PAN NAAN

INGREDIENTES (
8 piezas)
· 450 gramos de harina de trigo panadera 
· 7
5 gramos de yogur griego sin azúcar
· 1,5 gramos de levadura seca de panadero (es muy poquita cantidad)
· 10 gramos de sal 
 
215 g de agua 
 
· 20 g de miel 
Para la mantequilla clarificada: 
· 55 gramos de 
· 2 dientes de ajo troceados 
ELABORACIÓN: 
- En un bol para amasar ponemos la harina junto con el agua, el yogur griego, la levadura seca y la sal. Comenzamos a amasar. Si tenemos amasadora, la usaremos , en velocidad 1, hasta obtener una masa homogénea, y si no tienes amasadora, prepara el brazo, y ¡a amasar! 
- Incorporamos la miel y amasamos de nuevo. Debemos obtener una masa lisa y suave al tacto. El tiempo de amasado nos llevará alrededor de 10 minutos. 
Ponemos la masa en un bol y dejamos reposar unas 3 horas hasta que doble su volumen. - - En seguida, preparamos la mantequilla clarificada simplemente poniendo la mantequilla en una olla al fuego. Dejamos que se clarifique y cuando la tengamos lista, añadimos el ajo troceado y dejamos infusionar hasta el momento de su uso. 
Justo antes de utilizarla, colamos para retirar los ajos. 
- Volcamos la masa sobre una superficie de trabajo ligeramente espolvoreada con harina (muy poquita cantidad), dividimos la masa en 8 porciones de 95 g cada una, aproximadamente. 
- Preformamos en bolas, tapamos y dejamos reposar durante 15 minutos. 
Pasados los 15 minutos estiramos las piezas. 
- Calentamos a fuego medio-alto una sartén y dejamos que se caliente. 
Aplanamos y estiramos con un rodillo. Debemos estirarlas hasta obtener un grosor fino, unos 2-3 mm Podemos darle forma redonda u ovalada. 
- Pincelamos con la mantequilla clarificada y colocamos sobre la sartén con el lado pincelamos boca abajo. 
Seguidamente pincelamos con la mantequilla la otra cara. 
Podemos estirar la siguiente mientras cocinamos la que hemos estirado. 
- Cocinamos por las dos caras 
Sacamos, disponemos sobre un plato y cubrimos con un paño de algodón.Cocinamos el resto. 
- A medida que vamos sacando el pan naan de la sartén, lo colocaremos sobre los otros panes para que conserven mejor el calor. 
NOTA: Conservad los panes cubiertos con un paño de algodón hasta el momento de servirlos para evitar que se resequen, pero consumirlos el mismo día que los habéis elaborado.

Comments