Comercialización ilegal

El comercio ilegal de animales exóticos es una actividad en auge, una moda para aquellos con suficiente poder adquisitivo en

los países desarrollados, pero también una actividad ligada a estratos sociales más bajos en países en desarrollo, donde se encuentran la mayor parte de las especies exóticas amenazadas.

El tráfico de animales exóticos es el tercer negocio negro más lucrativo después del comercio de drogas y armas, y mueve
 más de 6.400 millones de euros al año en el mundo. En Indonesia, uno de los países con mayor biodiversidad del planeta, el tráfico ilegal y la destrucción del hábitat son las mayores amenazas para muchas especies salvajes, muchas de ellas endémicas.

El comercio de animales exóticos se considera un medio para proporcionar prestigio social y poder en la sociedad indonesia; sin embargo, la aportación a la economía familiar de las zonas pobres no se ve beneficiada.

Gobernadores, militares, policías y grandes hombres de negocios llegan a tener auténticos zoológicos privados. Según las leyes locales, la tenencia de animales de especies protegidas es ilícita. No obstante, para la gente con influencia las leyes pasan desapercibidas.
Comments