Pesca submarina


Este es mi deporte faborito, acontinuacion explicare un poco de que va y los peligos que entraña practicar este deporte.

La pesca submarina es un deporte muy exigente, puesto que su practica requiere una gran adaptacion física al medio acuatico. Tambien se le concidera un deporte de riesgo puesto que momentaneamente suspendemos nuestra respiracion para poder sumergirnos en busca de una captura. 

Tecnicas de la pesca submarina

La pesca submarina tiene varias tecnicas todas ellas muy dificiles de realizar puesto que para realizarlas con exito hay que tener una gran apnea.

La pesca  profunda

 Es aquella que se practica (a 30 o más metros) no es muy practicada debido a que es un tipo de pesca en la que es imprescindible conocer y dominar sus leyes para sobrevivir.


Se practica en zonas como Mallorca, costa norte del Mediterráneo, estos lugares son mas adecuados para ello ya que el agua es más cálida y clara y el pescado se desplaza a más profundidad.

Los tres amigos del profundista: el agua clara, cálida y la ausencia de corriente.

Sus tres enemigos: todo lo contrario, el agua fría, sucia y la corriente. En el agua sucia la piedra se descubre en el ultimo momento. El agua fría impide que los músculos se relajen; el pescador cuando está rígido es menos hidrodinámico. La corriente impide prepararse adecuadamente y descender en vertical.

 

 

Pesca al agujero:

este es un tipo de pesca que básicamente consiste en inspeccionar las piedras del fondo en busca de una grieta donde pudiera haber un pescado guarecido. A priori puede parecer algo muy sencillo, pero hay que tener en cuenta numerosos factores de los que dependerá nuestro éxito, como por ejemplo saber que piedras son las buenas, ya que no es plan peinar el océano, pues a la vigesimoquinta vez que bajes y subas sin nada más que algas liadas en el fusil, recogerás los bártulos y te iras a la pescadería más cercana, que ahí además puedes escogerlos.

 

Pesca a la caida:

Esta técnica consiste, básicamente, en caer hacia un pez con la intención de dispararle.
Esto puede parecer muy fácil, ya que solo consiste en ver un pez desde la superficie, descender, apuntar y disparar. Nada más lejos de la realidad, yo lo comparo a llevar los pies atados e intentar coger a alguien que va en moto, ya que medirse con un pez en aguas libres roza el arte.

La captura de un pez a la caída es fruto de una serie de movimientos realizados con máxima perfección, en la que cualquier fallo supone la pérdida casi segura de la pieza perseguida.

 

 

Pesca a la espera:

Consiste básicamente en jugar con la curiosidad de los peces e intentar que se acerquen lo más posible para poder dispararles.

Uno de los primeros errores que se cometen es el de decir que las esperas se realizan en el fondo. Si bien esto es lo más común; puede ocurrir que se realice en media agua, o en casos más raros, desde la superficie.

Puede que alguna vez hayas intentado quedarte inmóvil en el fondo por que hayas oído hablar a alguien de esta técnica. Supongo que con solo diez segundos de mirar hacia los lados y no ver ni un triste pez en 20 m a la redonda se acabe tu paciencia y hayas desechado por completo esta modalidad, ¿no? Si no es así, puede que algún pez despistado haya sentido curiosidad y merodease a tu alrededor a unos 5 m de ti, y tu, con los pulmones pidiendo auxilio y maldiciendo el poco atrevimiento del dichoso pez optases por la subida, con la consiguiente carcajada del bicho. Bueno, pues eso es una pequeña introducción a la pesca a la espera, que como has podido comprobar, es bastante dificultosa 

Consiste básicamente en jugar con la curiosidad de los peces e intentar que se acerquen lo más posible para poder dispararles.

Uno de los primeros errores que se cometen es el de decir que las esperas se realizan en el fondo. Si bien esto es lo más común; puede ocurrir que se realice en media agua, o en casos más raros, desde la superficie.

Pescando a la esperaPuede que alguna vez hayas intentado quedarte inmóvil en el fondo por que hayas oído hablar a alguien de esta técnica. Supongo que con solo diez segundos de mirar hacia los lados y no ver ni un triste pez en 20 m a la redonda se acabe tu paciencia y hayas desechado por completo esta modalidad, ¿no? Si no es así, puede que algún pez despistado haya sentido curiosidad y merodease a tu alrededor a unos 5 m de ti, y tu, con los pulmones pidiendo auxilio y maldiciendo el poco atrevimiento del dichoso pez optases por la subida, con la consiguiente carcajada del bicho. Bueno, pues eso es una pequeña introducción a la pesca a la espera, que como has podido comprobar, es bastante dificultosa.

Pesca en pareja:

Esta demostradísimo que esta modalidad de pesca traduce muchos de los accidentes más comunes en meras anécdotas con final feliz, y que de habernos encontrado solos hubieran tenido fatales consecuencias. El que se haya dedicado a la pesca en solitario seguro que alguna vez hubiese deseado tener a alguien a su lado que le sacase de un apuro en una situación crítica. Desde hace algún tiempo la práctica de la pesca en pareja es mucho más común entre los nuevos pescasub y dejan atrás los días del pescador solitario y bohemio receloso de revelar sus secretos.

Ayuda del compañero en superficieTienes que tomar conciencia de que el deporte que has escogido o estás a punto de escoger, es un deporte denominado de alto riesgo, y no es un calificativo sin fundamentos, todo lo contrario, se lo ha ganado con el paso del tiempo. Pero hay que romper una lanza a su favor diciendo que la prudencia reduce considerablemente ese factor de riesgo, pues si se intenta bajar a 40 m sin haber superado nunca los 15 estamos cometiendo una imprudencia, y lo más probable es que tengamos un accidente fatal. Es muy importante practicar la pesca en pareja cuando nos estemos iniciando en este deporte, y lo más recomendable es hacerlo con alguien más experimentado y que conozca bien la zona por donde nos vayamos a mover.

El éxito de esta modalidad de pesca se basa mas que en otra cosa en el grado de compenetración que llegues a alcanzar con tu compañero. Pues bien, donde parece que empieza la parte más fácil, es donde casi siempre más se complica, y es que encontrar un compañero que se adapte a nosotros no es tan fácil como parece a priori.
Encontrar un buen compañero es un poco comparable a encontrar pareja sentimental, al principio todo es idílico, pero seguro que pronto surgen discrepancias, que de no solucionarse, llevarán al traste la relación.

Pesca poco profunda:

Como es lógico, esta modalidad de pesca es la que practicamos todos cuando nos iniciamos en este deporte, pero no por esto es una modalidad exclusiva de los aprendices, porque en muchas ocasiones los grandes especialistas también recurren a ella. Se han hecho grandes pescadas y se han ganado importantes competiciones pescando a poca profundidad,