Nosotros‎ > ‎

Shihan Kazuo Igarashi




1946 Nace en la prefectura de Nigata, Japón
1961-1964 Escuela Tsurumi , prefectura de Kanagawa, miembro del club de Judo.
1964-1968 Universidad de Meiji, miembro del club de Aikido.
1973 Ingresa a Kobayashi Dojo como alumno pupilo (uchi-deshi) formándose como instructor.
1978 Invitado por Aikikai Suecia y Finlandia a impartir clases.
1983 Funda AIKIDO HASHIMOTO DOJO en Hashimoto, Sagamihara-shi, Kanagawa
Enero 2000 Obtiene el 7th DAN


Texto original en inglés extraído del sitio oficial de Igarashi dojo sección “profile”:

http://home.att.ne.jp/moon/igarashidojo/english/english.html

Traducido y editado por Nahuel Lombardi


De Aiki News 2000 N° 126 (Fascículo de Otoño)


Dedicando su vida al Aikido con maestros y amigos


Entrevista con Kazuo Igarashi (7° Dan)

Aikido Hashimoto Dojo en Hashimoto, Sagamihara-shi, prefectura de Kanagawa. Muchos aikidokas traspiran el dogi todos los días en este dojo que tiene como sensei a Kazuo Igarashi Shihan, 7mo Dan. Además de enseñar en su dojo, Igarashi viaja por el mundo enseñando Aikido, el Aikido que le enseñó su Sensei Yasuo Kobayashi Shihan.

Le hacemos algunas preguntas sobre Aikido:

Una niñez tímida

AIKI NEWS_ Sabemos que usted entrena con Kobayashi Shihan desde que era estudiante universitario y que después de eso dio clases para él por largo tiempo, pero usted nació en la prefectura de Niigata, verdad?

IGARASHI_ Si, nací en Mikawa-mura Higashi Kanbara-gun, prefectura de Niigata en 1946, justo después de la Segunda Guerra Mundial. Vivíamos cerca del límite con la prefectura de Fukushima. Nuestra villa vecina era Tsugawa, donde nació Shiro Saigo (Famoso judoka), vivimos ahí hasta mis 4 años. Durante mi niñez nos mudábamos con frecuencia porque mi padre trabajaba en una compañía de seguros de vida. Desde mis 5 años, el mayor período que estuvimos sin mudarnos fue de 2 a 3 años; y el más corto fue de 6 meses. Cuando iba a la escuela primaria nos mudamos 3 veces y en la secundaria baja otras 3 más. Con cada mudanza tenía que cambiar la escuela; mi primaria fue en Niigata y mi secundaria en Sapporo, Hokkaido.

Tal vez crean que fui un buen esquiador porque crecí en un país nevado. Viví en Takada, ciudad de Jo etsu alrededor de mi tercer año de primaria. En Takada fue donde se originó el esquí en Japón. En las clases de educación física en invierno, bajábamos la montaña esquiando. En mi generación usábamos botas de goma largas atadas a los esquís. No se veía bien.

Cuando era chico no me molestaba mudarme, pero a medida que fui creciendo, hacer amigos se hacía difícil cambiando tanto de escuelas. Entonces me aislé y mantuve amigos íntimos de la secundaria.

AIKI NEWS_ Entonces empezó a entrenar artes marciales, pero la primera no fue Aikido sino Judo, verdad?

IGARASHI_ Cuando entré a la secundaria alta Tsurumi en Yokohama, era tímido y quería cambiar mi personalidad. Por eso empecé Judo. Hasta entonces no había hecho mucho deporte y era particularmente malo en deportes con pelotas. Por eso elegí Judo. Recibí el Sho-Dan en tres años.

Trotaba como parte de mi entrenamiento en el parque Mitsuike. Como el terreno era irregular, era muy difícil el entrenamiento. Yo era chico, medía 1,6 ms y pesaba 50 kg, por eso no podía competir directamente. Judo me ayudo a dejar de ser tímido y a ser más extrovertido y seguro. A pesar del duro entrenamiento era divertido. Fue una buena experiencia aprender otras artes marciales, además del Aikido.

El encuentro con Aikido

AIKI NEWS_ ¿Fue a la universidad de Meiji?

IGARASHI_ Si, en abril de 1964 entré a la facultad de economía y política. Ahí fue donde vi Aikido por primera vez. Me gradué de la facultad, pero prefiero decir que me gradué del Club de Aikido de la Universidad de Meiji. (Risas)

Había un club de Aikido en la universidad alrededor de 1955, lo había fundado Kobayashi Sensei cuando era estudiante. Yo no conocía Aikido hasta que termine la secundaria, en ese entonces no era un arte marcial popular. No vi ninguna publicación de Aikido, tal vez había algunas. La primera vez que lo vi fue en una exhibición promocional para principiantes de Karate Shorinji Kempo y Aikido. Ahí fue cuando Aikido atrapó mi corazón.

AIKI NEWS_ ¿Es verdad que Kobayashi Sensei fue instructor de Aikido en la Universidad de Meiji cuando era joven?

IGARASHI_ Si, Kobayashi Sensei era exactamente 10 años mayor que yo y rebosaba de energía. Aunque era joven no era agresivo. Pero cuando hablé con sus alumnos más antiguos me dijeron que Kobayashi Sensei solía ser muy agresivo y duro. Yo entrenaba 2 horas intensivas 6 días a la semana excluyendo los sábados. La jerarquía entre maestro y alumno era muy estricta.

AIKI NEWS_ ¿Qué aspecto del Aikido le atrajo?

IGARASHI_ Por ejemplo, en Judo una persona de contextura pequeña jamás le ganará a una de contextura grande. Sin embargo, en Aikido hay más que el tamaño de la persona. Si lo ve a Kobayashi Sensei y a mí, los dos somos pequeños. No sólo Kobayashi Sensei era pequeño, Tohei Koichi Sensei and Ueshiba Kisshomaru Sensei también eran pequeños. Aunque eran pequeños, cuando se ponían el Aikido gi parecían más grandes de lo que eran en realidad. Los Senseis que eran de mi tamaño estaban muy comprometidos con el Aikido y eso me impresionó. Otro aspecto que me atrajo del Aikido fue que no tiene competencia, mientras que el Judo sí la tiene. Si hubiera una palabra que describa al Aikido, sería “Divertido”. Quería aprender cómo crear, tomar y usar el Ki. Aikido tiene un misticismo que el Judo no, y eso me atrapó. Cuando era estudiante tuve la oportunidad de asistir a clases en las que había muchos Senseis. Ahora la mayoría de ellos está en el extranjero. Antes de entrar a la Universidad de Meiji había un senpai (estudiante avanzado), Asai Sensei, que se comprometió a enseñar Aikido en Alemania. El tenía cuatro años más de práctica que yo, así que cuando yo entré él se estaba graduando. Nos extrañamos.

AIKI NEWS_ ¿O’Sensei vivía en esa época?

IGARASHI_ Si, lo vi muchas veces cuando practicaba. Yo pensaba que Waka Sensei*1 (el Doshu anterior) era increíble, pero O’Sensei estaba más allá de lo creíble. Pensé que era un dios, tenía una presencia divina a su alrededor. Cuando O’Sensei entraba al dojo se escuchaba que alguien gritaba “¡Alto!” y aplaudía, después todos los estudiantes formábamos en seiza y lo recibíamos. Frente a nosotros lanzaba al uchideshi y después nos contaba historias filosóficas.

*1 Waka Sensei = Sensei joven. También se lo llamó así a Moriteru Ueshiba cuando Kisshomaru Ueshiba vivía.

AIKI NEWS_ ¿Fue lanzado por O´Sensei?

IGARASHI_ No, es realmente una pena. Si hubiera sabido que me dedicaría a esto hubiera intentado que me arroje incluso si debía forzarme hacia él. Si me lo preguntó por las técnicas, le diré que sus movimientos daban la impresión de no hacer contacto con los uke cuando los tiraba, como en iriminage. Era raro ver Senseis que me arrojaron a mí, siendo arrojados por él.

AIKI NEWS_ ¿Recuerda algo más de cuando era estudiante en el Club de Aikido?

IGARASHI_ Recuerdo los campamentos, eran duros, pero emocionantes. La mitad del tiempo la pasábamos trabajando con peso y corriendo. Hacía eso para que se vayan algunos estudiantes porque las clases eran demasiado grandes.

También recuerdo las exhibiciones. Generalmente en ella yo usaba una espada de verdad para mostrar las técnicas de tachidori. Ahora tiemblo de sólo pensar en usar una, ni si quiera lo consideraría. Da demasiado miedo, es bueno ser joven y no tener miedo.

En mi tercer año de la universidad empecé Iaido y Judo en una universidad cercana. Después de entrenar Judo y muchas otras artes marciales comprendí la grandeza del Aikido.

Viviendo en Kobayashi Dojo

AIKI NEWS_ ¿Empezó a trabajar después de la Universidad?

IGARASHI_ Si, empecé a trabajar como editor en una editorial enfocada a la ingeniería. A mediados de los 60’, debido al crecimiento económico me vi forzado a trabajar día y noche, lo que me imposibilitó practicar Aikido por un tiempo. Iba a los eventos del dojo como el Etsumen geiko (Final del entrenamiento del año). Después de 5 años de trabajo me pregunté si este estilo de vida estaba bien para mí. Estaba tan compenetrado con el trabajo que no tenía nada de tiempo libre. Sabía que eso no era bueno para mí, era joven y necesitaba explorar cosas nuevas. Así que renuncié y me dedique al Aikido con más seriedad. Después le pedí a Kobayashi Sensei en la cena de inauguración del Dojo Tokorozawa que me permita ser alumno residente (uchi deshi).

AIKI NEWS_ ¿Así que Uchideshi?

IGARASHI_ No, vividor (Risas). Después de trabajar 5 años había ahorrado lo suficiente para vivir 2 años sin trabajar, así que le pedí a Kobayashi Sensei que me dejara vivir en su dojo. El Dojo Tokurozawa abrió en noviembre de 1972, yo planeaba ir a vivir ahí. Pero me ofrecieron la oportunidad de quedarme en el Dojo Kodaira, donde vivía Kobayashi Sensei. Me mudé el 1ro de enero de 1973. Por supuesto que pagué por mi estadía y por el entrenamiento.

Los estudiantes jóvenes me suelen preguntar cuánto me pagaban a mí y cuánto les pagarían a ellos por ser Uchideshi. Se sorprenden cuando les digo que el alumno le paga al Sensei.

La editorial en la que trabajaba me permitió trabajar en mi tiempo libre. Esto me permitió trabajar de día y volver al dojo a la noche. En 1973, Bruce Lee lanzó una película Blockbuster que generó un boom en las artes marciales. Los Senseis estaban muy ocupados y Kobayashi Sensei me preguntó “¿Qué quieres hacer? ¿Quieres ser instructor profesional?”. Me habían presentado la oportunidad de convertir esto en una carrera. Yo todavía no estaba seguro de la solvencia de ese trabajo, así que me anoté en un curso de acupuntura como respaldo. En 3 años me recibí de acupuntor y es el día de hoy que no ejercí todavía, pero siento que me sirvió. Los puntos de presión y los meridianos que aprendí se pueden usar en Aikido. Como Kobayashi Dojo se expandió a diferentes áreas, empecé a enseñar. Las experiencias que viví con Kobayashi Sensei haciendo cosas juntos como comer, tomar, bañarnos, y charlar hasta la mañana temprano fueron maravillosas.

Kobayashi Sensei decía que todas las comidas debían ser acompañadas con alcohol. Estoy seguro que para su esposa yo era una carga. Este estilo de vida duró hasta que me casé en 1976.

Enseñando en Europa

AIKI NEWS_ ¿Enseñó en Europa en 1978?

IGARASHI_ Si, Toshimura Ichimura Sensei me invitó a dar clases en Suecia, Finlandia y los países escandinavos. Antes de dejar Japón Kobayashi Sensei me indicó cómo relajarme la primera vez que enseño en otro país. Su sugerencia fue que, primero, hiciera seiza, que me incline (salude) y que mire a cada estudiante a la cara de una punta del salón a la otra. También me dijo que empezara la clase con suwari waza y que siguiera con ushiro waza. Su consejo fue muy bueno y me sirvió mucho. Al principio, cuando los estudiantes estaban sentados no me había dado cuenta cuán altos eran hasta que se pararon y no pude ver más la pared trasera. Estoy en problemas, pensé (Risas) y entendí por qué me dijeron que empiece con suwari waza. Noté que los estudiantes extranjeros son muy serios y respetuosos. Son muy entusiastas y les han enseñado bien sobre Aikido y O’Sensei. Volví a Japón después de viajar un año por los países escandinavos.

AIKI NEWS_ ¿Notó alguna diferencia cuando volvió a Japón?

IGARASHI_ Seguramente mi confianza, y me dijeron que mi enseñanza había mejorado. Como no me podía comunicar bien con mi inglés básico tuve que ingeniármelas con gestos y movimientos. Creo que mi enseñanza mejoró porque tuve que pensar en nuevas maneras de hacerme entender. Kobayashi Sensei también tiene un estilo propio de enseñanza. Hoy en día sigo viajando 2 veces al año a los países escandinavos.

Hoy soy quien soy gracias al Aikido

AIKI NEWS_ Gracias por su tiempo. Quisiera hacerle una última pregunta. ¿Qué beneficios obtuvo del Aikido?

IGARASHI_ ¿Beneficios? Hoy soy quien soy gracias al Aikido. No me interesaba ser instructor, pero después de muchos años de práctica en 1983 abrí mi propio dojo. Siento que no hice demasiado esfuerzo para llegar a ser quien soy hoy, pero todo salió perfectamente bien. Sigo viajando a los países escandinavos, Australia, Canadá, etc., pero teniendo 54 años, cuando viajo el cuerpo se queja y estoy considerando viajar menos. Asai Sensei me dijo que es un privilegio ser invitado, que si no le gustaba a otros no me iban a invitar más. Me sigo esforzando por enseñar porque todavía tengo que hacerlo en otros países. Si no tuviera nada que enseñarles a los estudiantes me sentiría inseguro, así que también practico. Hasta que me digan que no tengo nada más que ofrecer voy a seguir trabajando.


Entrevistador: Tsucasa Matsuzaki 5 de noviembre del 2000, en Hashimoto Dojo