MERMELADA DE MORAS SILVESTRES

Ingredientes

· 1 kilo de Moras recién recolectadas
· 600 gramos de azúcar. 
· 1 limón

Pasos a seguir

Lavar las moras y echarlas en el vaso del Thermomix. Pelar muy bien el limón quitando toda la parte blanca exterior. Partir el limón y quitarle todas las pepitas. Añadirlo junto a las moras.

Triturar a velocidad progresiva 5-10 durante unos segundos.

Si quieres eliminar las pepitas de las moras, ahora es el momento de pasarlas por el chino o un colador. Yo no se las quito porque creo que esta mermelada tiene su gracia 
precisamente 
en encontrar las pepitas en la mermelada.

Añadir el azúcar al vaso. Programamos 30 minutos, Tª Varoma y velocidad 3.

Esterilización de los tarros:

Antes de rellenarlos de mermelada, los tarros se deben esterilizar. Podemos hacerlo lavándolos en el lavavajillas, que mantiene temperaturas elevadas, pero os recomiendo para mayor seguridad el siguiente método:
- Rellenar de agua una olla grande de fondo grueso y poner al fuego. Introducir los frascos bien cubiertos por el agua (unos 3-4 dedos) y con sus tapas sueltas. Ponerlos bien colocados de forma que no puedan moverse, ya que al hervir el agua se moverán y pueden fracturarse.
- Desde el primer hervor, contaremos al menos 10 minutos.
- Dejamos enfriar en el interior del agua para evitar cambios bruscos de temperatura que puedan quebrar los frascos.
- Sacamos y los dejamos secar boca abajo sobre papel absorbente.
Una vez secos, se rellenan con mermelada caliente.

Tratamiento de los botes:
Las mermeladas tienen una cantidad elevada de azúcar, que actúa como conservante, pero, aún así, debemos hacer el vacío, para extraer el aire que permite la proliferación de las bacterias. De forma casera se puede hacer de dos formas:

1.- La forma más rápida y que puede ser utilizada para aquella mermelada que se va a consumir en corto espacio de tiempo (en unas semanas o pocos meses): consiste en depositar la mermelada caliente en los frascos bien secos y previamente esterilizados, rellenándolo hasta casi el borde. Cerrar herméticamente las tapas, y poner los frascos boca abajo hasta que se enfríen.
De esta manera conseguimos una especie de vacío que permite guardar la conserva. Una vez abiertas deben conservarse en frío. 

2.- Sin embargo, si se quieren conservar un mayor plazo de tiempo se deben rellenar los tarros hasta el cuello del bote y, una vez cerrados, se colocan en una cazuela al baño maría con el agua que cubra casi todo el bote. Dejadlos unos 30 minutos desde que el agua rompa a hervir, luego se dejan enfriar y se secan.
Comments