Alimentación y buen humor

 
Los alimentos energéticos son los que proporcionan una dosis extra de vitalidad cuando se realiza un gran esfuerzo físico o cuando parece que el cuerpo se ha quedado sin combustible para seguir adelante.
En estos casos se puede recurrir a los preparados llamados energéticos, aunque también hay alimentos naturales que ayudan a remontar la sensación de cansancio.
Sin embargo, a veces se necesita un poco de energía extra, y para lograrla hay un amplio abanico de posibilidades
.
 
 
ENERGIA ENVASADA:
Bebidas, barritas y gelatinas energéticas están elaboradas a base de carbohidratos, proteínas, vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales. Son una ayuda inapreciable para las personas que practican deportes de larga duración y que requieren un gran esfuerzo físico, como el ciclismo, la escalada o los maratones. }
 
 
 
 
  
ALIMENTOS POR EL LIBIDO:
 
 
En la lista de alimentos que se dice aumentan el deseo sexual, el chocolate se sitúa tradicionalmente en primer lugar, seguido muy de cerca por las fresas y los mariscos.

La larga lista de alimentos afrodisíacos elaborada a lo largo de siglos incluye desde la sopa de aleta de tiburón a la miel.

Las vitaminas C y E son las responsables del poder afrodisíaco de ciertos alimentos, puesto que la vitamina C actúa sobre el sistema endocrino u hormonal y la E sobre los órganos reproductores.

El olor y la vista estimulan los sentidos y son parte importante de un menú afrodisíaco.

Así, las especias como la canela, el clavo y la pimienta, que además son energizantes, deben formar parte de ese menú.

También están considerados afrodisíacos el espárrago, la zanahoria y el apio, junto al higo, el aguacate, y la berenjena –además de por su forma, que evoca la de los órganos sexuales masculino y femenino- por sus propiedades energizantes.
 
 
 
 


 
ENERGIA EN ALIMENTOS:
 
 
Agua, bicarbonato, azúcar y limón forman una bebida apropiada para mantener una buena hidratación. Los frutos secos y el chocolate negro se cuentan entre los alimentos que proporcionan una inyección inmediata de energía.
Cuando la necesidad de energía es mayor, lo mejor es combinar los tres grupos de alimentos: los que tienen un gran aporte energético, los que favorecen el crecimiento y la formación de masa muscular, y finalmente los que hacen más fácil la absorción de los dos grupos anteriores.
Los alimentos más energéticos son los carbohidratos, como arroz y pastas y sus derivados, los azúcares, los aceites y los frutos secos.

Los que intervienen activamente en el desarrollo óseo y muscular son las carnes y pescados, huevos, legumbres y lácteos. Este grupo recibe el nombre de alimentos plásticos o de construcción.
 
 
 

Vídeo de YouTube