TRAMPANTOJO DE MAGDALENAS


Ingredientes:

  Chorizo asturiano: 3 unidades (no muy grueso).

  90 g de agua

200 g de leche

 Un sobre de levadura seca de panadería. 

- 500 g de harina de fuerza

 100 g de manteca de cerdo

-1 huevo

1 cda de sal 

Para pintar la masa, otro huevo.


Por el Método tradicional:

Si el chorizo tiene una piel gruesa lo pelamos con cuidado. Los míos eran muy grandes y los corté a la mitad para hacer los bollos.

En un bol poner el agua y la leche y calentarlas al microondas o al fuego, sólo templar, nunca hervir.
En otro bol aparte ponemos la manteca, el huevo batido y la sal, mezclamos todo muy bien y le vamos añadiendo el líquido poco a poco sin dejar de remover.

A continuación agregamos la harina y la levadura juntas y amasamos suavemente. Cuando tengamos todo incorporado todo damos forma de bola y dejamos reposar durante unas 2 horas al menos, que suba de volumen.

Elaboración con Thermomix:

Comenzamos poniendo el agua y la leche en el vaso y programar 2 minutos a 37º, velocidad 1,5.
Agregamos la manteca, un huevo y sal, y mezclamos a velocidad 6 durante unos segundos.
Ahora añadimos la mitad de la harina y la levadura, y de nuevo mezclar a velocidad 6 durante 5 segundos, para repetir la operación con el resto de la harina. Después programar velocidad espiga durante 1 minuto.

Tapar el vaso y reposar un par de horas para subir su volumen.

Después nos queda hacer los bollitos, cogiendo porciones similares de la masa y formando bolas con las manos. Si vemos que la masa queda pegajosa se puede espolvorear con un poco de harina, no todas las harinas se absorben igual.

En el centro de cada bola colocamos el chorizo y lo envolvemos con la masa consiguiendo que quede dentro de ella totalmente cubierto.

Precalentamos el horno a 220ºC.

Colocamos las bolas rellenas en papel de magdalena. Yo uso un truco que me funciona muy bien para que los papeles de magdalena no se abran cuando crece la masa, y es colocarlo en un vasito de aluminio.

Estas construcciones las ponemos en las bandejas, sobre papel de hornear, los pincelamos por encima con un huevo batido y los metemos al horno durante unos 20 minutos o hasta que estén bien doraditos.

Los sacamos y los dejamos reposar sobre una rejilla para airearse.

Comments