2.2- Experiencias con la lengua escrita

        
Uno de los factores de éxito en el aprendizaje de la lengua escrita se relaciona directamente con la calidad de las experiencias tempranas con la lengua escrita. En una sociedad letrada, los niños y las niñas 
tienen oportunidades de entrar en contacto con diferentes soportes de lengua escrita desde muy temprana edad. Muchas de esas experiencias se producen ya antes de la escolarización, por lo que el contexto familiar es de gran importancia en el proceso de aprendizaje de la lengua escrita, como pone de manifiesto Marta Soler en el documento que mencionamos a continuación.         
         
         Sin embargo, la escuela tiene un importante papel compensatorio, es decir, tiene la responsabilidad de planificar situaciones de aprendizaje en las que los niños y las niñas puedan interactuar con la lengua escrita como objeto de conocimiento de la misma manera que interactúan con otros objetos materiales de su entorno.
 
Fuera de la escuela

    En la escuela

    Comments