PRESENTACIÓN

 
 
Leemos en el capítulo 25 del Evangelio de Mateo:
 
“¡Venid, benditos de mi Padre! Heredad el reino que ha sido preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; estuve desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; estuve en la cárcel, y vinisteis a mí.”
Entonces los justos le responderán diciendo: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te sustentamos, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te recibimos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y fuimos a ti?”
Y respondiendo el Rey les dirá: “De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis.”
 
 
Hay en mi corazón dos inquietudes: una es que busco a Dios y nunca acabo de encontrarlo, la otra es que no pasa día en que no me vengan a la mente las personas que no tienen comida, ni casa, ni salud, ni futuro... hermanos míos... cuando yo tengo más de lo que necesito.
Estas dos inquietudes que yo pensaba que eran distintas quizá tengan la misma respuesta: "lo que hicisteis a uno de éstos, a Mí me lo hicisteis"
 
Quienes estamos iniciando este grupo llevamos al menos una de esas dos inquietudes en el corazón, por eso, estamos proyectando pasar un mes o quince días en Calcuta colaborando con las misioneras de la Caridad en la casa de los moribundos, en el hogar infantil, o donde cada uno pueda y dejando que el dolor de los demás nos toque el corazón y nos ponga en movimiento.
 
Para conocernos, profundizar en lo que queremos hacer, solucionar los detalles prácticos y crear lazos entre nosotros... y con Jesús, nos reuniremos un viernes al mes en la residencia de sacerdotes ancianos del Buen Pastor para compartir un momento tranquilo de oración con ellos, encomendar este proyecto, y profundizar en nuestras motivaciones y en la inspiración de la Madre Teresa de Calcuta cuyos pasos seguimos.
 
Estos ratos de oración y de diálogo nos irán preparando interiormente para el encuentro con Cristo en los pobres, los enfermos y los moribundos en Calcuta, pero también en el resto de los compañeros, en las misioneras de la Caridad y en los que viven a nuestro lado. 
 
  
 
ĉ
salomé Arricibita,
10 de ene. de 2011 2:15
ĉ
salomé Arricibita,
10 de ene. de 2011 2:36
ĉ
salomé Arricibita,
3 de mar. de 2011 5:29
ĉ
salomé Arricibita,
3 de mar. de 2011 5:29
Ċ
SALOME ARRICIBITA,
9 de may. de 2012 2:23
ĉ
SALOME ARRICIBITA,
9 de may. de 2012 2:15
ć
salomé Arricibita,
10 de ene. de 2011 2:14
ĉ
SALOME ARRICIBITA,
9 de may. de 2012 2:22
ĉ
Madre Teresa de Calcuta,
13 de ene. de 2010 23:49
ĉ
SALOME ARRICIBITA,
9 de may. de 2012 2:12
ĉ
SALOME ARRICIBITA,
9 de may. de 2012 2:09
ĉ
Madre Teresa de Calcuta,
5 de nov. de 2009 14:59
ĉ
Madre Teresa de Calcuta,
13 de ene. de 2010 23:54
Comments