Inicio‎ > ‎

Bienvenida

Es éste un tiempo de profundos y constantes cambios.
Para las generaciones más jóvenes, esta situación, no representa ningún inconveniente; pero para los "adultos" es un gran desafío.
Son los más chicos quienes constantemente reclaman que nos adaptemos a los tiempos que corren; que es SU tiempo, el nuestro fue diferente. Como lo fue también para nuestros propios padres, y para nuestros abuelos, etc. etc. etc.
Al parecer, cuando se llega a la edad adulta, algo sucede... algo, no muy bueno. Tiene que ver con la adaptación. Y según se aprecia, lo que ocurre es que perdemos nuestra capacidad de adaptarnos.
Hace cientos de años que la "educación" se imparte bajo los mismos preceptos, con las mismas técnicas... pero los resultados han variado. Lo que antes funcionaba, (o al menos eso parecía), ahora, no ocurre.
En el pasado, la "escuela" era un "templo del saber". Si alguien deseaba mejorar su condición de vida, tener un empleo, una profesión u ocupación "decente"... la "escuela" era el lugar donde debía comenzar su búsqueda.
Pero los tiempos han cambiado. Hoy en día, "el saber" está por todas partes, donde quiera que uno vaya. Está al alcance de cualquier mano, de todas las manos.
La escuela ha sido "destronada", su lugar de templo fue reemplazado por el espíritu. Cualquiera con espíritu aventurero, puede acceder al conocimiento que necesite. Sólo eso se requiere, "espíritu aventurero".
Pero la escuela, en lugar de adaptarse, se resiste. En lugar de crecer y renovarse, se aferra con uñas y dientes a un tiempo que ya no existe. En lugar de TRANSFORMARSE asi misma intenta, desesperadamente y por todos los medios, EVITAR la TRANSFORMACIÓN de la HUMANIDAD. Desea, sin base ni fundamento, continuar formando hombres y mujeres para un tiempo que ya pasó.
Es desesperante, porque cuando esos "futuros hombres y mujeres" llegan a la edad en la que tienen que salir a la sociedad, con terror advierten que no es lo que ellos esperaban. Y sienten el impulso de querer mejorarla, pero resulta que la escuela no los preparó para tan titánica labor. La escuela sólo les enseñó a perpetuar esta "tremenda" sociedad en la que vivimos. Porque "esta sociedad", aún cree que necesita de la escuela. Jeje, ¿aún no lo entienden?
La escuela, puede transformarse en "el jardín del saber" pero,  elije convertirse en el calabozo de la juventud y la esperanza. Mantiene a la infancia y a la adolescencia aprisionada el tiempo suficiente para borrarles su capacidad de adaptación. Cuando al fin los libera, ya es muy tarde. No tienen más opción que amoldarse, como puedan, a esta "tremenda sociedad".
Son los más pequeños los que tienen la maravillosa capacidad de VER lo que está ocurriendo, y por ello piden auxilio a toda voz.
¡Papá!, ¡Mamá!, ¡por favor! ¡Ayúdenme! ¡Permítanme APRENDER en LIBERTAD!


Tus Hijos
No Son Tus Hijos
Son Hijos e Hijas de la Vida
deseosa de sí misma...

Nuestros hijos e hijas, no han nacido para ser escolarizados
Ellos y ellas, nacieron reconociendo su verdadera esencia
Ellos y ellas, no precisaron que alguien se las enseñe
Ellos y ellas saben que han venido con una misión...
APRENDER
Y saben también, que están en el lugar y en el tiempo adecuado,
no precisan nada más
Por eso se revelan,
porque son dueños de su propio tiempo
Se revelan porque si los obligas a desperdiciar su tiempo,
significa que eres cómplice del mayor ultraje jamás perpetrado contra la juventud,
y no podrán perdonarte.
Y ellos, y ellas, te aman.
Se revelan porque TE AMAN.
Desean que despiertes,
desean verte convertirte en lo que vinieron a buscar en tí: un Facilitador.
Alguien que los guíe.
Un Guía Imparcial del Aprendizaje.
Un Guía Capaz de Respetar su Amor por el Aprendizaje.
Porque el Aprendizaje, es parte de su Esencia.
Un Guía Capaz de Respetar SU Propio Tiempo, porque es algo Suyo, no te pertenece.
Nuestros hijos e hijas, no nacieron para "un primer año", o "un tercero"...
Ellos y ellas nacieron con la capacidad de absorber tanto conocimiento como deseen y,
en el tiempo que necesiten.
No nacieron para nivelar su capacidad al antojo de unos pocos,
Nacieron con toda capacidad y el don para desplegarla a su propio tiempo
Ellos y ellas saben
no puedes "jugar al maestro"
por que vinieron a este mundo a sabiendas de quienes son en verdad...
APRENDICES DE LA VIDA.