UNIDAD 7


Fisiología del miocardio


El miocardio es un tejido excitable y presenta 4 propiedades fundamentales:

Excitabilidad (Función Batmotrópica) La excitabilidad es una propiedad común de las neuronas y la células musculares. Es la capacidad de las células de transmitir un potencial de acción.


Automatísmo (Función cronotrópica] El corazón genera los impulsos que producen su contracción. El automatismo es una propiedad intrínseca del corazón modulada por factores extrínsecos como la inervación vegetativa, hormonas, iones, temperatura. La prueba más evidente del automatismo cardíaco es que el corazón aislado y perfundido con soluciones salinas adecuadas sigue contrayéndose rítmicamente.


Conducción de impulsos (Función Dromotrópica). Los impulsos generados por el nodo sinoatrial son conducidos por medio delSistema de conducción eléctrica del corazón. El dromotropismo indica la capacidad del miocardio para conducir estos impulsos.


Contractilidad (Función Inotrópica). La contractilidad del miocardio indica el grado de fuerza que este puede ejercer para vencer laresistencia vascular.




INERVACIÓN DEL CORAZÓN.
Los nervios que llegan al corazón regulan la frecuencia cardiaca de generación y la conducción del impulso cardiaco, pero no lo inician, ya que el corazón genera su propio impulso.



El corazón es inervado por las fibras nerviosas autonómicas del plexo cardíaco, el cual a menudo se divide artificialmente en porción superficial y profunda. Esta red nerviosa se describe más frecuentemente como discurriendo sobre la superficie anterior de la bifurcación de la tráquea. Por otro lado, su primera relación es la cara posterior de la aorta ascendente y la bifurcación del tronco pulmonar. 
El plexo cardíaco está formado por fibras simpáticas y parasimpáticas que se dirigen al corazón. Las fibras se distribuyen a lo largo de los vasos coronarios y los componentes del sistema de conducción, principalmente el nodo sinoatrial.
v Inervación simpática:

Se realiza a través de fibras presinápticas, con los cuerpos celulares en las columnas celulares intermediolaterales (IML) de los cinco o seis segmentos superiores de la medula espinal, y las fibras postsinápticas, con los cuerpos celulares en los ganglios paravertebrales cervicales y torácicos superiores de los troncos simpáticos. Las fibras postsinápticas cruzan los nervios esplácnicos cardiopulmonaresy el plexo cardíaco para finalizar en los nodos sinoatrial (SA) y atrioventricular (AV) y en relación con las terminaciones de las fibras parasimpáticas de las arterias coronarias.
La estimulación simpática causa:

· Aumento de la frecuencia cardíaca.
· Impulsa la conducción.
· Fuerza de contracción.
· Y, al mismo tiempo, aumenta el flujo sanguíneo a través de los vasos coronarios para soportar el aumento de actividad.
La estimulación adrenérgica del nodo SA y del tejido de conducción aumenta la frecuencia de despolarización de las células del marcapasos al mismo tiempo que aumenta la conducción atrioventricular. La estimulación adrenérgica directa desde las fibras nerviosas simpáticas, además de la estimulación hormonal (adrenal) indirecta aumenta la contractilidad atrial y ventricular. La mayoría de los receptores adrenérgicos en los vasos coronarios son β2, provocan relajación (o tal vez inhibición del musculo liso vascular y, por tanto, dilatación de las arterias. Esto aporta más oxigeno y nutrientes al miocardio durante periodos de aumento de actividad.
v Inervación parasimpática:

Se realiza a partir de fibras sinápticas de los nervios neumogástricos. Las células parasimpáticas postsinápticas (ganglios intrínsecos) se localizan en la pared atrial y tabique interatrial cerca de los nodos SA y AV a lo largo de las arterias coronarias. La estimulación simpática:

· Enlentece la frecuencia cardiaca.
· Reduce la fuerza de contracción.
· Contrae las arterias coronarias, ahorrando energía entre periodos de aumento de demanda.
Las fibras parasimpáticas postsinápticas liberan acetilcolina, la cual se une a receptores muscarínicos para:
ü Enlentecer la frecuencia de despolarización de las células del marcapasos.
ü Enlentecer la conducción atrioventricular.
ü Disminuir la contractilidad atrial.





NERVIOS CARDÍACOS DEL SIMPÁTICO:
Están representados por tres nervios que tienen su origen en los ganglios cervicales superior, medio e inferior del tronco simpático. Los nervios cardíacos cervical superior y medio siguen a las arterias carótidas y contribuyen a formar plexos cardíacos, pasando por detrás de la aorta. El nervio cardíaco cervical inferior, más posterior y más corto, llega también por detrás de la aorta.





NERVIOS CARDÍACOS DEL PARASIMPÁTICO:
Se distribuyen igualmente nervios cardíacos cervicales superficiales e inferiores y nervios cardíacos torácicos. Estos son más difíciles de identificar que los nervios cardíacos del simpático, por el mayor número de raíces nerviosas que los forman. Los primeros nacen del segmento cervical del neumogástrico, a alturas variables. Los segundos provienen del nervio laríngeo recurrente a la derecha y del neumogástrico intratorácico a la izquierda. En cuanto a los nervios torácicos, se originan del laríngeo recurrente a la izquierda y del neumogástrico intratorácico a la derecha. La mayor parte de los nervios cardíacos del neumogástrico (pero no todos) pasan delante de la aorta.
Comments