Auriculoterapia

La auriculoterapia es una técnica relativamente reciente surgida en las años 50 a manos del Dr. Nogier, y que consiste en la estimulación de diferentes puntos de la oreja con los dedos, agujas o un láser.

Está basada en la hipótesis de que la oreja simboliza un feto que tiene la cabeza hacia abajo. A partir de esa premisa, se identificaron un total de 30 puntos principales de presión que corresponden a diferentes órganos y partes del cuerpo.

Al concebir la oreja como un feto, el lóbulo (parte de abajo) corresponde a la cabeza, el caracol que se forma en el centro vendría a ser el abdomen, el borde superior sería la columna y la parte superior la zona de piernas y pies.

La auriculoterapia en un sentido amplio tiene varias indicaciones, como ayudar a evitar el nerviosismo, a dejar de fumar, mejorar el sueño, prevenir alergias, aliviar dolores, regular diferentes sistemas del organismo, y equilibrar procesos físicos como son la respiración, la digestión o las excreciones.

Al comenzar una consulta, el profesional busca con precisión los puntos más dolorosos dentro de una zona concreta. Después, utiliza diferentes medios para estimularlos.

La terapia no suele presentar efectos secundarios aunque tiene ciertas contraindicaciones en el caso de mujeres embarazadas, pacientes con fuertes anemias o fatigados. Para evitar cualquier problema siempre es bueno consultarlo antes de realizar la terapia.

Por último mencionar algunas ventajas que presenta como son el fácil manejo que conlleva, la obtención de buenos y rápidos resultados, es una terapia económica, muy valiosa para el diagnóstico de las enfermedades, se puede aplicar como medida terapéutica y preventiva y no interfiere en otro tipo de tratamientos.