La circulación sanguínea

    La circulación en el hombre es doble y completa. Doble porque pasa dos veces por el corazón, y completa porque la sangre pobre en oxígeno nunca se mezcla con la sangre rica en oxígeno.

    Hay dos circuitos: circulación mayor o sistémica y circulación menor o pulmonar:

    Circulación mayor: la sangre cargada de oxígeno llega por la vena pulmonar a la aurícula izquierda, pasa el ventrículo y desde aquí a la arteria aorta, que reparte la sangre por todo el cuerpo. Las arterias se van ramificando poco a poco en vasos de menor diámetro, hasta llegar a los capilares, ya en los órganos, la sangre se recoge en las venas que van aumentando de calibre según se acercan al corazón. Esta sangre está cargada de dióxido de carbono (CO2).

    Circulación menor: a la aurícula derecha llega la sangre por la vena cava. Desde aquí pasa a ventrículo y a la arteria pulmonar, que lleva la sangre hasta los pulmones, donde, en  capilares, se produce el intercambio de gases. La sangre rica en oxigeno sale por la vena pulmonar hasta llegar a la aurícula izquierda del corazón, cerrando de esta manera el circuito.

     

    La sangre

     El hombre tiene aproximadamente cinco litros de sangre, que corresponde al 7% de su peso.

    Está formada por el plasma y las células sanguíneas.

    1.       El plasma: está compuesto por agua en un 90% y sustancias disueltas

    ·         Proteínas: albúminas, con función transportadora, globulinas, intervienen en la defensa del organismo frente a infecciones, fibrinógenos, actúa en la coagulación sanguínea.

    ·         Sales inorgánicas: mantienen el pH interno, la cantidad de agua, etc. Se pueden clasificar en aniones: cloruros, bicarbonatos, sulfatos, fosfatos, etc., y cationes: Na+, K+, Ca+, Mg2+.

    ·         Sustancias orgánicas: procedentes de la actividad celular o de la digestión, van circulando por el torrente circulatorio. Entre otras tenemos: glucosa, aminoácidos, urea, ácido úrico, sustancias absorbidas por la  piel (pomadas, etc.), antibióticos, hormonas, etc.

    2.       Células sanguíneas:

    ·         Eritrocitos: son las células encargadas de transportar el oxígeno (O2) procedente del aire, y el dióxido de carbono (CO2) que producen las células den su metabolismo. Estos gases se unen a una proteína denominada hemoglobina, que contiene átomos de hierro. El color rojo de la sangre se debe a dicha molécula.

    ·         Los eritrocitos son células enucleadas (sin núcleo) con forma de discos bicóncavos, capaces de atravesar tejidos para llevar el oxígeno a todas las células del organismo.

    ·         Leucocitos: conjunto de células con núcleo, de morfología variada, responsables de producir una respuesta frente a un organismo patógeno. Hay diferentes tipos, cada uno con una función determinada en la defensa de nuestro organismo frente a las infecciones.

    ·         Plaquetas o trombocitos: son las células que intervienen en la coagulación sanguínea. Responsables de taponar los vasos sanguíneos cuando en ellos se produce alguna lesión. Son necesarias, además, otras sustancias que actúan a modo de cemento, uniendo entre sí las plaquetas: factores de coagulación, calcio, vitamina K, fibrinógeno, etc.

    Č
    ĉ
    ď
    antonio megia,
    27/11/2009 3:26
    Comments