Humanistas: ¡Unios!


 

HUMANISTAS: ¡UNIOS!

 

 

El hombre en sus inicios estaba condenado a desaparecer, no tenía la velocidad del leopardo, ni la agilidad del mono, ni la fuerza del león, ni siquiera podía esconderse debido a su tamaño; era la criatura mas indefensa de la tierra. Tomo conciencia del peligro y desesperado comenzó a pensar, y desde entonces no ha dejado de hacerlo.

 

Contingencia de los mundos:

 

Dentro de los mundos posibles está el propuesto por Vingen, el cual parte del análisis de una de las tantas dimensiones (la dimensión tecnológica y en particular las máquinas) que influyen sobre los cambios de los mundos posibles (espacios de estados). Pero existen otras dimensiones que están influyendo sobre los cambios posibles como la vertiente social (conciencia social), la religiosa, la cultural, la biológica, etc.

 

Si hacemos abstracción de todas las otras fuerzas y consideramos solo el vector tecnológico de las máquinas: la sociedad posthumana es factible, si tenemos en cuenta las demás fuerzas, esta sería tan solo una posibilidad (nada remota) entre tantas.

 

La pregunta es: ¿Qué campo humano la máquina no será capaz de abordar? ¿Será en todo mas eficiente que el hombre? Vista como otra inteligencia no humana, sin las motivaciones del hombre, capaz de superar al hombre en todas sus actividades incluso el arte. ¿Que hará el hombre entonces? ¿Tendrá el hombre que imitar a las máquinas? ¿Se dedicará a desarrollar sus potencialidades espirituales?

 

Como dijimos antes, el hombre no se dedicará a las producciones a gran escala, para ello estarán las máquinas. Cuando se dice máquinas hay que tener en cuenta la variedad de máquinas que existirán, desde el mundo actual resulta casi imposible una clasificación exacta, pero podemos de acuerdo al grado de inteligencia dividirlas en tres grupos: máquinas superinteligentes, máquinas inteligentes y máquinas convencionales.