La Nueva Era


TEMAS DE ESTUDIO

La astronomía

y la astrología como base

 

Es una realidad que el planeta está en vísperas de una nueva etapa astronómica y astrológica regida por el signo de Acuario. La libertad y la independencia junto al eclecticismo, el razonamiento holístico y  el avance tecnológico -características acuarianas-  serán la norma de esta época

 

 

Investigación y revisión: Glenda González

La Nueva Era (New Age en inglés) es el término que se utiliza para identificar un conjunto de tendencias, creencias y prácticas vinculadas a una forma de espiritualidad ecléctica, que ha ido avanzando con gran fuerza desde finales del Siglo XX, religando principios religiosos y filosofías antiguas o modernas del mundo oriental y occidental.

La palabra ha cobrado renombre durante el Siglo XXI y con ella también se hace referencia a la Era de Acuario, que de acuerdo a los astrólogos tiene base en los cambios de las eras zodiacales y su consecuente influencia en la vida humana.

Pero la Era de Acuario también es explicada en los estudios astronómicos sobre los movimientos terrestres en el firmamento.

La observación astronómica durante miles de años ha dado a conocer al hombre que el primer movimiento terrestre es el de rotación (sobre su propio eje), el segundo es el de traslación (alrededor del sol), y el tercero es el de precesión.

Este último es causado porque el achatamiento de los polos hace que el norte de nuestro planeta no siempre se incline hacia un mismo punto espacial, sino que varíe a lo largo de los años.

Así, el norte del planeta esboza un gran círculo (eclíptica) sobre el fijo cielo estelar, que cruza a través de un determinado grupo de constelaciones (los signos zodiacales).

Este tercer movimiento dibuja un cono de 47º cuyo vértice se apoya sobre la línea de la órbita terrestre y su base circunscribe un gran círculo sobre el cielo cada 25.920 años.

El eje de rotación terrestre no mira siempre hacia la estrella Polar, sino que cruza las doce constelaciones del zodíaco, razón por la cual el círculo se divide en doce arcos de circunferencia (uno para cada constelación).

La Tierra se inclina hacia cada una de las constelaciones por un período aproximado de 2.160 años, con un orden de sucesión por cada constelación inverso al del paso del sol por los signos durante un año terrestre, motivo por el cual el cambio de era no ocurre en el orden lógico que conocemos (de Aries a Piscis), sino al revés (de Piscis a Aries).

 

 

Volver al Indice de Temas de Estudio                                 Sigue


 

Página principal

Temas de Reflexión

Temas de Estudio

Herramientas

Lecturas

Contáctanos

Servicios