Una fuente de empleo

Firmas / Celia Gómez González
IntereS@S Boletín 24. 20/04/2010


El primer concurso público para la adjudicación de oficinas de Farmacia


Foto: SAS

En este artículo de Celia Gómez, Directora General de Planificación e Innovación Sanitaria, describe la Orden del que será el primer concurso público para la adjudicación de nuevas farmacias en Andalucía se publicará en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la próxima semana.

La Ley de Farmacia supuso una actualización del marco legal que regula los criterios de planificación y ordenación farmacéutica tanto de las oficinas de farmacia como de los servicios farmacéuticos y asienta las bases de protección normativa al máximo nivel a las políticas de uso racional de los medicamentos en el Sistema Sanitario Público de Andalucía. A partir de esta norma se reconoce en la labor farmacéutica, la coordinación y cooperación con el Sistema Sanitario Público andaluz. La cercanía que estos profesionales tienen con la población los convierte en unos agentes de salud de gran valor, que no sólo se dedican a la venta de productos, ya que cuentan con mayor potencial.

Convocatoria

Con esta convocatoria de 312 nuevas oficinas de farmacia, se desarrolla la planificación farmacéutica, asegurando una total transparencia en la concesión de las autorizaciones, de acuerdo con los principios generales de la Administración Pública y con prioridad en el interés ciudadano. Se trata de cubrir las necesidades de asistencia farmacéutica a la población de pequeños núcleos, a las zonas de crecimiento de las grandes ciudades y a las zonas de costa que atraen turismo, a través de un procedimiento que garantice la igualdad de oportunidades para el colectivo farmacéutico y genere nuevo empleo.

A partir de esta norma se reconoce en la labor farmacéutica, la coordinación y cooperación con el Sistema Sanitario Público andaluz.

Se trata de la primera vez que en Andalucía se adjudican en todo su territorio oficinas de farmacia por concurso público, sobre la base de la capacitación técnica y méritos profesionales, aumentando por tanto la igualdad de oportunidades para el acceso.

Este proceso va a producir un impacto en el tejido productivo de Andalucía: las 312 nuevas farmacias son también nuevas empresas que se crean en un momento de dificultades económicas y financieras que están obligando al cierre de muchos negocios. Además del empleo, cualificado, que van a generar estas pequeñas empresas, hay que destacar la alta penetración tecnológica (también mayor a la media de las PYMES), motivada por la extensión de la facturación y receta electrónica, genera nuevos puestos de trabajo tanto para farmacéuticos titulares de las nuevas 312 oficinas de farmacia como para personal técnico y adjunto que conlleva la apertura de una pequeña empresa como es la oficina de farmacia. Según el Informe anual de oficinas de farmacia 2009, la facturación bruta de una farmacia tipo es de 500.000 euros, con una plantilla media de 3,11 empleados (mayor que la media andaluza de una PYME) que se traducirán en esta convocatoria en casi un millar de nuevos empleos en Andalucía.

Actualmente en Andalucía hay aproximadamente 3.550 oficinas abiertas, por lo que las nuevas aperturas suponen un 9% más sobre las existentes. El reparto por provincias es el siguiente: 47 en Almería, 36 en Cádiz, 16 en Córdoba, 26 en Granada, 23 en Huelva, 17 en Jaén, 72 en Málaga, y 75 en Sevilla. La oferta se distribuye en todo el territorio y cubre necesidades de distinto tipo, de forma resumida podemos destacar que:

Actualmente en Andalucía hay aproximadamente 3.550 oficinas abiertas, por lo que las nuevas aperturas suponen un 9% más sobre las existentes. El reparto por provincias es el siguiente: 47 en Almería, 36 en Cádiz, 16 en Córdoba, 26 en Granada, 23 en Huelva, 17 en Jaén, 72 en Málaga, y 75 en Sevilla.

  • 52 van dirigidas a núcleos de población que actualmente no tienen farmacia, núcleos aislados, entidades locales autónomas y otros con especiales circunstancias de aislamiento. La localización de este servicio básico colabora al desarrollo de estas zonas y entronca con la estrategia de Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía.
     
  • 63 se convocan por incremento de población en zonas turísticas con un elevado número de plazas hoteleras y segundas residencias. Esto colabora a aumentar la calidad de estas zonas, que son un sector económico fundamental para la economía andaluza.
     
  • 73 ocupan áreas metropolitanas de las grandes ciudades andaluzas, que por crecimiento reciente e importante de su población, están sufriendo una asistencia farmacéutica deficiente.

Las personas licenciadas en farmacia interesadas, contarán con 20 días hábiles de plazo para presentar solicitud junto con la documentación que se requiere en la convocatoria, entre ella, el pago de la tasa correspondiente a concurso por importe de 363,07 € en el modelo 046 de la Consejería de Hacienda.

No podrán participar los titulares de farmacias que hayan trasmitido su titularidad en un plazo inferior a cinco años respecto a la fecha de publicación de la Orden. Además, a partir de la publicación de la convocatoria no se podrá realizar cesión o transmisión total o parcial de la oficina de farmacia de la que la persona solicitante es titular, ni traslados en los ámbitos geográficos incluidos en la orden.

La solicitud (modelo normalizado Anexo II de la Orden) se encuentra disponible en el Portal de Salud www.juntadeandalucia.es/salud junto con la información necesaria sobre la convocatoria, así como una aplicación informática para la agilización de la cumplimentación de los formularios y una herramienta que incorpora un visor que permite orientar sobre la localización geográfica de las nuevas ubicaciones.

Procedimiento de adjudicación

El procedimiento de adjudicación cuenta con un plazo de seis meses, tras los cuales se publicará por Orden de la consejera, la lista definitiva de las personas que hayan resultado adjudicatarias.

La adjudicación se realizará en diferentes fases:

  • Primera fase, se ofrece una posibilidad de mejora a los titulares de farmacias con más de diez años de permanencia en municipios o núcleos poblacionales aislados con menos de mil habitantes (a otra oficina con mejores condiciones). Se trata de valorar y reconocer la situación de estos profesionales que llevan más de una década de servicio público (muchos de ellos en oficinas de mínima rentabilidad económica). Se cumple así también con una reivindicación histórica de los farmacéuticos. En esta fase se adjudicarán 60 oficinas.
     
  • Segunda fase, está abierta a todos los farmacéuticos interesados, se adjudicarán las oficinas de farmacia convocadas y no adjudicadas en la primera fase. 12 de ellas se adjudicarán a quienes acrediten un grado de discapacidad igual o superior al 33%, como cupo de reserva para ellas.
     
  • Tercera fase, está abierta a todas aquellas personas que no han sido nunca titulares de una oficina de farmacia. Se adjudicarán las vacantes que hayan quedado por resultar sus titulares adjudicatarios de otra oficina de farmacia en las dos fases anteriores, así como las que no hubieran sido adjudicadas en dichas fases.

Este proceso permite que los farmacéuticos que nunca han sido titulares de una farmacia puedan acceder a una en iguales condiciones de valoración de sus méritos y con una oferta de vacantes superior, dado que entre las oficinas disponibles estarán las que se queden vacantes por haber sido adjudicatarios sus titulares de otra en la primera y segunda fase.

También se introduce como novedad que todo farmacéutico titular de oficina de farmacia que participe en el concurso, si resulta adjudicatario de una nueva, tiene que dejar la que tenía y ésta podrá se adjudicada a otro que no haya sido nunca titular. Anteriormente, se permitía la transmisión con contraprestación de la oficina de farmacia de la que se fuera titular, cuando se conseguía una nueva.

Con estas dos condiciones se amplían las oportunidades para quienes aún no han sido titulares de una oficina de farmacia con anterioridad, eliminando, para el caso de los concursos de nuevas oficinas, la barrera económica que limita las posibilidades de la mayoría, incluso de quienes son ahora titulares de oficinas en pequeñas poblaciones.

En cuanto a los criterios de adjudicación, el baremo de méritos se basa fundamentalmente en capacitación técnica y méritos profesionales. Se tendrán en cuenta los méritos académicos, la formación postgraduada y la experiencia profesional. En este particular resaltar que se puntúa igual la experiencia profesional en oficina de farmacia de una persona que lo ha ejercido como titular, que como adjunto, sustituto o regente. Se incrementa en un 10% sobre el total, la puntuación de aquellos participantes que acrediten situación de desempleo.

La Comisión de Baremación, que estará formada por personal de la Administración y del sector farmacéutico, será un instrumento de transparencia e independencia que decida en las adjudicaciones.

Una vez adjudicadas las farmacias, los procedimientos para la instalación y funcionamiento de las mismas se tramitan por las correspondientes delegaciones provinciales y también queda recogido en la Orden los requisitos, plazos y demás disposiciones para llegar hasta la apertura efectiva al público de las nuevas farmacias.

En suma, este concurso público supone un hito en la planificación y ordenación farmacéutica de Andalucía, en el que la transparencia, el interés ciudadano y la igualdad de oportunidades son los ingredientes principales de un proceso con impacto en el empleo, que colabora a mejorar la calidad de vida de muchas áreas de nuestra comunidad autónoma.

Celia Gómez González
Directora General de Planificación e Innovación Sanitaria
Consejería de Salud. Junta de Andalucía

 

Comments