QUESO FRESCO

INGREDIENTES:

- 2 litros de leche pasteurizada, en mi caso desnatada. Si la comprar entera, estará más bueno, claro y rinde más.

- 1 mililitro de cloruro cálcico. En caso de que no quieras gastarte el dinero comprándolo puedes añadir 100 gramos de leche en polvo, que le añade también calcio.

- 1, 5 mililitros de cuajo líquido, yo lo he comprado en una tienda que vende accesorios de cocina on line.

Como utensilios especiales necesitarás:

- Un termómetro para medir la temperatura

- Gasas para desuerar el queso o moldes con agujeros que permitan desuerar

 Preparación:

-CALENTAR la leche a 32ºC en una olla.

-AÑADIR CALCIO: Echaremos 1 ml. de cloruro cálcico o 100 gramos de leche desnatada en polvo. Removemos bien

-AÑADIR CUAJO: luego echamos el cuajo. Removemos bien

REPOSO: Precalentamos el horno a 50ºC y lo apagamos. Tapamos la olla, y la metemos en el horno apagado. Lo dejamos una hora.

CORTADO: La leche ya habrá cuajado, por lo que haremos unos pocos cortes verticales y horizontales para que el suero se libere de la cuajada.

MOLDEADO: Colamos la cuajada mediante un colador y la colocamos en un molde de rejilla o en una gasa. Yo he puesto las dos cosas.

DESUERADO: Dejamos desuerar en la nevera durante un día. Impedir durante este desuerado que el queso esté en contacto con el suero. La mejor forma es ponerlo en alto. También se puede poner un peso encima de la cuajada para que desuere más.

SALADO: poner 100 gramos de sal en un litro de agua. Dejar las cuajadas en el agua durante aproximadamente una hora si has hecho un solo queso (tamaño grande) o media hora si has utilizado varios molde y has hecho quesos pequeños, como es mi caso. He hecho cuatro quesitos. No por nada, sólo porque son los moldes que tengo. Jeje.

Y ya lo tienes listo para comer

Comments