Declaración sumaria, Destinos aduaneros

LA DECLARACIÓN SUMARIA

 

La gestión tributaria es el procedimiento administrativo seguido con la finalidad de hacer efectivo un impuesto

 

Entrada de mercancías en el territorio aduanero

El procedimiento de gestión aduanera se inicia con la entrada de las mercancías en el territorio aduanero y, por ese motivo, desde ese momento las mercancías y los medios de transporte que las conducen deben sujetarse a una serie de formalidades y obligaciones

 

Las mercancías desde su introducción se someterán a la vigilancia aduanera.

 

Por otra parte, la persona que introduzca las mercancías deberá utilizando la vía señalada por la autoridad aduanera, trasladarlas sin demora a Aduana o a otro lugar designado autorizado por la Aduana

 

La declaración sumaria

La principal obligación que debe cumplir la persona que transporta las mercancías es la presentación en la Aduana de la declaración sumaria

 

Así los capitanes de buques, los jefes de tren, los comandantes de las aeronaves y los conductores de los vehículos por carretera deberán presentar por sí mismo o por medio de su representante una declaración sumaria.

 

La declaración sumaria se puede definir como una relación, por conocimientos de embarque u otros títulos de transporte, comprensiva de las distintas expediciones transportadas por un buque o cualquier otro medio de transporte, con indicación del punto de procedencia y del de destino

 

La declaración sumaria deberá presentarse, aunque los medios de transporte vayan vacíos, siempre que sean buques y aeronaves

 

Un caso en el que no debe presentarse es el de viajeros

 

Es importante señalar, que a partir de la fecha de admisión de la declaración sumaria comienzan a contar los plazos de permanencia de las mercancías en depósito temporal

 

La descarga de las mercancías

La descarga se realiza bajo la supervisión de las fuerzas del resguardo, exceptuando aquel caso de procedimiento simplificado de domiciliación y almacén de depósito temporal

 

Si no coinciden el número de bultos, puede ocurrir que se hayan descargado de más (sobras) o de menos (faltas)

 

Las sanciones a que puede dar lugar, son:

1. sin justificar deuda aduanera y sanción Art.192 LGT :

2. justificado: 1 por mil min. 100€ máx. 6.000€ Art 199.7 LGT

 

Los derechos a que se hace referencia, son sólo arancel, en ningún caso IVA, ni impuestos especiales

 

Depósito temporal

Las mercancías presentadas en la Aduana, deberán permanecer bajo la vigilancia y control aduanero hasta el momento en que los servicios aduaneros autoricen el levante.

 

Esta situación se denomina depósito temporal y podrá realizarse en los lugares públicos o privados autorizados (ADT y procedimiento simplificado de domiciliación)

 

Las mercancías que se encuentren en esta situación, no podrán ser objeto de más manipulaciones que las destinadas a asegurar su estado de conservación, previa autorización de los servicios de Aduanas y en las condiciones que por estos se fijen

 

El plazo de permanencia en esta situación a la espera de darle un destino aduanero será de:

· marítimo: 45 días naturales

· los demás medios: 20 días naturales (terrestre, ferrocarril, aéreo, postal)

 

En caso necesario, se podrá solicitar una prórroga de la mitad de este tiempo

 

Si el plazo vence en festivo, se prorrogará hasta el primer día laborable siguiente

 

Si vencidos los plazos y las prorrogas no se ha dado destino se incoará expediente de  abandono

Reconocimiento previo y extracción de muestras

Los servicios de Aduanas a petición del interesado, autorizarán el reconocimiento previo y la extracción de muestras. (Sanidad, Soivre, Fito, Veterinario).Se utilizará el documento C-5 que se solicita por internet en la web de la AEAT.

 

 La Aduana concederá el permiso y determinará la cantidad de muestras que se pueden extraer. La operación se realizará bajo la supervisión de la Aduana (Resguardo), dejando constancia del resultado.

 

El coste de la extracción y análisis corre a cargo del interesado. Las muestras extraídas no detraerán el valor en Aduana de la mercancía

 

 


ABANDONO

Antes de que se haya expedido el levante los servicios de Aduanas podrán autorizar al declarante abandonar la mercancía libre de todo gasto a favor de la Hacienda Pública. El abandono es la renuncia a la propiedad de una mercancía realizada por su propietario.

 

Puede ser expreso, que deberá ser aceptado por Hacienda Pública previa petición del interesado y no deberá suponer gasto para ella, o tácito. El abandono tácito se produce si pasado los plazos para dar destino aduanero a la mercancía, esto no se produce El abandono a favor de la Hacienda Pública, liberará al declarante del pago de los derechos a la importación pero no de las sanciones

 

DESTRUCCIÓN

Antes de que se haya expedido el levante los servicios de Aduanas podrán autorizar al declarante proceder a la destrucción de la mercancía bajo la supervisión de la Aduana libre de todo gasto de la Hacienda Pública

 

La destrucción, liberará al declarante del pago de los derechos a la importación pero no de las sanciones. Los residuos y desperdicios de las destrucciones se despacharán aplicando el valor y los tipos que corresponden en ese estado en la fecha de la destrucción

 

Los servicios de Aduanas que asistan a la destrucción de las mercancías harán constar esta destrucción mediante la correspondiente diligencia. En caso de necesidad, los servicios de Aduanas pueden proceder a la destrucción de las mercancías que se encuentren en malas condiciones sanitarias

 

REEXPORTACIÓN

La reexportación implicará la aplicación de las formalidades aduaneras, previstas a la salida de mercancías, incluidas las de política comercial

 

Cuando se solicite la reexportación de mercancías que durante su estancia en la Comunidad estuvieran incluidas en régimen aduanero económico, deberá presentarse una declaración de Aduana, de acuerdo con el procedimiento de exportación

 

INCLUSIÓN EN DEPÓSITO O ZONA FRANCA

El convenio de Kyoto define las zonas francas como una parte del territorio de un Estado en la que las mercancías que en ella se introduzcan se consideran generalmente como si no estuviesen en el territorio aduanero con respecto a los derechos e impuestos de importación y no están sometidas al control habitual de la Aduana

 

Constitución de una zona franca o depósito franco

La autorización para la concesión de una zona franca corresponde al Ministerio de Hacienda quien delimitará el límite geográfico de cada zona.

 

Los Estados miembros se asegurarán que las zonas francas estén cercadas y se fijaran los puntos de acceso y salida de cada zona y depósito franco, que estarán sometidos a la vigilancia de los servicios de Aduanas que podrán controlar las personas y medios de transporte que entren.

 

El plazo de permanencia, no tiene limite excepto para las agrícolas con restitución

 

Sólo deberán presentarse a las autoridades aduaneras y ser objeto de los trámites aduaneros, las mercancías que:

 

· Se encuentren en un régimen aduanero y cuya entrada en zonas y depósitos francos ocasione la ultimación de dicho régimen.

· Hayan sido objeto de una declaración de concesión de devolución o condonación de los derechos de importación que autorice la inclusión de estas mercancías en zonas y depósitos francos.

· Se beneficien en razón de su inclusión en zonas y depósitos francos de las medidas relacionadas, en principio con la exportación de mercancías (IVA)

· entren en zona franca o depósito franco directamente desde el exterior del TAC.

 

La entrada de mercancía en zonas y depósitos francos no requerirá su presentación a las autoridades aduaneras ni la presentación de una declaración de Aduanas. Cuando nazca una deuda aduanera, el valor en Aduana no incluirá ni almacenaje ni manipulaciones realizadas en el interior y con autorización de la Aduana, aunque si se incluirán en la base del IVA

 

Comments