RAVIOLIS DE BOGAVANTE CON MANTEQUILLA Y SALSA DE SOJA

Ingredientes para 4 personas

Para el ravioli:
300 gr. de harina
3 huevos
sal
aceite
Para el relleno:
1 bogavante grandecito
100 g de carne de gambas
1 cebolla
1 cucharada de harina de maíz
100 ml de vino blanco

Salsa:
4 cucharadas de salsa de soja
mantequilla
el zumo de un limón
jengibre
cilantro
pimentón

Preparación:
Formamos un volcán con la harina y hacemos un hueco en el centro donde ponemos un poco de sal, un chorreón de aceite, y los huevos. Trabajamos con las manos incorporando la harina en el centro y formando una masa. Podemos añadir agua si la masa queda seca o harina si está demasiado pegajosa. Hacemos una bola y la dejamos reposar una hora tapada con un film. Mientras, cortamos el bogavante separando la cabeza y las pinzas del cuerpo. Desechamos la cabeza. En la película decía que simplemente escaldaba el cuerpo y las pinzas durante 15 segundos en agua hirviendo. Yo he preferido hacer una salsa: sofriendo primero una cebolla picada. Luego se añaden las gambas y luego la carne del bogavante cortada en cuadrados. Cuando estén unos segundos, añadimos el vino blanco y lo dejamos reducir. Añadir la harina de maíz finalmente para espesar la salsa. Reservamos. 
Volvemos con la masa: poniendo un poco de harina sobre una superficie la aplanamos con un rodillo: Yo he utilizado la máquina de pasta (que para eso soy mari-maquinitas). Se sigue hasta obtener una fina sabana y la cortamos en tiras del doble de ancho que deseemos que sean nuestros raviolis (por ejemplo, si queremos unos raviolis de 3 centímetros de ancho, cortarlas a 6 centímetros). Cortamos el tamaño que queramos. Ponemos montoncitos de la pasta de bogavante encima de las tiras de pasta. Pintamos alrededor de la carne con agua para que cuando los cerremos la pasta se pegue y no se abran. Doblamos la tira por la mitad y la dejamos caer sobre los montoncitos de carne. Presionamos el perímetro de cada ravioli con un tenedor para sellarlos. Los reservamos mientras hacemos la salsa. En una sartén ponemos mantequilla, la derretimos y añadimos la soja y el zumo de limón sin dejar de remover. Cuando empiece a estar caliente poner un poco de cilantro y media cucharadita de pimentón. Seguimos removiendo. 
Unos minutos antes de comer, ponemos abundante agua al fuego y cuando hierva, cocemos la pasta cuatro minutos. La escurrimos y la aliñamos con la salsa.
Comments