Erysimum mediohispanicum Polatschek.

Planta bienal o bien perenne, endemismo de las submesetas norte y sur y de la Bética, de la familia de las crucíferas.

Se considera una "microespecie", en el sentido de que hay un grupo de especies, el grupo Eryssimum nevadense, en el que se encuentra, difíciles de separar entre sí. Además aparecen poblaciones, localizaciones o ejemplares en los que es difícil separar de otro grupo, Eryssimum duriaei. Hay zonas en las que se produce una transición gradual de las especies del grupo E. nevadense hacia las del grupo E. duriaei (alto Ebro, pre-Pirineo). En otros casos, ejemplares pertenecientes a poblaciones de cualquiera de las 6 especies del grupo nevadense (E. merxuelleri, E. rondae, E. mediohispanicum, E. ruscinonense, E. gomezcampoi, E. nevadense) presentan caracteres atribuibles a otras especies del grupo. Es pues un grupo complejo, difícil de delimitar, pero con áreas de distribución separadas, que es a lo que deberemos atenernos con mayor seguridad a la hora de determinar la especie. En nuestra zona, la especie del grupo es Eryssimum mediohispanicum, que por lo general, presenta los caracteres que señalaremos a continuación. Cualquier ejemplar que se salga de lo señalado, habrá que considerarlo con las salvedades que hemos explicado. De cualquier manera, los problemas mayores de determinación aparecen en Andalucía (Jaén y Granada) donde las confusiones se presentan con E. nevadense y E. rondae. En Murcia, el parecido es con E. gomezcampoi.

De cepa simple, con tallos floríferos de 25-50 (70) cm, que pueden tener o no ramas laterales, aunque suelen estar poco ramificados. El tallo es erguido y suele estar amoratado en su parte basal. Hojas estrechas de 2-8cm de largo y 1-3mm de ancho, laxamente dispuestas, algo flexuosas y también fasciculos axilares de hojas pequeñas. En la floración suelen haberse secado las hojas basales. Pedicelos adspresos o incurvados, de 2-4mm, flores en racimo terminal, que se alarga muchísimo en la fructificación, distanciandose los frutos, que son en silicua linear. Sépalos erectos, pétalos de larga uña, amarillos, de 11-17x2-4mm. Los frutos son paralelos al eje o formando un pequeño ángulo, de hasta unos 20º. Florece de Abril a Julio.

Es una especie que no aparece en terrenos cultivados, sino que es típica del monte. Cuando encuentras sus restos secos, en otoño o invierno, y descartadas las crucíferas ruderales o adventicias, esta es de las pocas que te queda a la hora de identificar. Es corriente en parameras calizas, en matorrales aclarados, tipicamente tomillares, también en bosques abiertos o márgenes de los mismos en lugares pedregosos, en carrascales y quejigares, en exposiciones soleadas, a partir de los 600 m. Su distribución son las partes orientales de la meseta norte (desde Burgos-Valladolid-Logroño-Zaragoza-Soria) y sur (hasta Albacete-Valencia) con poblaciones en las sierras calizas de Jaén, Granada y Sierra Espuña en Murcia. En Madrid, la hemos visto en Olmeda de las Fuentes, Orusco, Ambite y Villarejo de Salvanés, citada en el sector calizo de la sierra de Madrid, en Valdelaguna.
Imágenes de E. mediohispanicum

Fuentes de la Alcarria (Gu) Darío Meliá
Comments