Tarta de vainilla y ganache de Nutella con relleno de frambuesa

Para un molde de 20 cm

INGREDIENTES:

PARA OLD FASHIONED YELLOW BUTTER CAKE:

  • 240 g de harina de repostería
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 240 g de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 300 g azúcar
  • 8 yemas de huevo, a temperatura ambiente
  • 1 y 1/2 cucharadita de vainilla en pasta
  • 3/4 tazas (180 ml) de leche, a temperatura ambiente

PARA LA GANACHE DE NUTELLA:

  • 200 ml de nata para montar
  • 200 g de chocolate para postre
  • 100 g de Nutella

PARA EL RELLENO: 

  • Mermelada de frambuesa

PARA LA DECORACIÓN: 

  • Sprinkles de colores

PREPARACIÓN:


BIZCOCHO:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC (160ºC con ventilador). Engrasamos y enharinamos el molde. Forramos la base con papel de horno. Reservamos.
  2. En un bol, tamizamos la harina, la levadura y la sal. Reservamos. 
  3. En el robot de cocina, con el accesorio pala, batimos la mantequilla con el azúcar a velocidad media, hasta que la mantequilla esté pálida y esponjosa, durante 5 minutos. 
  4. Bajamos la velocidad a media-baja y añadimos las yemas, una a una, raspando con una espátula de goma los laterales del bol después de cada adición. Añadimos la vainilla y batimos hasta que esté todo bien incorporado, durante unos 30 segundos. 
  5. Reducimos la velocidad a media-baja y añadimos los ingredientes secos en 3 adiciones alternándolos con la leche, empezando y terminando con los ingredientes secos. Batimos hasta que esté todo bien integrado. 
  6. Vertemos la masa en el molde, alisamos la superficie con una espátula, y horneamos durante 50-60 minutos o hasta que, al pincharlo con un palillo, éste salga limpio.
  7. Sacamos del horno y dejamos sobre una rejilla hasta que esté tibio y se pueda manipular.
  8. Cuando esté tibio, desmoldamos, lo envolvemos con papel de film, y lo dejamos a temperatura ambiente hasta que vayamos a montar la tarta.

COBERTURA:

  1. Troceamos el chocolate y lo ponemos en un bol junto a la Nutella.
  2. En un calentador, ponemos la nata y llevamos a ebullición. En este momento, quitamos del fuego y ponemos la nata en el bol donde está el chocolate y la Nutella.
  3. Dejamos reposar unos minutos para que se funda el chocolate.
  4. Con ayuda de unas varillas, mezclamos bien para que todos los ingredientes se incorporen y quede una mezcla brillante.
  5. Tapamos con papel film y dejamos enfriar en la nevera unas 2-3 horas hasta que haya adquirido la consistencia adecuada. 

PARA EL MONTAJE:

  1. Sacamos el bizcocho de la nevera. Con ayuda de una lira (o con un cuchillo si no tenemos lira) cortamos la parte de arriba del bizcocho (para que se nivele), después lo cortaremos en 2 capas iguales.
  2. Sobre una base giratoria ponemos un disco de cartón, un pegote de ganache y seguidamente uno de los bizcochos. Ahora con ayuda de la manga pastelera rellena de la ganache y una boquilla redonda, hacemos un cordón de ganache para que la mermelada no se salga cuando pongamos el otro bizcocho encima. Ponemos la mermelada en el interior del cordón (la cantidad de mermelada dependerá de los gustos de cada persona, a mí personalmente me gusta una capa no muy gruesa).
  3. Colocamos el otro bizcocho y cubrimos toda la tarta con una fina capa de ganache, la capa tapamigas. Esta capa servirá para que las migas del bizcocho queden bien pegadas y después no tengamos problemas con ellas. La metemos en la nevera durante 15 minutos, hasta que la crema se endurezca.
  4. Sacamos de la nevera y volvemos a dar otra capa de ganache, tanto por los laterales como por encima, con ayuda de una espátula. Para que quede bien liso, podemos ir metiendo la espátula en agua caliente, secándola y alisando toda la superficie. 
  5. Con ayuda de una manga y una boquilla 18 de Wilton hacemos las conchas del cordón de  abajo y con la 21 las cochas de arriba. 
  6. Decoramos toda la parte superior con sprinkles de colores.

www.losantojitosdemaria.blogspot.com

Comments