C1.1 Enfermedades del sistema reproductor femenino

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual causada por un parásito.

Afecta tanto a los hombres, como a las mujeres, pero los síntomas suelen ser más comunes entre las mujeres.

Los síntomas entre las mujeres pueden ser:

-Una secreción vaginal verdosa o amarillenta

-Picazón en la vagina o cerca de ésta

-Molestias para orinar.

La infección por tricomonas puede ser curable con antibióticos.

El uso correcto de preservativos de látex reduce enormemente, aunque no elimina, el riesgo de contraer y contagiar la tricomoniasis.

La tricomoniasis es la ETS curable que afecta con más frecuencia a mujeres jóvenes sexualmente activas. Se calcula que cada año se registran 7.4 millones de casos nuevos en mujeres y hombres.

La inflamación genital que produce la tricomoniasis puede llegar a aumentar la susceptibilidad de una mujer a contraer la infección por el VIH, si queda expuesta a este virus. La probabilidad de que una mujer con VIH pase el virus a su pareja sexual (o parejas sexuales) aumenta si tiene tricomoniasis.

La gonorrea es una de las ETS más comunes. También se le conoce como blenorragia. Es producida por una bacteria llamada gonococo (Neisseria Gonorreae).

Principalmente  las mujeres, pueden no tener los síntomas ni molestias mayores y estar infectadas con gonorrea.


Los síntomas suelen aparecer entre los 2 y los 21 días luego de tener relaciones sexuales. Casi todas las mujeres y algunos hombres no presentan síntomas (aunque tengan la enfermedad).

El contagio:

Se transmite durante las relaciones sexuales, ya sea por la vagina, por el recto, o durante sexo oral con alguien que padece gonorrea.

El tratamiento:

En la mujer: si la gonorrea no recibe el tratamiento adecuado y debido, la infección puede afectar los órganos sexuales internos, como el útero, las trompas de Falopio o los ovarios o llegar a causar peritonitis, con el grave peligro de quedar estéril a través de las secuelas cicatrizales que deja en los órganos que se encuentran comprometidos.

La artritis gonocócica es una infección bacteriana de una articulación que ocurre en personas que tienen gonorrea:

La sífilis es producida por una espiroqueta (bacteria) llamada Treponema Pallidium. 

La sífilis se presenta como una pequeña úlcera o llaga de color rojizo-café, llamada "chancro", que se presenta en los órganos sexuales del hombre o de la mujer, aproximadamente unas dos o tres semanas después de la relacion sexual infectante (sífilis primaria).

Esta úlcera o llaga no suele doler y generalmente desaparece después del algún tiempo,  puede desaparecer aun mas rápido si ingiere algún antibiótico sin consultar al médico, por lo que la persona puede pensar que está curada, cuando en realidad no es así. Los análisis de sangre todavía son negativos.


De seis semanas a seis meses después del contacto sexual y mucho tiempo después de que la llaga ha desaparecido, pueden presentarse unas erupciones en la piel de la espalda, las palmas de la mano y las plantas de los pies (sífilis secundaria) Los análisis de sangre son positivos.

Estas erupciones o manchas también suelen desaparecer espontáneamente y una vez más la persona puede creer que se a curado mientras la enfermedad continúa su avance dentro del cuerpo, la persona puede sentirse bien, pero los microbios de la sífilis continúan en el cuerpo durante muchos años (sífilis latente) siendo detectables solamente por estudios de laboratorio.

Finalmente, varios años después de la infección primaria, se logra desarrollar la última etapa de la sífilis (sífilis terciaria), con presentaciones de lesiones en órganos alejados de los genitales denominadas "gomas sifilíticas" La persona puede quedar con severos problemas mentales o parálisis.

El contagio:
Se transmite durante las relaciones sexuales, ya sea por la vagina o por el recto, o durante sexo oral con alguien que presenta sífilis.

Tratamiento
Los daños que sufre la persona con sífilis son proporcionales a la etapa en que está la enfermedad cuando se inicia el tratamiento.

En la etapa primaria la restitución sin secuelas es posible; en la secundaria ya hubo lesiones irreparables y en la etapa terciaria son los más peligrosos y destructivos para el organismo; grandes lesiones o úlceras en la piel de diferentes partes del cuerpo, deformación de los huesos y las articulaciones y graves daños en el sistema nervioso central con problemas mentales, o parálisis. Puede causar daño al corazón o al cerebro, la ceguera o la muerte.

Otra forma en que se puede manifestar la sífilis, es la sífilis congénita, la mujer embarazada con sífilis, le puede trasmitir la enfermedad al feto, antes de nacer.

El recién nacido suele presentar un brote en la piel, generalmente alrededor de la nariz y el ano, y en palmas de manos y plantas de pies. Ademas presentar además, coloración amarillenta en su piel y ojos, desnutrición y abdomen aumentado de tamaño por el crecimiento de su hígado y bazo.


Es producido por el virus de Herpes Tipo II.

Al principio vamos a poder notar pequeñas ampollas de agua que se localizan en el pene o en la vulva. Estas ampollas suelen ser sumamente dolorosas y generan ardor espontáneamente y más especificamente durante la relación sexual.

En algunas ocasiones estas ampollas se pueden llegar a romper, creando lesiones abiertas, como llagas. 

Los síntomas suelen aparecer entre los 2 y 30 días después de tener relaciones sexuales. Algunas personas pueden presentar síntomas (aunque no tengan la enfermedad) como de gripe.

Algunos de los sintomas puede ser comezón o ardor antes de que aparezcan las ampollas.

Las ampollas pueden llegar a durar de 1 a 3 semanas. Las ampollas desaparecen, pero todavía se tiene herpes, y las mismas pueden volver a aparecer.

El contagio:
Se transmite generalmente durante las relaciones sexuales, ya sea por la vagina o por el recto, o durante sexo oral donde la otra persona tiene herpes genital.

El tratamiento:
Se puede transmitir el herpes a su compañero/a sexual. El herpes no se cura, una vez que se esta infectado, se tiene el virus, pudiendo presentar lesiones sólo en períodos de inmunodepresión, como los producidos por afecciones gripales, por ejemplo. Una madre que tiene herpes puede contagiar a su bebé durante el parto.

La clamidia es una enfermedad que se transmite a traves del acto sexual, causada por una bacteria.

Se contagia necesariamente a través de las relaciones sexuales o contacto sexual con una persona infectada.

Tanto los hombres como las mujeres pueden tenerla.

La clamidia generalmente no suele causar síntomas. Cuando sí presenta síntomas, puede aparecer una sensación de ardor al orinar o una secreción anormal por la vagina o el pene.

La clamidia suelee provocar una infección urinaria tanto en hombres como en mujeres.

En las mujeres, una infección en el sistema reproductivo puede dar fin a una enfermedad inflamatoria pélvica, la cual puede conducir a infertilidad o puede ocasionar problemas serios con el embarazo.

Los niños que nacen de madres infectadas pueden tener infecciones oculares y neumonía por clamidia.

En los hombres, la clamidia puede infectar el epidídimo, que es el conducto que lleva el esperma. Esto puede causar dolor, fiebre y, en casos raros, infertilidad.

La infección por clamidia puede ser tratable y curarse con antibióticos.

A las personas que no sexualmente activas, se les recomienda utilizar preservativos para disminuir sus riesgos de contagiarse. Los especialistas recomiendan que las mujeres de 25 años o menos se realicen pruebas de clamidia todos los años.

Existen pruebas de laboratorio para realizar el diagnostico de la infección por clamidia. En algunas pruebas se analiza la orina y en otras se requiere que la muestra sea obtenida de zonas como el pene o el cuello uterino.

El cáncer en los ovarios suele presentarse generalmente en mujeres mayores de 50 años, pero también suele afectar a mujeres más jóvenes. La causa es desconocida por ahora.

El cáncer en los ovarios es realmente difícil de detectar con anticipación.

En cuanto antes se logre descubrir y se trate el cáncer en los ovarios, mejores serán las oportunidades de recuperación. Pero el cáncer en los ovario no es facil de de detectar con anticipación.

Muchas veces, las mujeres con cáncer en los ovarios no poseen síntomas o aparecen sólo síntomas leves cuando la enfermedad se encuentra en una etapa avanzada y difícil de tratar.

Los síntomas pueden incluir:

Sensación de peso en la pelvis

Dolor en la parte baja del abdomen

Hemorragias vaginales

Aumento o pérdida de peso

Períodos menstruales anormales

Dolor de espalda sin explicación que empeora

Gases, náusea, vómitos o pérdida del apetito

El tratamiento suele ser quirúrgico y es seguido por un tratamiento con medicinas llamado quimioterapia.

El cérvix o cuello uterino conforma la parte más baja del útero, es el lugar en el que crece el bebé durante el embarazo.

El cáncer de cuello uterino es causado por varios tipos de un virus llamado virus del papiloma humano (VPH). El virus se llega a contagiar por el contacto sexual.

El cuerpo de la mayoría de las mujeres tiene la capacidad de combatir la infección de VPH. Pero suele ocurrir que algunas veces, el virus conduce a un cáncer. Si una mujer fuma, tiene muchos hijos, ha utilizado pastillas anticonceptivas por largos periodos o tiene una infección por VPH tiene más riesgo de que eso ocurra.

En un principio, el cáncer de cuello uterino quizá no causará síntomas, pero más adelante puede haber dolor en la pelvis o sangrado vaginal. Suele hasta tomar varios años para que las células normales del cuello uterino se conviertan en células cancerosas.

El médico puede encontrar las células anormales con una citología vaginal o Papanicolau (Pap), que es un examen de las células del cuello uterino bajo un microscopio.

Hacerse exámenes Pap periódicamente permite detectar y tratar las células cambiantes, para prevenir, antes de que se conviertan en un cáncer.

Existe una vacuna para las niñas y mujeres jóvenes que las protege contra los cuatro tipos de VPH que causan la mayoría de los cánceres de cuello uterino.

La mayoría de las mujeres en algun momento van a experimentar cambios y diferencias en sus senos. La edad, los niveles hormonales y las medicinas que toma pueden causar abultamientos, protuberancias y secreciones.

Si padece un abultamiento, dolor, secreción o irritación en la piel de un seno, entonces debera consultar a su médico.

Los problemas menores y serios de los senos suelen tener síntomas similares. Aunque muchas mujeres le tienen miedo al cáncer, la mayoría de los problemas en los senos no suelen ser cáncer.

Algunas de las causas mas comunes de cambios que padecen los senos son:

Enfermedad fibroquística de la mama: presencia de nódulos, engrosamiento e hinchazón frecuentemente relacionados con el período menstrual.

Quistes: abultamientos llenos de líquido.

Fibroadenomas: nódulos sólidos, redondos y gomosos que se mueven fácilmente con la presión, suelen aparecer generalmente con mayor frecuencia en las mujeres jóvenes.

Papilomas intraductales: protuberancias parecidas a las verrugas que crecen cerca del pezón.

Conductos lácteos obstruidos o tapados.

Producción de leche en mujeres que no están amamantando.

Lesiones.


Aquí te dejamos un ritual diario para detectar el cáncer:


Comments