Personajes‎ > ‎

Gonçalves da Câmara, Luis

Evento Fecha País Provincia Ciudad
Nacimiento Hacia 1519 Portugal Isla de Madeira Funchal
Ingreso a la Compañia 1545-04-27 Portugal Região do Centro (Beiras) Coimbra
Ordenación Antes de 1547 Portugal Região do Centro (Beiras) Coimbra
Profesión Ultimos Votos 1553-03-30 España La Rioja Logroño
Muerte 1575-03-15 Portugal   Lisboa
DHSJ Tomo I, Páginas 608-609 (J. Vaz de Carvalho)

Síntesis biográfica

Luis Gonçalves da Câmara nació hacia el año 1519 en la isla portuguesa de Madeira, donde su padre era Gobernador. En 1535 comenzó estudios en la Universidad de Paris, Colegio de Santa Bárbara, en donde se relacionó con Pedro Fabro y demás compañeros de Ignacio de Loyola, quien había marchado a España desde comienzos de la primavera de ese mismo año. Obtenido su grado de Maestro en Artes, regresó a Portugal para iniciar estudios de Teología en la Universidad de Coimbra.

Tras su ingreso a la Compañía de Jesús (Coimbra, 1545-04-27), fue enviado por unos meses al noviciado de Valencia por alejarlo de su familia, noble y poderosa, que se oponía a la decisión del joven. De regreso en Coimbra, en 1547 fue nombrado Rector del Colegio de Jesús. En 1548-08 formó parte, con Joao Nunes Barreto (1517-1562; futuro Patriarca de Etiopía), de la primera misión jesuita a Tetuán (Marruecos) encargada de prestar ayuda espiritual a los portugueses residentes allá y a los cristianos cautivos. El exceso de trabajo y la enfermedad motivaron su regreso a Lisboa, desde donde siguió atendiendo asuntos relacionados con la misma misión.

Llegado a Roma en 1553-05-23, enviado por el Visitador Miguel de Torres (1509-1593) en calidad de Procurador de la Provincia de Portugal a rendir informes sobre el preocupante estado de la misma como consecuencia de la equívoca gestión del primer Provincial (y compañero fundador) Simao Rodrigues (c1510-1579), ganó la confianza de Ignacio de Loyola (c1491-1556) —quien más adelante lo designó Consultor y Ministro de la Casa Profesa, en 1554-08— y permaneció allá hasta 1555-10-23, cuando salió de Roma de regreso a Portugal.

Gonçalves supo lograr del fundador y primer Prepósito General el que al fin se decidiera a atender las reiteradas solicitudes de algunos de sus compañeros —con Jerónimo Nadal (1507-1580) y Juan Alfonso de Polanco (1517-1576) entre los más insistentes— para que procediera a narrar con algún detalle las principales incidencias de su vida. Bajo el título de «Acta Patris Ignatii», Gonçalves consignó por escrito cuanto Ignacio le fue relatando en torno a su vida, entre sus años mozos y el comienzo de su tramo final a partir del año 1538. La narración se desarrolló en tres ocasiones separadas: agosto-septiembre de 1553; marzo de 1555; y, septiembre-octubre de 1555. El jesuita portugués transcribió cuanto escuchó de labios de Ignacio en la que se conoce como la «Autobiografía» del santo, obra de capital importancia para conocer la evolución interna del fundador de la Compañía de Jesús y la génesis de la nueva Orden religiosa. Gonçalves llevó además un «Memoriale» sobre sus experiencias en la Casa Generalicia, entre el 26 de enero y el 18 de octubre de 1555, en cuya redacción definitiva se ocupó al final de sus días.

Aparte de esas dos obras, salidas de su pluma, a Gonçalves se le relaciona con dos célebres textos ignacianos: la «Carta de la Perfección» (1547-05-07) dirigida a la comunidad escolar de Coimbra, de la que Gonçalves era por entonces Rector; y, la «Carta de la Obediencia» (1553-03-26) dirigida a la Provincia de Portugal, en respuesta a una misiva de Gonçalves, del 6 de enero precedente, en la que daba cuenta de la situación de la Provincia.

Después de la muerte de Ignacio (Roma, 1556-07-31), Gonçalves regresó a Roma en 1558 para asistir a la Primera Congregación General que eligió a Diego Laínez (1512-1565) para suceder al fallecido Prepósito General. La misma Congregación General designó a Gonçalves Asistente para Portugal, lo que determinó su permanencia en Roma hasta julio de 1559 cuando, a instancias de la Corte lusa, hubo de regresar a Portugal para encargarse de la formación del joven Rey Sebastián I (1554-1578; Rey bajo regencia, 1557-1568; Rey, 1568-1578) quien huérfano de su padre el Príncipe Heredero Juan Manuel (1537-1554) desde antes de nacer y abandonado por su madre Juana de Austria y España (1535-1573) desde recién nacido, había quedado al cuidado de su abuela paterna Catalina de Austria (1507-1578). Gonçalves se convirtió en profesor y confesor del joven heredero. La misma reina abuela trató más tarde de alejar al jesuita de la Corte, acusándolo de estorbar los planes matrimoniales para Sebastián.

Designado Provincial de Portugal, en 1574 fue sustituido por Manuel Rodrigues (1534-1596) por decisión de Everardo Mercuriano (c1514-1580; Prepósito General, 1573-1580) a la vista de los informes rendidos sobre la situación de la Provincia por Simao Rodrigues (c1510-1579) a su regreso a Portugal tras dos décadas de ausencia. Gonçalves murió en Lisboa, el 15 de marzo de 1575. Su antiguo pupilo, el joven Rey Sebastián I se mostró profundamente afectado al recibir la noticia en Evora.