CARLOTA DE FRESAS

Ingredientes:

Dos láminas de bizcocho de un dedo de gordo y 20 cm de diámetro

15-20 Bizcochos de Soletilla (según tamaño)


Ingredientes para el Almíbar:

100 gr de azúcar

100 gr de agua

Un poco de aroma de vainilla, o mejor, extracto de vainilla


Ingredientes para la Bavaresa:


5 hojas de gelatina

320 gr de fresas

4 yemas de  huevo

100 gr de azúcar glass

400 gr de nata líquida para montar (mínimo 35% de MG)


Decoración y relleno:

250 gr de fresas


PREPARACIÓN

Preparar el almíbar. Dejar hervir 5 minutos el agua con el azúcar. Apartar del fuego y echar la vainilla líquida, dejar que se enfríe.


Lavar bien las fresas. Esta fruta es la que más plaguicidas llegan a acumula. por eso lávalas muy muy bien. 


Triturar las fresas con el thermomix o con una batidora de mano  y colarla para evitar tener pepitas, reservar.


 La idea es que el remanente, una vez colado, sea aproximadamente unos 250 gr de pulpa de fruta (las medidas son importantes para lograr una consistencia adecuada al final), si os sobra un poquito podéis añadirlo al almíbar.

Batir enérgicamente las yemas con el azúcar hasta que blanquee, reservar también.


En un plato bonito y plano, el que vayamos a utilizar para servir el pastel, colocar una de las bases de bizcocho. Poner un poco de almíbar para ablandar el bizcocho y que esté más jugoso. Para que los bizcochos de soletilla no se caigan, debemos utilizar algo que los aguante de pie, puede ser las paredes de un molde desmoldable de mayor diámetro o un círculo de postre regulable metálico.

Ir colocando con paciencia los bizcochos de soletilla alrededor de la base de bizcocho.

Dejar en remojo las hojas de gelatina unos 4-5 minutos en agua fría.

 Hervir la pulpa de fruta y retirar del fuego. Añadir la mezcla de yemas y azúcar que tendremos preparada de antes y batir con la ayuda de unas varillas. Cocer a fuego medio un par de minutos. No muy fuerte porque si sube mucho la temperatura cuajarán los huevos. Apartar del fuego y añadir la gelatina previamente hidratada y bien escurrida (yo normalmente la seco con papel de cocina antes de echarla).

Dejar enfriar e ir removiendo de vez en cuando. Cuando la mezcla esté tibia empezaremos a montar la nata con la ayuda de unas varillas o thermomix. La nata ha de estar muy fría y el recipiente muy limpio y sin grasa, para que monte bien, es importante que esté bastante montada pero tened cuidado al batir porque si os pasáis se os puede convertir en mantequilla.

Con la ayuda de una espátula mezclar con mucho cuidado la nata con la mezcla de frutas. Es importante no tardar en montar el pastel una vez tenéis la bavaresa preparada (por eso es preferible que tengáis preparado la base con el bizcocho de soletilla alrededor).

Podríais conseguir un tono rosa más intenso utilizando un poco de colorante en pasta, yo en este caso no lo he utilizado.

Echar la mitad de la bavaresa que hemos preparado sobre la base de bizcocho, igualar por todas partes.

har unos trozos de fresa que tendremos cortados en trocitos pequeños (parte de la fruta de decoración). Poner la otra base de bizcocho y presionar levemente para eliminar cualquier burbuja de aire. Mojar el bizcocho con el resto del almíbar y echar el resto de crema que tendremos. Meter a la nevera un par de horas.

Una vez frío, decorar la superficie con las fresas restantes, yo las corté en forma de corazón con un cortador. 

Espolvorear con un poco de azúcar glass por encima. Este pastel debe estar en la nevera unas 4 o 5 horas antes de servir.

Comments