Brioche de mascarpone con pepitas de chocolate

INGREDIENTES:

  • 120 ml de leche, templada
  • 250 g de mascarpone, a temperatura ambiente
  • 1 huevos, tamaño L, a temperatura ambiente
  • 80 g de azúcar glas
  • 520 g de harina de fuerza
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura seca instantánea de panadería
  • 75 g de pepitas de chocolate
  • 1 cucharada de leche, para pincelar


PREPARACIÓN:

  1. En un bol, batimos la leche, el mascarpone, el huevo y el azúcar.
  2. Sacamos la cubeta de la panificadora, colocamos las palas amasadoras e incorporamos los ingredientes. Primero los ingredientes húmedos que teníamos en el bol, luego la harina, la levadura y la sal (ésta la colocaremos en una esquinita para que no toque la levadura).
  3. Programamos la panificadora con el programa de "Masa" (programa de amasado+levado). Le damos al botón de inicio. Debe quedar una masa suave y sedosa. Cuando suene la señal "ADD" añadiremos las pepitas de chocolate.
  4. Sacamos la masa de la panificadora y la colocamos en una superficie ligeramente enharinada. 
  5. Dividimos la masa en 3 porciones y le damos forma de bolas. Las colocamos en un molde que habremos engrasado. Lo tapamos con un paño y los dejamos levar durante 1 hora o hasta que doble su volumen.
  6. Cuando haya doblado su volumen, pincelamos el brioche con un poco de leche.
  7. Metemos en el horno precalentado a 180 ºC (160ºC con ventilador), durante 35-40 minutos, o hasta que la superficie esté dorada.
  8. Lo sacamos del horno y dejamos templar el molde sobre una rejilla. Sacamos del molde y lo colocamos sobre la rejilla hasta que se enfríe por completo.

 NOTAS:


* En lugar de levadura seca podemos utilizar levadura fresca. La cantidad sería 21 g aproximadamente.

* La cantidad de agua dependerá de la harina, la humedad del ambiente... por lo que en el primer amasado tendremos que ir rectificando la cantidad de agua o de harina. La masa resultante debe ser suave, elástica y algo pegajosa. Si la masa es más líquida, iremos incorporando 1 cucharada de harina cada vez hasta que consigamos la textura que estamos buscando. Si la masa estuviera muy seca, incorporaremos 1 cucharada de agua cada vez.

* Hay que conocer nuestra panificadora, ya que el orden de introducción de ingredientes puede ser diferente de una a otra marca. El orden aquí descrito es para la panificadora de Lidl.


Comments