Los niños tienen derecho a dar a conocer sus opiniones

Este derecho no es aplicable solo a los niños, sino a toda la humanidad. Los niños, aunque no sean personas adultad y maduras, también opinan, tienen ideas, deseos y propuestas, y muchas son válidas. Por ello, hay que respetar la libertad de expresión a todas las edades, y permitir que los más pequeños expresen lo que piensan, para que puedan buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de todo tipo, además de desarrollar su comunicación y sociabilidad.

Además, así es posible una mejor educación, orientada a los gustos y preferencias de los niños, cosa que solo podemos conocer si ellos lo expresan.
 

También el niño debe ser escuchado, y ser valorada su opinión seriamente en caso de estar en procesos judiciales o administrativos.

Claro está, en todos los casos la opinión debe ser valorada por los adultos en función de la madurez y edad del niño.
 
María Caballero Gámez
Comments