Anuncios‎ > ‎

Primer opilión Pyramidopidae para el continente americano

publicado a la‎(s)‎ 13 jun. 2016 11:06 por Abel Pérez González   [ actualizado el 14 jun. 2016 11:01 ]
Las especies cavernícolas que poseen una morfología externa altamente modificada (i.e. troglomorfismos) a menudo constituyen algunos de los enigmas evolutivos más intrigantes. Para tales taxones la posición sistemática es difícil de determinar y muchas veces es conflictiva cuando se establece únicamente sobre la base de caracteres morfológicos externos,  lo cual genera en relaciones espurias que oscurecen la historia evolutiva y biogeográfica de estas especies. Este problema fue abordado en un artículo publicado esta semana en la revista Zoological Journal of the Linnean Society y que fue uno de los resultados de la pasantía de investigación que realizó el MSc Jesús Alberto Cruz López, alumno de doctorado de la UNAM, México, en nuestro laboratorio.
El trabajo en cuestión se enfocó en el estudio del enigmático opilión centroamericano Stygnomma pecki, troglobio anoftalmo descrito en 1977 de una caverna en Belice y cuya ubicación familiar era dudosa. 

Izquierda: habitus de Jarmilana pecki (Goodnight & Goodnight, 1977) GEN. NOV. et COMB. NOV.. Derecha: idem, fotos tomadas con el Microscopio Electrónico de Barrido del MACN.

Material "fresco" permitió un reanálisis de esta especie considerando la morfología genital y las secuencias de los genes COI, 18S y 28S y los resultados fueron sorprendentes. Los análisis moleculares y la morfología genital ofrecieron evidencias de que la especie no pertenecía a la familia Stygnommatidae (la cual le fue asignada originalmente), por el contrario, las evidencias señalaban una estrecha relación con la familia africana Pyramidopidae. Por tal razón fue creado un nuevo género, Jarmilana, para incluir esta especie y por ende la nueva combinación Jarmilana pecki (Goodnight & Goodnight, 1977).

Izquierda: hipótesis filogenética molecular donde se observa la relacion de Jarmilana pecki con piramidópidos africanos. Derecha: genitales masculinos de Jarmilana pecki (fotos MEB)

Constituye entonces el primer registro de Pyramidopidae para el continente americano y sin lugar a dudas un raro relicto que podría ser el reflejo de  una ancestral distribución de este linaje en el supercontinente Gondwana. Los resultados obtenidos refuerzan la importancia de la inclusión de la fauna cavernícola en estudios sistemáticos y biogeográficos debido a la posibilidad de encontrar en este medio especies relictuales cuyos representantes epigeos se encuentran extintos en la actualidad.

Cruz-López, J. A., D. N. Proud, et al. (2016). When troglomorphism dupes taxonomists: morphology and molecules reveal the first pyramidopid harvestman (Arachnida, Opiliones, Pyramidopidae) from the New World. Zoological Journal of the Linnean Society 177(3): 602-620.DOI: 10.1111/zoj.12382

Comments