y 1994. Ha sido una ayuda inestimable para los propios trabajadores y sus familiares que encontraron en él los consejos y apoyos necesarios para el reconocimiento de sus derechos. Pionero en la reflexión y difusión del derecho comunitario social y de la legislación alemana de Seguridad Social, ha impulsado finalmente la creación de Asociaciones de Emigrantes Retornados por todo el Estado español. Tratamos así de reconocer su importancia para el ejercicio de los derechos democráticos y sociales de los trabajadores migrantes.


1999. XVII PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: A D. Benito Zambrano Tejero y a D. Antonio Pérez Pérez.

Autor y Productor cinematográficos, respectivamente, de la película “Solas”, en los que no se premia la calidad de una película, sino la apuesta y el riesgo que suponen la realización de una obra cinematográfica que, como en este caso, defiende desde la creación artística de significado compromiso social, derechos y libertades (a un trabajo digno, a una vejez digna, a una maternidad responsable, a una economía suficiente, a una cultura solidaria...) en un medio y una industria frecuentemente dispuesta a impulsar las tesis contrarias.


1998. XVI PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: A D. Manuel  Collado Broncazo. Profesor de la Universidad de Sevilla.

Que habiendo dedicado sustancialmente su vida profesional a la educación de adultos, destaca su labor pedagógica y su militancia ciudadana y vecinal con un profundo sentido de la necesidad del trabajo en común, destacándose básicamente su labor en pro de la formación de la ciudadanía para un Estado de Derecho, así como su defensa de los derechos humanos de contenido social y económico, con especial mención a su participación en la arriesgada y firme actuación de la Asociación de Vecinos de San Diego  en defensa de la construcción de viviendas sociales en la zona y del alojamiento en ellas del núcleo de chabolistas del barrio.


1997. XV PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: A la Unión Progresista de Fiscales.

Por su iniciativa para la exigencia de responsabilidades penales por los desaparecidos españoles durante los regímenes militares en Argentina y Chile.


1996. XIV PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: Dña. Carmen de Michelena.

Por sus méritos acreditados a lo largo de toda una vida, su labor de difusión educativa y de animación socio-cultural, entendiendo que sus trabajos y actitudes han contribuido y  contribuyen, al desarrollo integral de la persona y su formación en los valores de la convivencia democrática.


1995. XIII PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: a título póstumo Al abogado gaditano y miembro del Consejo Consultivo de Andalucía      D. Tomás Iglesias Pérez.

Por haber contribuido con su trayectoria personal y profesional a la defensa de los derechos fundamentales y las libertades de los colectivos y personas, de forma constante y excepcional, y destacado por sus teorías innovadoras en el ámbito del derecho laboral.


1994. XII PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: A D. Manuel Anguita Peragón.


Profesor de Secundaria. Diputado del Grupo Parlamentario Andaluz Comunista entre 1982 y 1990.
Por su destacada labor a favor de una ley de calidad en la enseñanza pública, en su difusión y en su valores.


1993. XI PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: A la memoria de D. Diamantino García Acosta.


Cura obrero, jornalero, dirigente sindicalista, ejemplo de lucha y solidaridad, siempre junto a los desfavorecidos, necesitados y olvidados.
La ADD otorgó este premio en su memoria.


1992. X PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: Proyecto Hombre

Programa educativo-terapéutico para el tratamiento y prevención de las drogodependencias que nace en España en 1984. Por su labor a favor de la prevención del consumo de drogas, la rehabilitación y la reinserción del drogodependiente en todas las áreas de la sociedad.


1991. IX PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: A D. Nicolás López Calera.

Catedrático de Universidad y Director del Departamento de Filosofía del Derecho de la Universidad de Granada (España).
Ha sido Decano de la Facultad de Derecho de Granada y miembro del Consejo de Investigación del Instituto Universitario Europeo de Florencia (Italia).
Destacamos en él su profunda preocupación en el estudio y tratamiento de los problemas de la Democracia y los Derechos Humanos.


1990. VIII PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: Las asociaciones “Acoge” de Sevilla, Almería, Granada y Málaga.


Que han destacado por su encomiable labor de apoyo jurídico, social y sanitario a los inmigrantes africanos residentes en Andalucía.


1989. VII PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: D. Rafael Sarazá Padilla. Abogado cordobés.


Distinguido por su labor en defensa de los presos políticos durante la dictadura y por su dedicación a favor de los trabajadores.


1988. VI PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: A D. Juan María Bandrés.

Participó en la fundación del partido Euskadiko Ezquerra, del que fue presidente. Fue elegido senador (1977) Consejero de Transportes del gobierno vasco (1978). Ha sido diputado a Cortes (1979, 1982 y 1986) y miembro de los Parlamentos vasco (1980) y europeo (1986). Reconocido por la ADD por su trabajo a favor de la paz y contra el terrorismo así como por su preocupación por los problemas de los refugiados en España. El estilo de “hacer política” de Juan María Bandrés nunca fue el de las grandes palabras, ni el de los objetivos sometidos a estrechos idearios partidistas. Su talante dialogante ha hecho que los problemas complejos de los refugiados y los inmigrantes llegaran a la Administración y también a los ciudadanos, poniendo su inmensa capacidad jurídica al servicio de estas causas.


1987. V PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: Grupo ecologista portuense “Guadalete”.

Por su reconocida trayectoria de movilización y esfuerzo contínuo e independiente, para hacer velar las leyes en defensa de la naturaleza y contra las agresiones medioambientales.


1986. IV PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: D. Francisco Casero.


Y, en su persona, al movimiento jornalero, por la actuación ejemplar y por los esfuerzos reivindicativos que de forma pacífica vienen desarrollando en la defensa de los intereses del colectivo campesino de Andalucía y por las dificultades que han tenido que soportar como consecuencia de ello.


1985. III PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: D. Aomar Mohameddi Dudú, líder melillense.

Por su lucha en pro de la igualdad jurídica y por su contribución destacada en la defensa de los derechos humanos de los musulmanes de Melilla.



1984. II PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS : Junta Facultativa del Hospital Psiquiátrico de Huelva.

Por haber conseguido que este centro sea el primero en iniciar la reforma psiquiátrica en Andalucía, por haber sido ésta asumida en su totalidad por los encargados de llevarla a cabo y por no haber existido regresión en su desarrollo. Por la trayectoria del personal del Hospital Psiquiátrico de Huelva en la defensa de los derechos humanos dentro de los que fueron llamados manicomios (hoy centros de salud mental).


1983. I PREMIO PLÁCIDO FERNÁNDEZ VIAGAS: Al Ilmo. Magistrado Juez de Vigilancia Penitenciaria de Málaga, D. Andrés Márquez Aranda.

Por su honda humanidad en la aplicación de la Ley, y el contacto permanente con presos y condenados, a quienes atiende y ampara en sus fundamentales derechos. Consciente de que vivimos en una sociedad muchas veces insolidaria no olvida la necesidad del hombre que ve limitada su libertad, y anhela ser escuchado en su momentos más difíciles.



ą
P1090836.JPG
(2551k)
Add Derecho,
28 jun. 2013 1:54
ą
P1090839.JPG
(2355k)
Add Derecho,
28 jun. 2013 1:56